Cada año, el tercer lunes de enero se conmemora el nacimiento de Martin Luther King, el defensor de los derechos civiles para los afroamericanos que luchó de modo pacífico contra la segregación racial que se manifestaba en Estados Unidos.

El día de Martin Luther King se celebra desde 1983, quince años después de que el famoso activista fuese asesinado tras desplazarse a Memphis para defender la aplicación de mejoras laborales a los basureros locales. El ganador del premio Nobel de la Paz en 1964, ese mismo año consiguió que Kennedy aprobase la Ley de Derechos Civiles, la cual intentaba erradicar las diferencias existentes entre razas, garantizando así la protección de cualquier ciudadano independientemente de cual fuese el color de su piel.

Concretamente, fue el 23 de agosto de 1963, fue cuando el afroamericano comenzó con las palabras “I have a dream” el que quizás fue su discurso más conocido. Más de 250.000 personas participaron ese día en una marcha hacia el Capitolio de Washington D.C, donde se pronunció el discurso que posteriormente sería un icono de la lucha contra el racismo y que derivará en leyes civiles como la anteriormente mencionada.

"Sueño que mis cuatro hijos vivirán un día en un país en el cual no serán juzgados por el color de su piel, sino por los rasgos de sus personalidad".