Los dueños del establecimiento dicen que fue una broma que hacía referencia a la película de Quentin Tarantino Los ocho más odiados, pero su broma ha provocado un conflicto diplomático. En el Coffee Shop de Montevideo, Uruguay, un pizarrón colocado en la entrada de la cafetería mostraba las especialidades del establecimiento y la frase "No dogs or Mexicans allowed".

Los dueños del bar uruguayo han afirmado en un comunicado que son un "bar americano moderno" y que entienden "que puede haber sido insultante de manera accidental, por lo que es necesario aclarar que nunca haríamos este tipo de declaración en serio". Sin embargo, la embajada mexicana ha denunciado el anuncio de la cafetería por su "lamentable y deplorable actitud racista, discriminatoria y xenófoba ostentada por el café".

Las autoridades uruguayas acudieron al Coffee Shop para investigar la acusación, pero la frase ya había sido borrada del pizarrón cuando llegaron. Antes de ser borrada, la fotografía de la malograda frase ya había circulado en redes, donde algunos usuarios de Twitter reconocieron que se trataba de una cita de la película de Tarantino y otros criticaron el alto contenido racista de la frase.

El embajador de Uruguay, Francisco Arroyo, afirmó que aunque lo escrito en el pizarrón se tratara de una referencia a Los ocho más odiados y se entendiera como una broma, ningún tipo de humor justifica la ofensa y no van a dejarlo pasar.

Los dueños del Coffee Shop insisten en que todos son bienvenidos en el establecimiento y que no existieron motivos discriminatorios cuando se escribió la frase en el pizarrón. Los dueños de la cafetería deberán argumentar por escrito los motivos por los cuales decidieron incluir la frase en el pizarrón de sugerencias del lugar. La película de Quentin Tarantino les ha convertido en la cafetería más odiada, sobre todo por los mexicanos.