Por fortuna no todas las comedias son iguales. Algunas nos regalan momentos gratos con su humor tonto y ligero, algunas combinan el drama en sus historias y otras nos hacen reír por cosas de las que "no deberíamos", sin duda, esta es una característica de las comedias negras.

Intrincadas historias, personajes alocados, situaciones que de tan absurdas nos provocan risa o bien, sentimientos encontrados. Hay comedias negras imprescindibles que ya tienen sus años y otras de nueva confección. Repasemos algunas de ellas.

Fargo

El cine de los hermanos Coen por lo general circula la vía de la comedia negra con resultados fabulosos. Así como este filme, ya un nuevo clásico, de 1996. El seguimiento de un crimen abre la compuerta a una trama que de tan trágica es mejor reír. El sabor agridulce que nos deja esta cinta es el síntoma que provoca la perfección con la que los Coen manejan este género .

Heathers

Más crímenes y humor negro encontraremos en esta cinta de Michael Lehmann en donde participan unos jovensísimos Christian Slater y Winona Ryder como protagonistas. En ella se "encargan" de la chica popular, esa antagonista que todos sufrimos.

Delicatessen

Jean-Pierre Jeunet y Marc Caro conjuntan en esta película la peculiar estética del primero con personajes loquísimos y humor negro. Se trata de un historia post-apocalíptica en donde las personas se vuelven bastante creativas ante la escasez de alimentos.

American Psycho

Esta cinta, sin duda, también es un nuevo clásico, uno donde se combina la comedia negra, la crítica y un montón de personajes y escenas memorables. Cuando la sangre comienza a correr no sabemos si debemos alarmarnos o seguir riendo. Optemos por la segunda opción.

Relatos salvajes

Damián Szifron estrenó esta película de varios relatos en 2014. Se trata de seis historias que nos llevan de la risa al estupor y de regreso. Una divertida forma de abordar los comportamientos humanos más viscerales.

Shaun of the dead

Esta divertidísima película de Edgar Wright narra un peculiar apocalípsis zombi en donde vemos a Simon Pegg en toda su expresión acompañado de Nick Frost. Aun con su humor, por momentos escatológicos, las reflexiones de la historia son mucho más profundas de lo que parecen.

In Bruges

Martin McDonagh dirigió y escribió esta cinta. Le valió estar nominado en 2009 en la categoría de mejor guión a los premios Oscar por su historia divertida y oscura de dos sicarios que son enviados a Brujas, Bélgica, con engaños en donde los alcanzarán las consecuencias de sus actos. Además de sus humor negro podremos disfrutar de un divertidísimo Colin Farrell.

Thank you for smoking

Basada en la novela homónima de Christopher Buckley, esta película dirigida por Jason Reitman es una sátira sobre las industrias más poderosas del mundo y las que más daño hacen a la humanidad: las tabacaleras, las de armas y las de alcohol. Su narración es muy divertida a cargo de Aaron Eckhart.

Birdman

Del aclamado director mexicano Alejandro González Iñárritu, esta cinta de 2015 no sólo sorprendió con el fabuloso trabajo de Emmanuel Lubezki y su plano secuencia, sino con las actuaciones y su historia llena de reflexiones y humor negro. Sin duda se trata de un gran filme.

Doctor Strangelove

Si de comedias negras se trata, esta del genial Stanley Kubrick que desde su nombre es una gran sátira: Dr. Strangelove or: How I Learned to Stop Worrying and Love the Bomb. La guerra nuclear nunca fue tan divertida y obscura como en esta historia en donde aparece uno de los mejores personajes del cine: Dr. Strangelove, interpretado de forma impresionante por Peter Sellers (quien, por cierto, realizó tres papeles en esta película).