En el mundo mágico, no hay nada peor que te llamen "sangre sucia". Es lo que se utiliza para llamar a los magos con descendientes muggles, es decir, gente no mágica. Hermione Granger, una de las mejores brujas de todos los tiempos y la mejor amiga de Harry Potter, era de padres no mágicos, pero ella sí recibió la carta de la escuela Hogwarts de Magia y Hechicería al cumplir los once años. Sin embargo, su gran talento no fue suficiente para que el malvado Draco Malfoy la llamara por esa horrible descripción.

Existen muchos tipos de familia en el mundo de la magia. Algunas son como la de Draco Malfoy, sin ningún tipo de mestizaje y donde todos son magos y otras, como la del guardián de Hogwarts Angus Filch, es un caso curioso: sus padres eran magos, pero él no es una persona mágica, por lo que se convierte en un squib en el mundo creado por J.K. Rowling. Este tipo de comportamientos ha provocado que un grupo de biólogos discutiera en una conferencia la genética en el mundo mágico y qué factores genéticos serían responsables de que una persona tuviera habilidades mágicas o no.

Si empezamos con el caso de Hagrid, la genética no está del todo clara. El jardinero de la escuela de magia es hijo de una madre gigante y un padre mago. Como los gigantes no son mágicos, podríamos interpretar que la magia se deba a un alelo dominante, del que su padre sería el portador. En estos casos, eso denota a que el gen viene del ADN del padre y que está ligado al cromosoma Y (las mujeres tienen dos cromosomas XX y los hombres XY), explicó Eric Spana, profesor asistente en el Departamento de Biología de la Universidad de Duke, en Carolina del Norte, durante la conferencia.

Sin embargo, Seamus Finnigan rompe con esta teoría. El alumno de Hogwarts tiene un padre muggle y una madre bruja, lo que nos hacen concluir que el gen no está ligado al cromosoma Y. Entonces, ¿cómo se hereda? Según se concluyó en la conferencia, la magia sería un rasgo autosómico, es decir, no vinculado a características sexuales, y que se heredaría de forma dominante.

De nuevo, Hermione Granger está en el punto de mira. ¿Cómo se explicaría que Hermione fuese la primera bruja de la familia? La mutación de la mejor amiga de Harry Potter es lo que se llama en la biología de novo, la cual aparece por primera vez "en un linaje, debido a una mutación en el óvulo o el esperma, o dentro del propio embrión después de la fertilización. Y este tipo de mutación ocurre con bastante frecuencia en la vida real", resume Live Science.

En el mundo de Harry Potter, la genética es más importante de lo que pensamos y, además de ser decisiva para determinar si una persona tiene capacidades mágicas, también define el color de pelo de la familia más representativa de los libros de J.K.Rowling.

En la última película de Harry Potter, The Deathly Hallows: Part 2", aparece la hija de Potter y Ginny Weasley, la menor de la familia de pelirrojos por excelencia. El pelo rojo ocurre por una mutación en el gen MC1R y es un alelo recesivo, lo que implica que el pelo rojo solamente se hereda si tanto el padre como la madre cuentan con el gen. Tanto Arthur como Molly Weasley son pelirrojos, lo que explica perfectamente que sus cinco hijos tengan el mismo color de pelo.

Sin embargo, la hija de Harry y Ginny también es pelirroja, a pesar de que su padre tiene en pelo castaño. En este caso, el alelo recesivo proviene también de Potter, ya que su madre, Lilly Potter, también era pelirroja y su hijo heredó la mutación.

Este tipo de observaciones genéticas son clave para entender los factores genéticos implicados en la magia y, sobre todo, para saber si podemos tener alguna opción de convertirnos en magos y debemos seguir esperando la carta para ingresar en la escuela de magia Hogwarts.