En 2013, el músico y compositor Trent Reznor, líder de la banda Nine Inch Nails, estaba dando un concierto en Las Vegas cuando sacó su teléfono y llamó por FaceTime a su amigo Andrew Youssef. El fotógrafo de conciertos tenía cáncer de etapa cuatro y Reznor decidió llamarle para dedicarle una canción en directo.

"Solo quería decirte que te extraño, hombre", le dijo Reznor. "Desearía que estuvieras aquí". Mientras, la multitud gritaba el nombre de Andrew. Este tipo de detalles no son una excepción en el caso del músico y, al igual que hizo con Andrew, también ha mostrado su apoyo de varias maneras a enfermos de cáncer.

Una de sus últimas acciones descubiertas gira en torno al cortometraje The Black Ghiandola, en el que aparecen actores de renombre como Johnny Depp, Laura Dern, J.K. Simmons y David Lynch. El director fue un joven de 16 años llamado Anthony Conti, quien padecía un cáncer terminal.

Trent Reznor se unió con el también músico y compositor Atticus Ross para desarrollar la banda sonora del corto. Los músicos ya habían trabajado antes juntos para la película The Social Network, basada en la historia del fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, y gracias al cual recibieron el premio Oscar a Mejor Banda Sonora en 2011. Aunque con objetivos y dinámicas completamente diferentes, The Black Ghiandola tiene pinta de haberse convertido en uno de los proyectos más emocionantes para Reznor y Ross.

Anthony Conti, escritor y creador del corto, recibió el apoyo de Make A Film Foundation, una fundación centrada en apoyar a los niños y adolescentes con un estado de salud grave para que estos puedan llevar a cabo sus proyectos cinematográficos.

La iniciativa de Make a Film Foundation fue creado por Tamika Lamison, una mujer que intentó hacerse un nombre en Hollywood pero que, después de recibir varios varapalos, decidió tomarse el cine de otra manera y crear algo diferente. "Comencé como mentor y enseñando cine para niños y literalmente me enamoré de ver a los jóvenes enamorarse de hacer películas y compartir sus historias", recuerda Lamsion para PEOPLE.

Después de conocer la misión de Make-A-Wish Foundation, centrada en cumplir los últimos deseos de los niños con enfermedades terminales, la cineasta decidió crear su propio proyecto y fundó la fundación que da la oportunidad a niños y adolescentes enfermos de escribir, producir y estrenar sus propias películas.

The Black Ghiandola ha sido la producción más reciente y Anthony Conti vivió para ver el estreno de su cortometraje en un hospital de Massachusetts justo antes de fallecer a causa de su enfermedad.

El corto gira en torno a un joven que arriesga su vida para salvar a la chica que quiere después de que su familia fuera asesinada en un mundo apocalíptico de zombies. La producción contó, además de con actores reconocidos y premiados, con la colaboración de Catherine Hardwicke (Twilight), Theodore Melfi (Hidden Figures) y Sam Raimi (Spiderman Trilogy) para dirigir el proyecto.

El cortometraje completo está disponible en Vimeo, y os dejamos también el tráiler de The Black Ghiandola.