Apenas en octubre te dimos a conocer las razones por las que Darth Vader decidió construir su fortaleza en Mustafar. El cómic Darth Vader #22 reveló que el villano tenía la intención de contactar con su esposa muerta, Padmé Amidala. Para lograrlo aprovecharía su dominio del lado oscuro y los poderes antiguos del planeta volcánico. Mustafar no guarda buenos recuerdos, fue ahí donde Anakin Skywalker atacó a Padmé y perdió la batalla contra su antiguo maestro, Obi-Wan Kenobi.

La historieta dejó en suspenso si Darth Vader lograría su objetivo, sin embargo, el último número publicado nos ha mostrado uno de los momentos más importantes en la historia del Sith: ha logrado cruzar la línea entre la vida y la muerte, un gran paso para contactar con su difunta esposa.

Las películas de Star Wars nunca han profundizado en temas relacionados con religión. La situación cambia con el universo expandido, en el cual podemos encontrar artículos detallados sobre conceptos espirituales como los "Fantasmas de la fuerza". Los recordarás de varios filmes, incluso en Episodio VIII. Sólo George Lucas sabrá si realmente existe un lugar destinado a recibir las almas. Por las ilustraciones de Giuseppe Camuncoli podríamos creer que, efectivamente, hay un espacio físico habitado por los muertos.

Por desgracia, el cómic termina con Darth Vader abriendo las puertas hacia el sitio inexplorado (imagen superior). Seguramente en las próximas publicaciones sabremos si logra encontrar a Padmé. Aunque en un principio se creía que Palpatine no estaba enterado de los movimientos de su aprendiz, todo parece indicar que él mismo colaboró para ayudar a Vader.

El Emperador le proporcionó la máscara de Lord Momin, un antiguo Sith que se destacó por sus esculturas y gran conocimiento sobre el lado oscuro. Gracias a la reliquia Vader pudo contactar con Momin, fue este quien le sugirió la construcción del castillo en Mustafar, incluyendo su distintiva forma de diapasón. De esta manera podría concentrar una gran cantidad de energía, la suficiente para combinarla con su poder y romper los límites entre la vida y la muerte.

Aunque este hecho está ligado —de momento— sólo a los cómics, podría marcar un precedente para futuras historias de Star Wars. El hecho de contactar con personajes fallecidos abre un mundo de posibilidades en las narrativas, y no necesariamente con los fantasmas de la fuerza. ¿Veremos algo relacionado en el Episodio IX? Lo sabremos hasta el próximo año.