especiales

Familia Unida: una secta en Atocha

"Te ficharon desde que entraste por la puerta. Si a ti te llamó la atención ese chico que se te parecía, imagina la cantidad de gente frecuente que se fijó en ti, y lo que pudo pensar."

Por – Jul 13, 2016 - 11:31 (CET)

Cruzo la entrada de la sede que Familia Unida tiene en el Paseo de Santa María de la Cabeza en Madrid, a sólo unos metros de la estación de Atocha y el Museo Reina Sofía. Es un local enorme, de reforma reciente, impoluto, con una entrada de varios metros de ancho. Años atrás, justo aquí estaba el Cine Infante.

Sus cristaleras muestran vinilos con eslóganes sobre la vida ordenada, la felicidad y la voluntad divina. Unos señores trajeados sonrientes, en plan vendedores de coches, me reciben dándome las buenas tardes y me entregan un pequeño trozo de papel en el que hay impreso un signo de igualdad (=). Ni idea de para qué, ya lo descubriría después.

Familia Unida 01
Sin que nadie más trate de cruzarse en mi camino atravieso el hall y llego al auditorio, una reluciente sala con unas cuatrocientas butacas según un cálculo rápido, y a saber cuántas más en un anfiteatro, y algo parecido a un altar.

Sentados en esas butacas, a quince minutos de las 19.30 h, hora de comienzo de la celebración, somos unas cuarenta personas. No dejan de entrar más, a cuentagotas pero de forma constante. Para el momento del final éramos unos ciento cincuenta.

Familia Unida 02

Tal y como nos informamos antes de esta primera visita, Familia Unida tiene raíces evangelistas. Llama la atención que este evangelismo sea sazonado constantemente con supuestos milagros y poderes curativos que rozan lo mágico, incluso para las adicciones toxicómanas, el cáncer, o el desempleo.

El primer contacto

Antes de ese comienzo, se acercó a mí un hombre de unos 45 años, uno de los miembros del equipo de Familia Unida.

  • Hola, ¿qué tal? Es tu primera vez, ¿verdad?
  • Hola, sí, así es, primera vez que vengo aquí.
  • ¿Nos conocías ya?
  • Llevo un tiempo viendo de vez en cuando la fachada, pero no os conocía de nada más.
  • ¿Y qué te ha movido a venir?
  • Bueno, yo estuve siempre en parroquia hasta hace unos años, y desde entonces rompí por completo con el Señor. En 2015 me ocurrieron muchas cosas y sentí que mi vida se me había ido totalmente de las manos, y necesitaba poner de nuevo a Jesucristo en el centro para que me señalase el camino. Y quién mejor que Familia Unida, que lo llevo viendo tanto tiempo. ¿Una señal?
  • Habrás buscado información sobre nosotros antes de venir, ¿verdad?
  • Sí, pero tampoco me manejo mucho con Internet [escondo la muñeca donde llevo el Apple Watch tras la espalda], así que casi siempre acababa en vuestra web, y al final he venido.
  • Muy bien, pues nada, cualquier cosa que necesites, puedes decírmela. Disfruta.
  • Muy bien, muchas gracias.

Mientras empieza la ceremonia, muchos de los que llegan van directos hacia esa especie de altar, donde hay unas enormes letras de madera formando la palabra "JESÚS", y oran apoyados en ellas durante unos minutos, como en la imagen superior. Así van acercándose y alejándose veinte, quizás treinta personas, antes de que el reloj marque las 19.30 h.

Aprovecho para hacer algunas fotos disimuladamente mientras una voz no deja de repetir por megafonía que está prohibido hacerlas, así como usar cualquier dispositivo electrónico, acompañado de unos gráficos aclaratorios proyectados en la pared del fondo. Poco antes de empezar, paso de mi butaca en un rincón al fondo a otra centrada en quinta fila, mucho más adelantada. Mala idea para un caucásico que quiere pasar desapercibido y mide 1'90 m, y va a acabar rodeado de personas mayoritariamente latinoamericanas y de edad avanzada, con un promedio de estatura en torno al 1'65 m. Comienzo a grabar con el móvil todo el audio del evento.

