Estrenado a finales del año pasado, el nuevo Apple Park, ubicado en California (Estados Unidos), es una joya arquitectónica pero tiene un gran problema: sus hermosos muros de cristal se han vuelto un dolor de cabeza para los empleados de la empresa de Cupertino que siguen estrellándose por accidente contra ellos.

A principios de enero, tres llamadas fueron realizadas al 911 de Estados Unidos para reportar empleados con posibles lesiones por haberse estrellado en contra de los muros de vidrio, de acuerdo con San Francisco Chronicle. Los empleados comenzaron a trasladarse al Apple Park el 2 de enero. Los dos primeros incidentes ocurrieron ese primer día y el tercero fue el 4 de enero. Afortunadamente, nadie tuvo que ser trasladado al hospital.

Lo que nadie se había dado cuenta es que un comercial del iPhone X publicado el 12 de septiembre ya había predicho este pequeño detalle sobre los muros de cristal. O al menos eso es lo que parece haber descubierto el usuario de Reddit, leo-g, quien ha notado sobre el anuncio: "El marketing de Apple fue realmente inspirado después de mudarse al campus..."

Este es el momento preciso del comercial al que se refiere:

via GIPHY

Aunque cabe destacar que alguien más había advertido esta situación durante una visita al edificio de 5 mil millones de dólares. Hace nueve meses, los inspectores del edificio, Albert Salvador y Dirk Mattern, del Departamento de Bomberos del Condado de Santa Clara, habían externado su preocupación sobre que los empleados podrían estrellarse en contra de los muros de vidrio colocados alrededor del campus y la cafetería al ser indistinguibles de las puertas dado que el reglamento de construcción estatal requiere que las puertas sean identificables.

"Reconocimos que esto iba a ser un problema, especialmente cuando limpian el vidrio", dijo Salvador, según recoge San Francisco Chronicle. Eso sí, agregó, antes de que comenzaran a mudarse los empleados, la firma que diseñó el edificio, Foster and Partners, colocó pegatinas rectangulares negras con esquinas redondas en los paneles de vidrio para ayudar a hacerlos más visibles.

Por su parte, Dan Whisenhunt, vicepresidente de bienes raíces y desarrollo de Apple, habría reconocido el problema en enero al Rotary Club de Cupertino: "Hemos tenido gente chocando contra el vidrio. Ese es un problema en el que estamos trabajando ahora mismo". Hasta ahora, no se han vuelto a reportar incidentes desde el 4 de enero.