Vale, no dispara ni tiene propulsores pero existir, existe. Compañías como Hot Toys nos tienen acostumbrados a réplicas con un altísimo nivel de fidelidad, en forma de figura, de muchos personajes de películas, series, videojuegos o sagas literarias pero, en esta ocasión, la empresa china de The Toys Asia ha llevado esto a otro nivel. Hablamos de una recreación funcional y a tamaño real de la armadura Mark XLIII de Iron Man, utilizada por Tony Stark en 'Los Vengadores: La Era de Ultrón'.

¿El problema? Hablamos de una recreación tan sumamente detallada en su parte inferior, con 567 piezas móviles, que no deja el suficiente espacio para que una persona pueda enfundarse el traje de este icónico personaje. Más allá, ver cómo todo funciona a la hora de abrirse tras pulsar el botón de su mando a distancia y presenciar esos 28 segundos de transición es bastante impresionante. Ahora bien, si quieres verlo en primera persona deberás desembolsar unos mareantes 360.000 dólares.