Familia Unida 03

Empieza el show

Suena música de órgano con tintes épicos, como si algo grandioso estuviese a punto de suceder. Aparece un nuevo hombre trajeado y se coloca en el altar, pero a la misma altura que el resto, sin subir al presbiterio. Es mulato y en cuanto empieza a hablar y cantar le delata un marcadísimo acento brasileño, pese a que su español es perfecto. Es el pastor, aunque no lleva ningún hábito, sotana, túnica, alzacuellos ni indumentaria alguna que haga pensar en ello, que tenga algún parecido con el atuendo de cargos eclesiásticos durante las eucaristías. La canción que abre la ceremonia, con todos los asistentes de pie, es "Haz la diferencia", con una letra que poco después iba a marcar el significado de aquel papelito con el signo de la igualdad que me entregaron al entrar.

La gente de mi alrededor canta, casi todos con los ojos cerrados con fuerza, muchos con los brazos extendidos al cielo y los puños apretados, algunos se golpean el pecho: "haz la diferencia, señor, entre aquellos que sirven y aquellos que no"Miro discretamente a mi alrededor. Todo el mundo canta, muchos con los brazos estirados hacia el cielo y casi todos con los ojos cerrados con fuerza. Algunos se golpean el pecho, o cierran los puños tensos. Me llama la atención entre los asistentes un chico joven, de apenas unos años más que yo, con un aspecto más de estudiante universitario echando la tarde en un bar, algo atípico mirando al resto. Pienso si se tratará de un periodista haciendo lo mismo que yo. Cuando le veo cantar y gesticular con tanta energía descarto esa idea: simplemente, es uno más. La música de órgano continúa, y el pastor brasileño ya no canta, sino que declama acaloradamente hablando de justicia, de justos e injustos, de Dios, de que "la mayor injusticia es la igualdad". Todo con un tono que roza lo rabioso, casi desesperado, la escena es absolutamente intensa. "Yo no acepto, no, no y no, la vida no es igual, busque al Señor, él está aquí ahora, hazte con Dios, dígale a Dios, no puede haber una igualdad, tiene que haber una diferencia". Luego la canción prosigue, con él y con todos los asistentes cantando de nuevo. "¡Haz la difereeeeenciiaaa...!"

Acaba la atronadora música de órgano, y el pastor estrena un tono de voz algo más normal. Sigue lleno de oratoria, pero mucho más suave que hasta ahora. "En sus votos [en referencia a los pedazos de papel que nos dieron] está la señal de igual, ¿no es eso? ¿Es justo que todos sean tratados de la misma manera?" La masa responde al unísono: "¡No!". El pastor replica: "¿Es justo que haya una igualdad? Dios no tratará a justos e injustos de la misma manera. Dios no tratará de la misma manera a quienes dependen de él y a quienes no dependen de él. Dios tratará y trata a los justos [...] de una manera distinta, y esa es nuestra fe".

En medio de toda esta reflexión, larga pero basada en dar vueltas al mismo concepto, empieza una suerte de performance. El pastor invita a todos los asistentes a subir al altar con el papel, el del símbolo de la igualdad, y una vez arriba romperlo en varios trozos y arrojarlo el suelo. Simbolismo para reforzar el mensaje: la igualdad es negativa e injusta, todos somos desiguales en base a la voluntad de quién cumplimos, si la nuestra, la de otro, o la de dios. Al fin y al cabo, alguna "diferencia" tenía que hacer estar ahí, en Familia Unida, y no en la calle pecando, ¿no?

Dicho y hecho, los más de ciento cincuenta "fieles" que asistimos al show comenzamos a desfilar escaleras arriba, en silenciosa marabunta, siguiendo el ritual marcado por el pastor. Al bajar, y como aún quedan bastantes por el camino, aprovecho para hacer, disimuladamente, un par de fotos. El disimulo no fue suficiente y esas dos fotos no me salieron gratis.

La primera de ellas, con mi dedo tapando parte de la imagen, fue vista a distancia por el mismo hombre que se dirigió a hablarme antes de que comenzase la celebración, quien aparece en la foto mirando mi teléfono con cara de suspicacia.

