El partido nacionalsocialista pasó a la historia como la organización política más infame que haya existido. Nadie era más cruel que sus oficiales de alto rango. La ambición de los mandatarios nazis no conocía límites. Por desgracia, lo único que deseaban estos individuos era esclavizar al resto del planeta, a todos los que no se vieran o pensaran como ellos.

Como toda entidad política, el partido nazi tenía sus secretos. Datos que, si el público en general los conociera, dejarían de considerar a Hitler su Fühler, pasando a verlo como lo conocemos hoy en día: un idiota que malinterpretaba todo lo que leía, desde Nietzsche hasta la Biblia, cuyo único aspecto positivo sería inspirar varias películas excelentes sobre los valientes hombres que se aventuraron a asesinarlo. A continuación verán los diez datos más sorprendentes acerca de esta retorcida masa de maníacos.

10. Los nazis desarrollaron un cóctel de drogas tan poderoso que permitía a los soldados marchar por días enteros sin necesitar descanso

10_nazis-on-crystal-meth

Hoy sabemos que durante la Segunda Guerra Mundial todos los bandos involucrados motivaban a sus soldados a consumir drogas especiales para que fueran más efectivos en combate. Sin embargo, los nazis fueron los primeros en implementar esta práctica.

Un soldado nazi no podía vivir sin pervitin, una "medicina" que en realidad era metanfetamina pura. Muchos historiadores le atribuyen el crédito por la arrasadora marcha de las Wehrmacht a principios de la guerra a esta droga milagrosa. Más tarde, cuando los demás países igualaron el terreno, los nazis idearon una nueva sustancia, aún más poderosa. Por suerte, la guerra terminó antes de que los alemanes empezaran a consumirla en masa.

9. En los famosos juicios de Nuremberg, se confirmó que la gran mayoría de oficiales nazi de alto rango poseían coeficientes intelectuales de genios

juicios-nuremberg

Si lo piensas suena algo obvio, sería tonto intentar conquistar el mundo contando con idiotas para que sean tus líderes. Con un promedio impresionante de ciento veintiocho, parece que sus niveles de crueldad casi se acercaban a su grado de inteligencia.

8. El ateísmo fue prohibido dentro de las filas de las SS. Debían escoger entre tres opciones de registro: protestante, católico o "creyente en Dios"

2104248

A pesar de que Hitler era un escéptico en cuanto religión se refiere, sabía que era conveniente políticamente tener buenas relaciones con la Iglesia católica y con el cristianismo en general. Como declaró el mismo en una conversación privada con Artur Dinter: "Para alcanzar el poder, es importante no desprenderse de la Iglesia católica, la cual tiene gran influencia en Alemania... Debemos mostrarles a los católicos de Alemania que están en manos más seguras con los Nacional Socialistas, que con los del Partido del Centro". Incluso se cree que, luego de erradicar el judaísmo, Adolf pensaba hacer lo mismo con el cristianismo.

7. Si algún prisionero intentaba o lograba escapar del campo de concentración de Auschwitz, los nazis asesinaban a varios prisioneros como advertencia para los demás

3945fce2-b3dc-467a-afbc-1c4488adbad3-2060x1236

Entre todas las instancias en las que pasó esto, la más destacada sucedió el diecinueve de julio de mil novecientos cuarenta y tres. Después de que tres prisioneros lograran escapar, los guardias colgaron a doce presos en un día a plena vista de todos.

6. La idea de recorrer el trayecto portando la antorcha olímpica desde la antigua Olimpia hasta el país anfitrión de los juegos olímpicos provino de los nazis

6360593998592942831614399505_article

Sucedió por primera vez en las Olimpiadas de Berlín en mil novecientos treinta y seis. La cineasta Leni Riefenstahl documentó el trayecto en su película "Olympia". Desde entonces, la tradición se ha mantenido.

5. Los Sonderkommandos eran judíos prisioneros en los campos de concentración que se encargaban de limpiar las cámaras de gas y se deshacían de los cuerpos

3noddex

No contentos con estar aniquilando a una raza entera, los nazis obligaban a los prisioneros más físicamente capaces a limpiar las cámaras de gas, deshacerse de los cuerpos, cargándolos hasta los incineradores y luego a tirar las cenizas al mar. Cualquiera que se negara a convertirse en Sonderkommando era instantáneamente asesinado. Recibían algunos beneficios (mejor comida, ropa normal, colchones de resorte), pero el trauma de participar activamente en el asesinato en masa de tus amigos, vecinos y compatriotas es inigualable. El infierno que sufrían estos hombres es retratado en la excelente película "Son of Saul".

4. Los nazis intentaron curar la homosexualidad obligando a cientos de hombres a tener sexo con esclavas sexuales

00210-800x346

En mil novecientos cuarenta y dos, los dirigentes del partido nacionalsocialista pensaron que sería buena idea poner burdeles en los campos de concentración para incentivar a los presos a trabajar más duro. Mujeres de otros campos servían de esclavas sexuales.

También fueron usados para intentar "curar" la homosexualidad. Por iniciativa de Heinrich Himmler, los prisioneros homosexuales debían visitar los burdeles una vez por semana hasta que se dieran cuenta que su orientación sexual no era natural.

3. Luego del fin de la Segunda Guerra Mundial, más de siete mil simpatizantes nazis se suicidaron

deputy-mayor-ernst-kurt-lisso-and-his-family-after-committing-suicide-by-cyanide-to-avoid-capture-by-us-troops-1945-2

Hitler no solo representaba a su partido, sino a millones de personas que lo consideraban una esperanza para salir de la crisis en la que había entrado Alemania luego de haber sido derrotados brutalmente en la Primera Guerra Mundial. Cuando la muerte del Fühler se hizo pública, miles decidieron quitarse la vida.

Los nazis habían obligado a los civiles a dar su apoyo incondicional a la guerra y cuando, a pesar de todos los esfuerzos, fueron derrotados otra vez, muchos alemanes, tanto nazis como no nazis, no podían concebir un futuro en donde el tercer Reich no existiera.

2. La Alemania Nazi fue la primera nación en prohibir experimentación con animales

392547-hitler

Irónicamente, los nazis prohibieron la experimentación con animales, pero no les importaba en lo más mínimo experimentar con humanos. Desde los límites de lo irracional y lo cruel, centenas de experimentos bizarros se llevaron a cabo utilizando a los miembros de las razas que consideraban inferiores.

1. A pesar de ser liberados de los campos de concentración por los aliados, decenas de miles de prisioneros murieron días después de quedar en libertad

WAR & CONFLICT BOOK ERA:  WORLD WAR II/WAR IN THE WEST/THE HOLOCAUST

Cuando los nazis encargados de los campos de concentración se dieron cuenta de que todo estaba perdido, decidieron asesinar a todos los prisioneros que pudieran. Algunos se salvaron de la masacre y tuvieron la suerte ser libres otra vez, solo para morir días después. Estaban desnutridos, enfermos y demasiado débiles. Los nazis se habían ido, dejándolos solos, lo que normalmente sería bueno, si no fuera por el hecho de que también se llevaban o destruían los alimentos que quedaran en las crueles prisiones de exterminio.