"Destino" es un cortometraje realizado a partir de un proyecto de Salvador Dalí y Walt Disney. Se dice que la idea entre estos dos grandes nació en una fiesta ofrecida por Jack Warner, en Hollywood, allá por 1945. Aunque prosperó el proyecto y dio algunos frutos no llegó a concretarse por diferencias artísticas y también por los problemas económicos que golpeaban a Disney en esos tiempos en los que recién había terminado la Segunda Guerra Mundial. Conozcamos la historia que recorrió este proyecto y cómo fue que se convirtió en un aclamado cortometraje.

El artista español escogió la canción "Destino" del compositor mexicano Armando Domínguez como la pieza que musicalizaría el cortometraje. Por su parte, Walt Disney asignó a uno de sus animadores: John Hench, para el proyecto. Dalí y Hench realizaron más de 200 storyboards y bocetos, sin embargo, no se concretó una historia sólida.

Es sabido que las diferencias sobre el concepto del cortometraje fueron más que evidentes, mientras Dalí describía la historia como "una exposición mágica de vida en el laberinto del tiempo"; Disney lo explicaba como "una simple historia de amor: un chico que conoce a una chica". Es más que evidente que no estaban muy cerca de compartir un objetivo creativo. Como a veces sucede con las ideas de dos grandes, estas no encontraron un destino común. Fueron varios los factores que influyeron para que este proyecto se quedara en el tintero. Para empezar el rumbo tan distinto de la historia que cada quien tenía pensado.

Más tarde, en 1946, las diferencias fueron aún más marcadas. Según esto porque Dalí quería incluir unos jugadores de beisból en la historia. Al parecer ese fue el colmo de su incompatibilidad artística, así como el hecho de que ya se había gastado para entonces en el proyecto unos 70 mil dólares, entonces sucedió lo evidente: fue cancelado. A pesar de estas diferencias, ambos hombres, Dalí y Disney, continuaron con su amistad y en distintos momentos siguieron expresando su admiración mutua. Incluso llegaron a planear otro proyecto, el de una película basada en "Don Quijote" que, como sabemos, no se concretó.

"Destino" permaneció archivado al menos unos 58 años. Fue hasta 2003 cuando el sobrino de Walt, Roy E. Disney, estrenó el cortometraje. Para ello se hizo de un equipo de artistas, los cuales se basaron en los muchos bocetos y pruebas que quedaron en el tintero; incluso fue consultado el propio John Hench. El cortometraje fue dirigido por el animador Monfréy Dominique. Fue realizado con animación tradicional, aunque también se utilizó la animación por computadora. Por cierto que sí aparecen los dichosos jugadores de béisbol y le van perfecto a la historia intrincada y dramática.

"Destino" fue estrenado en el Festival Internacional de Cine de Animación de Annecy y obtuvo muy buena crítica. Su duración de 6 minutos, la música y el universo de Dalí logran cautivar al público. El cortometraje ganó varios premios y fue nominado a los Oscar en 2004 en la categoría de mejor cortometraje animado y en la misma categría en los Annie Awards. También ha formado parte de distintas retrospectivas del artista español como en la exposición Dalí & Film

Además de la buen crítica que cosechó, "Destino" se ha convertido en una pieza de culto para los amantes del arte de Dalí y de esa época que luce tan lejana, cuando las grandes personalidades de la cultura se encontraban realizando su obra, sus invenciones, o sus más grandes ambiciones, incluso, aunque no se concretasen. Además, la belleza de "Destino" es innegable, mantiene la esencia del gran artista español y la de la animación tradicional tan impresionante que ha caracterizado al estudio de Walt Disney. Épocas doradas que nos llevan a un mundo surrealista.