Familia Unida 04

No me di cuenta hasta que vi la foto al salir del centro, así que hice una segunda foto. En ella se aprecia, al centro, al pastor trajeado, micrófono en mano, sin dejar de cantar y clamar. A su derecha, otro miembro de la organización, también con traje y corbata, con sus manos extendidas en señal de piadoso tributo. Detrás, los fieles de Familia Unida siguiendo el camino trazado por el pastor, arrojando con ira su símbolo de la igualdad descompuesto.

Familia Unida 06

Pero como decía, la foto no me salió gratis. Tan pronto el hombre trajeado se dio cuenta de que hice la primera, vino hacia mí con más vinagre que aceite.

  • Disculpa, me ha parecido verte haciendo una foto, ¿es así?
  • Sí, así es.
  • No se puede hacer fotos, está prohibido.
  • Ah, no lo sabía, disculpe, es que ha sido un momento tan intenso que quería inmortalizarlo.
  • Pues no se puede. Siéntete cómodo, estate a gusto, pero no hagas fotos, porque está prohibido.
  • De acuerdo, sin problema.

Ya está. Marcado en el minuto quince. Wasted. "En otra vida me dedicaré a la numismática", pienso mientras reanudo la grabación de sonido de la ceremonia.

Hora de los donativos, datáfono en mano

En las postrimerías de la celebración, el pastor comienza a evocar al respetable a realizar una aportación, subrayando una y otra vez su carácter voluntario, completamente voluntario, voluntario, voluntario. Lo cual me recuerda irremediablemente a cierto episodio de Los Simpson. Entre esa declamación reiterativa, aparecen las azafatas con sacos donde depositar el dinero y unos sorprendentes datáfonos para donar con tarjeta. "Esta es la mía", pienso. Me acerco, tarjeta de débito en mano, para hacer una donación y ver qué denominación aparece en el comprobante. Ese sería, sí o sí, el nombre oficial como organización, y no la marca "Familia Unida". Voilà.

familia unida diners torrons

Ya tenemos un nombre: Comunidad Cristiana Espíritu Santo. Recuérdenlo, porque luego volverá a aparecer.

¿Quién está detrás de Familia Unida?

Como hemos visto, Familia Unida es una simple marca bajo la que opera Comunidad Cristiana Espíritu Santo. A partir de ahí empezamos a tirar del hilo. Una marca más del grupo en el que se encuentran Pare de Sufrir, Arca Universal, Cambia tu Suerte u Oración Fuerte al Espíritu Santo. Todas ellas pertenecientes a un paraguas común: la Iglesia Universal del Reino de Dios.

Esta Iglesia tiene un largo historial lleno de polémica en Latinoamérica, donde alcanzó cierta fama en buena medida gracias a su escaso autocontrol a la hora de promocionarse con según qué contenidos. Un buen ejemplo fueron los exorcismos que promovían públicamente, difundidos en la red. La ambientación del lugar y el tono del pastor son idénticos a lo que vimos en la sede de Familia Unida en Madrid, con una obvia diferencia: en comparación, la versión española es mucho más moderada y suave, pese a lo llamativa que pueda resultar. Ni exorcismos públicos ni algunas de las afirmaciones tan escandalosas que se pueden escuchar en algunos vídeos que recogen la escena.

o-EDIR-MACEDO-facebookEl obispo Edir Macedo, fundador del germen y las diferentes marcas de lo que conocemos en España como Familia Unida. Su historial delictivo en América Latina no contribuye a la buena fe en esta organización.

Así, de los orígenes de Familia Unida nos toca remontarnos a los de la Iglesia Universal del Reino de Dios, fundada en Brasil en 1977. Su fundador y cabeza visible es de sobra conocido: el obispo Edir Macedo Bezerra, incluido en la lista Forbes en 2014 como uno de los 50 personajes con mayor fortuna de Brasil, su país natal, calculada en 3.000 millones de reales brasileños, unos 850 millones de dólares, siendo el líder de su iglesia. Para 2015 se estima que su patrimonio aumentó hasta los 1.100 millones de dólares, lo cual le convierte en el pastor más rico del mundo, de cualquier orden o confesión.

