En 1866, marineros del barco alemán llamado Paula arrojaron al mar una botella de ginebra con un mensaje adentro. 132 años después, ha sido encontrado este año en una playa en el oeste de Australia. Hasta ahora, el récord mundial del mensaje más antiguo en una botella era de 108 años, cuatro meses y 18 días entre el lanzamiento y el descubrimiento en Alemania en 2015.

El descubrimiento histórico fue realizado el pasado 21 de enero por Tonya Illman, mientras paseaba por la playa de Wedge Island, 180 kilómetros al norte de Perth, la capital estatal de Australia Occidental. "Se veía como una bonita botella antigua, así que la levanté pensando en que se vería bien en mi estantería", explicó la mujer, y añadió:

La novia de mi hijo descubrió la nota cuando se puso a limpiarla de arena. Estaba mojada, bien enrollada y atada con una cuerda. La llevamos a casa y la secamos. Cuando la abrimos vimos que estaba impresa y en alemán, con una parte a mano que casi no se veía.

Extrañados por la fecha en el mensaje, consultaron al Museo de Australia Occidental, que se dispuso a estudiar y autenticar el documento. En la parte de atrás se pedía a quien lo encontrara que escribiera dónde y cuándo lo había hecho y lo devolviera al Observatorio Naval de Alemania en Hamburgo o al consulado alemán más cercano.

El mensaje con fecha del 12 de junio de 1886 formaba parte de un experimento que condujo el Observatorio Naval de Alemania de 1864 a 1933 para entender mejor las corrientes de los océanos con el fin de encontrar rutas marítimas más rápidas y eficientes, explicó el Museo de Australia Occidental en un comunicado publicado este 6 de marzo.

"Miles de botellas fueron arrojadas a los océanos del mundo por barcos alemanes, cada una conteniendo una forma en la que el capitán escribiría la fecha en que fue arrojada, las coordenadas exactas en ese momento, el nombre del barco, su puerto de origen y ruta de viaje", indicaron los investigadores.

De las miles de botellas arrojadas por la borda durante el experimento de 69 años de duración, solo 662 mensajes fueron devueltos a Hamburgo y ninguna de las botellas. El descubrimiento histórico de Wedge Island ha subido ese total a 663, y es el único ejemplo conocido del tipo de botella utilizada. La última botella y nota que se encontró fue el 7 de enero de 1934 en Dinamarca.

La botella de ginebra, de la marca holandesa Daniel Visser & Zonen, también corresponde con el modelo de las botellas producidas por la compañía en ese momento, señalaron los investigadores holandeses. La botella probablemente llegó a las costas occidentales de Australia un año después de haber sido arrojada por la borda, concluye el informe de la investigación.

El hallazgo ha sido determinado como auténtico por la Agencia Federal Marítima e Hidrográfica de Alemania (BSH) y el Servicio Meteorológico Nacional de la República Federal de Alemania (DWD), ambas ramificaciones del Observatorio Naval Alemán responsable de la investigación original de la botella en deriva, y el Museo de Australia Occidental.