El 11 de noviembre de 1966 finalizaba la misión Gemini 12 (la última etapa del programa Gemini) el cual tenía la intención de experimentar una primera toma de contacto con el espacio antes de que poder llevar el hombre a la Luna con la misión Apolo. Así, la NASA tenía como objetivo practicar distintas maniobras para estudiar la adecuación tanto de las naves como del hombre fuera del planeta Tierra. Por ejemplo, Gemini fue la misión donde se dio el primer paseo espacial o se realizaron actividades extravehiculares. Es decir, operaciones realizadas por los astronautas fuera de la nave.

Aunque la misión no tuvo demasiada repercusión, podemos decir que fue vital para valorar los posteriores programas de la NASA. Gracias a Gemini los americanos pudieron valorar cómo los astronautas se sentían a la hora de dormir o trabajar en condiciones adversas en el espacio exterior. También se realizaron diferentes pruebas de acoplamientos y alineación, que servirán como antecedente para que 3 años después Neil Armstrong pisase la Luna.