Una conversación de WhatsApp que está circulando por redes sociales definitivamente es el zasca del mes a esas personas que quieren una mascota no por el amor que les brinda o por la importancia de cuidar a un ser indefenso sino porque lo ven como un objeto bonito, tal vez para presumir, tal vez por el status que les puede brindar.

El intercambio de mensajes es con una persona que quiere adoptar, quien se pone exigente y pide que sea un bulldog inglés, de raza pura y no un "criollo" (forma de referirse a perros que no son de una sola raza, sino cruzados), a lo que se le responde:

Sí. Envíenos su árbol genealógico para aprobarlo. Si usted es inglés le daremos al perro.

29025965_1504928506282561_5740637898965778432_n.jpg

La conversación fue publicada en la página de Facebook de una tienda de comida para perros llamada "El Croquetón". Luego fue tomada por personas como el periodista Miquel Ramos y republicada en redes sociales donde se ha popularizado.

Pero en realidad la conversación no es real, es una traducción de lo que parece una captura de pantalla de un chat en inglés. Tampoco es claro si se trata de algo real o inventado, pero se ha compartido sin cesar desde inicios de marzo. Es habitual verla publicada en miles de perfiles y páginas de Facebook de refugios y asociaciones de rescate animal. De ahí ha saltado a webs que suelen colgar contenido vitalizado como 9gag.

DX4HCEcVQAAWI-2.jpg

Independientemente de la veracidad de la imagen, tanto la real como la traducida, es positivo que se viralice este tipo de contenido. Sobre todo porque llama la atención sobre la importancia de adoptar animales y no verlos como objetos, sino como seres vivos que necesitan de cariño y atención.