La relación con la rama española no se basa en hilos estructurales del pasado, como podría parecer o se podría llegar a argumentar: Edir Macedo sigue teniendo un papel clave en Familia Unida, no sólo a nivel empresarial, sino también como imagen visible y de orientación espiritual. En la propia web de Familia Unida, versión española, aparece en portada un artículo escrito por él. En realidad, cada día se publica en esta web un artículo suyo, todos con reflexiones personales en torno a algún pasaje evangélico. De hecho, al hacer la donación con tarjeta de débito solicité unos libros que exponía un azafato, los cuales me fueron entregados bajo la aprobación de la azafata que tecleó la cantidad que le dije que quería donar. Uno de ellos, la biografía de Edir Macedo.

La biografía de Edir Macedo es una selfie de 300 páginas. Constantes referencias a su duro camino hasta la cumbre, hasta lograr una familia feliz y una Iglesia imperial. No hay más que rascar. Entre medias, fotos en papel maché de los viajes de Macedo por decenas de países, y de las impresionantes sedes que la Iglesia Universal del Reino de Dios tiene por medio mundo. Lo único inquietante, algunas frases donde se confirma el papel que tiene la mujer en su iglesia: comparsa y sometimiento al hombre. Frases en las que se habla de "ofrecimiento" o de "sacrificio".

Familia Unida 05

Poco evangelio, mucho refuerzo grupal

“Tenía una fuerte depresión de la que no conseguía salir. Además, como consecuencia de un abuso que sufrí cuando era pequeña, despertaba constantemente con pesadillas que me recordaban aquel hecho. También tenía problemas de salud. Sangraba constantemente debido a unos quistes en el ovario, tenía muchos dolores de cabeza, me mareaba, no tenía fuerzas y llegó un momento en el que no encontré sentido a mi vida.

Me convertí en una joven solitaria, llena de odio, de amargura, de tristeza y de orgullo. Tenía peleas constantes con mi familia e intenté suicidarme en 3 ocasiones.

En una campaña de Israel, mi madre sacrificó por mi vida porque estaba totalmente destruida y fracasada. Era un caso imposible para los ojos humanos. Empecé a venir a las reuniones y hoy estoy totalmente sana. En el ayuno de Daniel busqué a Dios y me entregué por completo. Sacrifiqué en el altar y aprendí a perdonar a la personas que me hicieron daño. Hoy soy una joven feliz, me valoro y amo a mi familia. Tengo dos contratos de trabajos y estoy llena de fuerza. Mi vida está totalmente restaurada.”

Es el testimonio de Noemí González, de Barcelona, publicado en la web de Familia Unida. Le acompañan muchos con una tónica similar, todos encabezados por un gran "CASOS REALES". Algunos ejemplos son los de Fernando y Natalia, a quienes todo "les iba fatal", sufrían "humillaciones" y no tenían "ni dinero para pagar el transporte a la iglesia". Pero se mantuvieron "firmes en la fe y cumpliendo nuestros compromisos con Dios". Ahora ya todo les va bien y viven en buen piso, y no tienen "dinero limitado". Un préstamo salvó la vida de Ylda Vera justo al día siguiente de comenzar a pagar el diezmo, ahora su negocio "crece como nunca". Julián Fernández Cano estuvo cuatro veces a punto de morir tras la picadura de "un mosquito" en África que le contagió la malaria. Gracias a "su fe en Dios", ha vuelto a tener una vida plena, caminando y conduciendo, tras "acabar vegetal" sin que ninguna parte de su cuerpo se moviese. En Hipertextual suponemos que, más que la llegada de Familia Unida, tendría que ver el hecho de que la malaria cerebral es la complicación más frecuente de la malaria por P. falciparum y el ~90% de las personas que la han padecido se recuperan completamente sin secuelas neurológicas.

Sede de Familia Unida junto a la estación de Atocha, en Madrid.
Sede de Familia Unida junto a la estación de Atocha, en Madrid.

Ana Paula intentaba suicidarse mientras estaba sonámbula. Luego su madre falleció por un cáncer de útero y les desvalijaron la casa. La familia contrajo una deuda de 100.000 euros. Entonces decidieron entrar en Familia Unida. Al mes siguiente, Ana Paula logró un empleo y negoció su deuda, ahora "tiene paz". Tania Abrigo era drogadicta, alcohólica, e intentó suicidarse en las vías del metro. Su marido, que le maltrató a ella y a su hija, intentó asesinarla. Después de eso, una amiga le invitó a participar en Familia Unida. Desde entonces, es una persona "feliz, con ganas de vivir".

