La palabra ‘cosplayer’ viene del inglés ‘cosplay’, y esta a su vez proviene de 'costume play' (actuación/juego de disfraz). En la actualidad el cosplay no es solo un hobby sino un negocio millonario, así que podemos descartar que se trata de una actividad exclusiva de súpernerds del mundo y sí el trabajo de algunas personas especialistas en disfraces y caracterizaciones.

Con la evolución del cosplay los disfraces se han vuelto mucho más elaborados y, por tanto, sorprendentes. Desde que se diera inicio a esta actividad, allá por el año 1908, cuando William Fell se disfrazó de Mr. Skygack, un marciano, el primer personaje de ciencia ficción en un título de tiras cómicas, para una fiesta, las cosas han cambiado muchísimo, tanto que los concursos de cosplay son muy concurridos año con año y en donde se ponen en juego jugosos y prestigiosos premios.

Por otro lado, las convenciones y eventos especiales son los lugares ideales para encontrar cosplays de todo tipo. Superhéroes, personajes de animé, de videojuegos, de la literatura o live-action se ven desfilar y modelar para asombro de los asistentes. Por fortuna las redes sociales, y en general el internet, son el medio ideal para conocer a estas personas talentosas y creativas que dan vida a los personajes más queridos (y odiados) de la ficción.

La siguiente colección, que forma parte de la publicada por Viktorija G. en Bored Panda, es solo una pequeña muestra de las fantásticas representaciones y caracterizaciones que los cosplay son capaces de lograr. Algunos cosplays son muy divertidos y otros muy siniestros, otros más alcanzan la perfección, lo cierto es que esta actividad de fe del lado lúdico, y por qué no, obsesivo, de los fanáticos de los diversos títulos de la cultura popular.

👇 Más en Hipertextual