Las redes sociales, especialmente Twitter, están que echan humo debido a que por fin ha llegado el día del asalto al Área 51. Este 20 de septiembre será recordado, probablemente, como el día en el que más gente se congregó en los alrededores de esta zona militar que guarda secretos de Estado.

Los conspiranoicos dirán que esos secretos de Estado están relacionados con los extraterrestres y con tecnología alienígena, pero no hay evidencias suficientes que avalen estas creencias. De hecho, el Área 51 comenzó siendo un sitio de pruebas de aviones durante la Guerra Fría, en la década de 1950. Pero no fue hasta los años 80 que se la comenzó a relacionar con la posibilidad de vida extraterrestre.

El reportero Micke Akers, que trabaja en Las Vegas Review-Journal, ha publicado varias fotografías a lo largo de la jornada de este viernes. Él se encuentra en la zona del Área 51 y está tomando imágenes de las personas que van llegando a la zona^. Y, según podemos ver en su perfil de Twitter, no son tan pocas como uno pudiera imaginar en un principio.

El pasado martes 10 de septiembre hubo una avanzadilla: dos youtubers entraron en esta zona restringida a sabiendas de que podrían terminar en la cárcel. O peor, tiroteados ya que los militares que vigilan la zona tienen permitido disparar. Los dos jóvenes tuvieron suerte y tan solo pagaron una multa de 500 dólares cada uno.

En el evento de Twitter, el creador proponía correr como Naruto para evitar, así, las balas de los militares. Uno solo no puede entrar en esta zona restringida, pero ¿y si más de dos millones de personas se abalanzan sobre la zona corriendo de esta extraña forma? Aquí un ejemplo de esta peculiar forma de correr:

Además, en Twitter, la posibilidad de que se realizara este asalto se hizo viral hace meses y se vieron numerosos memes y bromas relacionadas con este evento. Este viernes las bromas han vuelto a la red social bajo varios hashtags, entre ellos #StormArea51. Aquí no solo se pueden encontrar las publicaciones realizadas por el periodista Akers sino también multitud de bromas sobre el asalto.

Por ahora, el ambiente es festivo y los militares, que han tenido que reforzar el turno durante toda la jornada de hoy, no parecen tener intención de arrestar a nadie. Aunque todo depende de que estos visitantes se porten bien y no intenten realizar el asalto de verdad. Por el momento, las imágenes son nocturnas, pero ya se ve que hay un grupo numeroso de personas congregadas cerca de esta zona restringida.