El patrón siempre es el mismo: un tenue mensaje evangélico acompañado de un fortísimo discurso de lucha contra las adicciones, la depresión, y el malestar que sólo puede lograrse en el seno de Familia Unida

No se entienden de otra forma vídeos como este, donde vemos una suerte de conductismo de Pavlov que consigue, desde la propia sede de Familia Unida, que una feligresa, hasta hace poco fumadora, acabe sintiendo asco de los cigarrillos. "Llevo sin fumar desde hace una semana o más, desde que vine. Me lo ha ofrecido una amiga y le he dicho que no lo quiero ni oler". Casualmente, su madre, presente en el show, se enteró de que fumaba justo cuando lo dejó.

En Familia Unida también son muy insistentes con lo pecaminoso del suicidio y su lucha contra el mismo. Habitualmente venden casos de éxito en la prevención del mismo, como el de Angelines. De hecho, evitar suicidios es una voluntad imperiosa para la organización.

Otro hallazgo inesperado es una suerte de homeopatía religiosa en Familia Unida, que quedaba clara en cuanto apareció el concepto "Gota del Milagro", en referencia al agua del monte Hermon donde "el hijo de dios manifestó su gloria".

"Si necesitas ver tu vida transformada, y no soportas más tanto sufrimiento (peleas, enfermedad, vicios, fracaso económico...), ven a recibir esta agua del monte Hermon, el agua de los milagros".

En una botella que firmarían Lanjarón o Nestlé, Familia Unida también proporciona esta "agua de los milagros" a quien se acerque a su sede a pedirla.

En los testimonios, discursos y celebraciones de Familia Unida podemos encontrar, cuantitativamente, una cantidad de aportación evangélica muy reducida. Todo lo acaparan los consejos personales, la petición del diezmo (donación del 10% de las ganancias o del patrimonio), las guías sobre comportamiento, etc. Se busca engordar al grupo, crecer en número de miembros. Una estructura piramidal: a más personas entren al grupo, más dinero se recaudará con unos costes prácticamente constantes. Y a su vez, supondrá más oportunidades de que el grupo continúe creciendo.

Familia Unida y la teología de la prosperidad

Todo lo visto hasta ahora encaja perfectamente en la teología de la prosperidad, que viene a defender que el cristiano debe ser rico, que su fe le hará prosperar en todos los aspectos de la vida, y que esto acarreará un crecimiento económico personal. Un católico que no ha conseguido convertirse en adinerado es un católico que no tiene la suficiente fe, según esta teoría.

Desde Familia Unida apuntan a otro movimiento donde creen que entroncan mejor, el movimiento carismático o neopentecostalista, una práctica nacida a mediados del siglo XX que defiende la inclusión de elementos del pentecostalismo en la Iglesia, como la doctrina del bautismo en el Espíritu Santo. En realidad, los paralelismos con la teología de la prosperidad son demasiados, ya que las principales críticas asociadas al neopentecostalismo se dirigen hacia sus doctrinas ajenas a la Biblia, especialmente en lo referente al anhelo del crecimiento económico constante y a las referencias a los negocios individuales. Cabe señalar que muchas de estas críticas provienen de otras ramas menos laxas del pentecostalismo, como el histórico, el unicitario o el clásico.

iglesia universal del reino de dios

También es muy criticado por sus celebraciones, alejadas del cristianismo más tradicional y masivo, donde prima el espectáculo en desfavor del evangelio, los efectos especiales y los adornos muy por encima de la liturgia. Ceremonias que han tomado prestados muchos elementos de la farándula televisiva. En nuestra visita a Familia Unida, esto se cumplió a la perfección. Showtime.

No importa que se quiera salir de una enfermedad, solucionar un problema personal grave o superar una crisis matrimonial: la teología de la prosperidad parte de la base de que todo eso será más posible de conseguir en la misma medida en que se vaya dando más dinero "a dios". Cuanto más diezmes, más bendiciones llegarán.

