"Comprar animales es cruel." En esta frase se resume la verdadera acción que se realiza cuando se comercia con animales. Dulce Ramírez, directora de Igualdad Animal México, explicó a Hipertextual sobre la importancia de comprender esto pues se están ignorando tanto su vida como sus intereses: "Comprar animales implica ver a los animales como recursos, cosas y medios para nuestros fines."

¿Por qué es cruel?, pensaremos. Dulce nos explicó que el comercio de animales fomenta los criaderos y todo lo que estos conllevan: explotación para su reproducción, privaciones, sufrimiento, hacinamientos, "toda su vida son abusados sistemáticamente por lucro." No deberíamos pensar que esta problemática sólo tiene que ver con animales exóticos, que se refiere exclusivamente a las tiendas de animales o que las soluciones están fuera de nuestro alcance.

En primer lugar dimensionemos el problema: en España, por ejemplo, se estima que hay al menos un millón de perros en situación de calle. México, por otro lado, es el país de latinoamérica con la mayor población de perros callejeros. Sólo en la Ciudad de México se estiman un millón 200 mil perros en esta situación, esto lo convierte en un problema de salud pública, tanto por sus consecuencias sanitarias en general como por las difíciles condiciones a las que se enfrentan estos animales.

El que existan tantos animales en situación de calle no es otro que falta de respeto y poca empatía hacia ellos. Y es que, al menos 7 de cada 10 perros que viven en la calle tuvieron dueño. Es decir, alguien que los compró, alguien que los obsequió para un cumpleaños, para la navidad. Además, son conocidos los casos de animales que se vuelven moda y se les pone en situaciones difíciles, anti naturales y en riegos innecesarios.

La solución es adoptar

Pixie

"La adopción fomenta sin duda el respeto hacia los animales, contribuye en ponerle fin al abandono, al maltrato y por supuesto a la industria del comercio de animales." Esto nos dijo Dulce Ramírez a Hipertextual sobre las acciones que podemos tomar ante esta situación. Y agregó:

Permite educar a la sociedad en cómo debemos tratar a los demás animales con quienes compartimos este planeta. Adoptar es brindarle la oportunidad a uno salvando a cientos. Se disminuye el número de sacrificios innecesarios realizados en los antirrábicos. Adoptar es un acto de empatía y solidaridad.

Como muchos temas que van y vienen en las redes sociales, el de la adopción de animales muchas veces es criticado por "ser una moda" o por ser "postureo" simple y llano. Y si bien esto puede ser cierto lo importante aquí no es descubrir los ánimos que incitan a alguien a compartir la foto de un gato o un perro en adopción sino la pertinencia de comprender que adoptar es parte de la solución a un problema que nos debe importar y que los humanos en general hemos creado por negligencia, irresponsabilidad o por ignorancia.

Como bien nos instruye la directora de Igualdad Animal México, organización que también está presente en España, Alemania, India, Italia, Reino Unido y Venezuela, no comprar animales y adoptar son las decisiones que más ayudan a la solución de este problema. También ser responsables y valorar el compromiso que hacemos al tener un animal de compañía pues este requiere cuidados, recursos y atenciones. No se trata de una decisión menor si ponemos en perspectiva que estarán con nosotros varios años.

Afortunadamente, en muchos países hay instituciones especializadas en la adopción de animales y otras, como Igualdad Animal, que luchan día a día por los derechos de los animales, promueven cambios en la sociedad y en las leyes que sean favorables a los animales. Nuestra ayuda puede ir desde hacer donaciones a estas organizaciones como fomentar la adopción y practicarla si es que podemos y queremos.

El destino de los animales abandonados en verdad es preocupante, sólo en la Ciudad de México de cada 10 perros que llegan a los albergues públicos 9 son sacrificados. Es decir, se sacrifican alrededor de 10 mil perros cada mes. Otro dato alarmante es que el 70% de las casi 23 millones de mascotas en México no tienen un hogar. Así que, moda o no, adoptar es parte de la solución y es urgente que cada vez más personas tengan conciencia de las acciones que toman con los animales. No sobra decir que adoptar, además, nos da la oportunidad de compartir nuestra casa y vida con seres muy especiales.