“Lincoln liberó a todos los hombres, pero Sam Colt los hizo iguales", esa es la cita que se recoge en la página de Colt's Manufacturing Company, una de las empresas armamentísticas más importantes de la historia. Su creador fue Samuel Colt, también responsable de popularizar el revólver.

Sin embargo, Samuel Colt no es el inventor del revólver, éste se inspiró en un modelo primitivo que vio durante un viaje a Calcuta. No obstante, fue en EEUU donde Colt lo mejoraría y lograría que aquella se convirtiera en un arma funcional. Así, el arma de fuego tenía un tambor donde podía almacenar hasta cinco balas de calibre 36.

Como se recoge en History, el negocio de Samuel Colt fracasó debido a los altos costes que tenía fabricar un arma de modo artesanal. Posteriormente, el inventor perfeccionó el revólver abaratando sus costes e incluyendo un tambor que tenía cabida para 6 balas.

Pero el éxito llegaría a partir de 1846, cuando estalló la guerra entre Estados Unidos y México. Aunque no sea el modelo de negocio más ético, los armeros ven potenciadas sus ventas cuando existe demanda del producto que ellos fabrican, y eso se suele producir cuando existen guerras. Contradictoriamente, el revólver más conocido y vendido de Samuel sería el Colt .45, también apodado como “Peacemaker”.

Créditos de la imagen: Matthew Brady | Imperial Photography of New York