Curas milagrosas

Hemos hablado mucho de la supuesta atribución de Familia Unida a curaciones de todo tipo que rozan lo milagroso. Desde Familia Unida se curan en salud, valga la redundancia, asegurando en su web que, básicamente, ellos jamás pretenden curar a las personas, que sólo creen en el "sanamiento por el poder de la fe", y que sus creencias sobre ello son, al fin y al cabo, las habituales en cualquier comunidad cristiana. Este es el texto detallado sobre sus "curas":

  • "Familia Unida afirma curar a las personas".

  • "Verdad: Familia Unida no pretende curar a las personas, pero creemos que Dios puede sanar por el poder de la fe y esto está en línea con el creciente interés en los efectos curativos de la oración (para problemas como la salud) que existe en toda la comunidad cristiana. Organizamos reuniones cada martes que se hacen especialmente para beneficiar a los participantes que pueden estar sufriendo con enfermedades. En cuanto a Familia Unida, no tenemos ninguna experiencia médica, por lo que a las personas que acuden a Familia Unida, siempre se les aconseja ir a su médico para obtener un diagnóstico adecuado. Del mismo modo, cualquier persona que afirma ser curada, asistiendo a una de nuestras reuniones se les encamina a ir a su médico, porque no reconocemos una cura a menos que sea confirmada por un médico cualificado. (Tener en cuenta: estamos encantados de publicar las pruebas médicas con nuestros testimonios)".

Bueno, en realidad esto dista mucho de la publicidad que hacen a través de sus revistas, vídeos, vinilos y testimonios. Veamos algunas evidencias gráficas, como las que pueden encontrarse en su revista online (un ejemplo, otro ejemplo).

Curas de enfermedades 01

Curas de enfermedades 04

Curas de enfermedades 03

Curas de enfermedades 05

El mensaje no deja lugar a dudas, y siempre establece una relación causal entre el consumo de un producto milagroso de Familia Unida (un manto, un líquido, un aceite...) y una sorprendente curación completamente ajena a la praxis médica. Incluso se permiten añadir que "el médico quedó sorprendido". Otro ejemplo grabado en plena calle, en Madrid.

A casi todos estos testimonios les acompaña una advertencia, en una tipografía notablemente menor, y generalmente en el reverso del tríptico o similares, en la que Familia Unida, que sabe muy bien lo que se hace a nivel legal, se cubre las espaldas.

Curas de enfermedades 02

Algunos de los ritos u amuletos empleados por Familia Unida con fines curativos son el agua bendita, la rosa de los milagros, la sal del Espíritu Santo, la arena de playa del mar de Galilea, el aceite milagroso de Israel, la vara de Jacob, las maderas de la cruz de Jesús, el manto sagrado, la rosa milagrosa o el jabón de la descarga.

Siguiendo las migas de pan

Desde Hipertextual nos pusimos en contacto con el Ministerio de Justicia del Gobierno de España, del cual depende el registro de entidades religiosas. Gracias a ese nombre obtenido en el justificante de ingreso / donativo, "Comunidad Cristiana del Espíritu Santo" pudieron darnos acceso a la ficha de registro público de Familia Unida. Tal y como presumen, figuran como una confesión evangélica. Allí también figura el domicilio de sus treinta y cuatro lugares de culto, así como el domicilio social.

Distribución geográfica de las 34 sedes que tiene Familia Unida en España.
Distribución geográfica de las 34 sedes que tiene Familia Unida en España.

Por su parte, la Conferencia Episcopal declinó hacer cualquier tipo de comentario sobre Familia Unida / Iglesia Universal del Reino de Dios y cualquiera de sus matrices, remarcando que está completamente fuera de la Conferencia y no la acoge de ninguna forma.

Donde tampoco aparece Familia Unida / Iglesia Universal del Reino de Dios / Comunidad Cristiana del Espíritu Santo es en FEREDE (Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España), entidad que agrupa a más de 2.000 congregaciones evangélicas. Así nos lo confirma su responsable de comunicación, Jorge Fernández, quien además nos explica que Familia Unida solicitó su admisión en FEREDE pero su solicitud fue rechazada. "No recuerdo bien si se denegó su solicitud o fueron ellos mismos quienes la retiraron cuando vieron que iba a ser rechazada, no sabría precisarlo ahora".

