El universo de la ficción nos ofrece, además de historias memorables y entrañables, la posibilidad de explorar otros mundos, universos y costumbres. Lo mismo sucede con los alimentos que, en muchas de las ocasiones, se convierten en platillos míticos y representativos de algunos títulos, como la cerveza de mantequilla de Harry Potter o las Cookie Cat de Steven Universe.

Antes hemos repasado marcas ficticas que aparecen en producciones tanto del cine como de la televisión, y en otra ocasión elementos y sustancias químicas ficticias. Ahora toca el turno de los platillos y bebidas de la ficción.

Leche azul de Star Wars

También conocida como leche de bantha y leche de Tatooine, la conocimos en Star Wars: Una nueva esperanza. Otra es la leche verde en Star Wars: Los últimos jedi, en ambos casos introducida por Luke Skywalker. Se dice que la leche azul es muy rica y refrescante y, además, se utiliza para hacer yogur, helado y queso.

No todo tiene que quedar en la ficción, existen varias recetas para preparar leche azul en este lado de la galaxia.

Cangreburger

La especialidad del restaurante más famoso de Fondo de Bikini, la Cangreburger, es parte importante de la historia de Bob Esponja y compañía. Según esto está hecha de lechuga, pepinillos, tomate, mostaza, ketchup, "salsa secreta", dos panes y cebollas; aunque su receta de preparación se mantiene en secreto. A simple vista parece una hamburguesa normal, con su toque especial, claro, pero a veces esos "secretos" son los que hacen únicos a los platillos, ya sean de la ficción o de la vida real.

Detonador gargárico pangaláctico

Una de las obras más geniales de ciencia ficción humorística es "la trilogía de cinco novelas" que conforman la Guía del autoestopista galáctico, escrita por Douglas Adams. En ella conocimos el detonador gargárico pangaláctico, una bebida que es descrita como “golpearse el cerebro con un limón dentro de un ladrillo de oro”.

El detonador gargárico pangaláctico también apareció en la película de la saga de 2005 dirigida por Garthe Jennings.

Cheesy Poofs

El delirio de Eric Cartman de la mítica serie animada South Park, los Cheesy Poofs, se han ganado su lugar entre las delicias que quisiéramos probar, porque ¿a qué se debe tanta locura por parte de Cartman? En la vida real lanzaron una edición limitada de los Cheesy Poofs, es uno de los productos de la ficción que se han hecho realidad.

Lembas

Son muchos los detalles de la saga del Señor de los Anillos que nos gustaría disfrutar, como las fiestas de los hobbits, ver en vivo los fuegos artificiales de Gandalf o visitar Rivendel. De las comidas bien podríamos escoger los múltiples desayunos de los hobbits, la bebida de los Ents o las lembas de los elfos. Estos panes están hechos de cereales y son capaces de saciar el hambre con tan solo un poco. Su nombre proviene del sindarin (lengua construida por el mismo Tolkien) y significa "Pan de viaje".

Cerveza de mantequilla

También en el universo de Harry Potter encontramos un montón de platillos, ingredientes y, claro, golosinas que nos gustaría probar. Pero sin duda una de las que más llaman la atención es la cerveza de mantequilla, que es descrita como "una bebida que puede ser tomada fría o caliente con suave sabor acaramelado y bajo contenido alcohólico". Los entusiastas no han la han dejado sólo en la ficción y han hecho la suya, son muchas las opciones que existen para probar esta peculiar cerveza.

Slurm

En la genial serie animada Futurama pudimos conocer una bebida muy adictiva por la que Fry pierde la cabeza. Cuando va a visitar la fábrica Slurm descubre la gran verdad de su único sabor: son desechos del gusano reina del planeta Wormulon. Conocemos el final de ese episodio, aunque Fry se escandaliza no puede parar de beberla.

Cookie Cat

Sin abandonar los dibujos animados llegamos a Steven Universe, una de las series más bonitas e interesantes de los últimos años. Ahí descubrimos junto a Steven las Cookie Cat, un sandwich de helado con una presentación muy linda. En el episodio Gem Glow toma una vital relevancia para Steven y, además, como todo en esa genial serie, tiene su propia canción.

Delicias turcas de la Bruja blanca

En Las Crónicas de Narnia la malvada Bruja blanca le da a Edmund unas delicias turcas con las que se adueña de su voluntad, de tal forma que es capaz de traicionar a su familia. Estos dulces aunque existen en la vida real, los ponemos aquí porque pertenece a esa clase de detalles del mundo de la ficción que nos resultan inolvidables.

Las delicias turcas son llamadas, rahat lokum —también conocida como lokum, bocado— es un dulce tradicional gelatinoso y puede ser de varios aromas: higo, granada, coco, etc. De hecho Turquía tiene una gran variedad de deliciosos postres típicos.

Courtesans au chocolat

En la preciosa película de Wes Anderson de 2014, El gran hotel Budapest, aparece entre sus muchas curiosidades Mendl's, una peculiar pastelería en donde Agatha (Saoirse Ronan) cocina los famosos Courtesans au chocolat. Por fortuna estos pasteles se pueden reproducir en la vida real: