La mayor recomendación de los expertos este 21 de agosto fue que nadie viera el eclipse de sol sin las gafas adecuadas. Ver el eclipse directamente y sin protección podría conllevar daños oculares graves, informó la Agencia Espacial Estadounidense (NASA). La advertencia es clara, pero desde la Casa Blanca, Donald Trump parece haber interpretado la información como fake news y decidió observar por un momento el eclipse de Sol sin gafas.

"¡No mire!", le gritó uno de sus colaboradores, tras lo que el presidente de Estados Unidos se puso las gafas protectores y levantó el pulgar en señal de aprobación. En compañía de su mujer Melania y su hijo Barron, Trump observó uno de los mayores fenómenos astronómicos sin incidentes y sin poner en riesgo su salud ocular.

Para más inri, el presidente no solamente miró al cielo sin gafas una vez, sino dos veces. Por un momento, Melania Trump imitó a su marido y también observó el eclipse sin protección.

El despiste del presidente no ha pasado desaparecido en las redes sociales y la fotografía de Trump mirando al cielo sin las gafas protectoras ya se ha convertido en un fenómeno viral.

A diferencia de sus padres, Barron, de 11 años, no se quitó la protección en ningún momento para observar el fenómeno astronómico. Por su parte, Ivanka Trump publicó en su cuenta de Instagram un vídeo en el que recuerda la importancia de las gafas de protección.

Excited for #Eclipse2017? Remember to wear your glasses 👓 #NASA #STEM

Una publicación compartida de Ivanka Trump (@ivankatrump) el