¿Hay agua? ¿de dónde procede el gas metano? ¿estuvo cubierto por océanos? ¿hay vida? Todavía hoy, el planeta Marte sigue siendo responsable de muchas incógnitas a las que no existen respuesta. Sin embargo, existe un lugar en la Tierra con una serie de características muy similares a las que posee la atmósfera del planeta marciano.

Las Minas de Riotinto se encuentran en la sierra de Huelva, y hasta allí es donde se han desplazado agencias como la NASA o ESA para realizar pruebas que ayuden a predecir lo que posteriormente podrían encontrar en el planeta rojo. De hecho, el proyecto M.A.R.T.E. tenía como misión simular en Huelva la búsqueda de vida en el planeta Marte, para lo cual se tendrían que hacer perforaciones que alcanzarían los 150 metros de profundidad.

Según explica en El Mundo el investigador especializado en ambientes extremos del CAB y coordinador del proyecto Europlanet, Felipe Gómez, "Río Tinto es un análogo casi perfecto para probar tecnología y para simular las rocas que hay en Marte. Además, está muy cerca de una zona habitada, lo que facilita la organización de las expediciones".

De hecho, como se recoge en Europa Press, las Minas de Riotinto fue el lugar donde se probó el rover “Eurobot”, un vehículo espacial que más tarde se emplearía en misiones de Marte o la Luna.

Aunque en un principio se creyó las peculiaridades del Rio Tinto se debían a la contaminación de la mina, su composición de cobre y azufre poseen un origen natural. Todo se debe a los microorganismos conocidos como quimiolitotrofos, quienes no necesitan materia para crecer y son capaces de oxidar minerales a su paso.

Créditos: FCG | Shutterstock