"La solicitud de Familia Unida para entrar en FEREDE iba a ser rechazada porque no se consideró que fueran capaces de acreditar su carácter evangélico. La doctrina y prácticas que ya conocíamos de la Iglesia Universal del Reino de Dios tampoco están consideradas como evangélicas"¿El motivo de este "no" de FEREDE a Familia Unida? "Iban a ser rechazados porque no se consideró que pudieran ser capaces de acreditar su carácter evangélico, había muchas dudas sobre sus prácticas y doctrinas". Así, actualmente FEREDE no tiene ningún tipo de relación con ellos, ni directa ni indirecta. De haber logrado acceder a la asociación, Familia Unida se hubiese podido beneficiar, aparte de la legitimidad que supone estar reconocidos por la agrupación que congrega a más del 90% de las iglesias evangélicas españolas, de los acuerdos de cooperación con el estado. Acuerdos que otorgan, por ejemplo, la posibilidad de realizar matrimonios evangélicos con arreglo al marco jurídico legal, de la misma forma que los matrimonios católicos. Más allá de eso, Jorge descarta realizar cualquier tipo de valoración de Familia Unida o la Iglesia Universal del Reino de Dios. "Cualquier iglesia fuera de FEREDE está en su legítimo derecho de inscribirse en el Ministerio de Justicia y desarrollar su actividad. No están bajo ningún tipo de supervisión o disciplina por nuestra parte, no tenemos relación con ellos."

En FEREDE existe una comisión teológica de admisiones que evalúa todas las solicitudes de ingreso a través de sus estatutos y su confesión de fe, principalmente. En el caso de iglesias poco conocidas, ayuda que otra con más solera la avale. Con Familia Unida, parte del problema estuvo en lo que ya se sabía de la Iglesia Universal del Reino de Dios, cuyas prácticas y doctrinas no están consideradas como evangélicas por FEREDE.

Miguel Perlado, psicólogo especialista en sectas.
Miguel Perlado, psicólogo especialista en sectas.

También hablamos con Miguel Perlado, psicólogo especialista en sectas, quien nos ayudó a la hora de trazar un perfil que uniese todos los puntos anteriores. Para empezar, es normal que la Conferencia Episcopal, como cualquier asociación religiosa en general, tengan apartada a la Iglesia Universal del Reino de Dios: sus prácticas en general, y las de Edir Macedo en particular, distan mucho de las que suelen seguir en el catolicismo. Exceden la praxis, así como las finalidades y la explotación de las personas. Para continuar, Miguel encuentra una rápida explicación a la insistencia de mostrar casos de éxito a la hora de evitar suicidios:

"Una organización así apunta, sobre todo, a quien está desesperado. Y quién hay más desesperado que quien quiere suicidarse. Por otro lado, se ponen situaciones límite como ejemplares, ya que invitan a pensar que, si a alguien en una situación tan extrema le pudo ayudar la organización, cómo no va a poder ayudarme a mí".

De ahí se explican también los numerosos shows, las demostraciones impactantes. Los clásicos números estudiados y pensados para impactar en el público y despertar emociones en ellos. Lo del tabaco es un ejemplo incluso suave.

Se busca a personas ingenuas, vulnerables, idealistas, que atraviesen una crisis; se utilizan principios de psicología básicaUna secta así busca siempre al vulnerable, a quien atraviesa una crisis, al ingenuo, al idealista, según Perlado. Nunca busca el ingreso de personas problemáticas, folloneras, etc: sólo quieren a aquellos con una mayor predisposición a seguir instrucciones, creer aquello que se les dice, con una alta porosidad emocional. "Y después ya se les dirá treinta veces que han de diezmar".

Para Perlado, es innegable que estas organizaciones no ponen una pistola en la cabeza de nadie, no coaccionan de una forma explícita y agresiva, sino que mediante otros métodos muy sutiles, que responden a principios de psicología básica, consiguen sus objetivos. Lo que se puede encontrar dentro es un bombardeo de amor, de calor humano, de muestras afectivas que consiguen movilizar. ¿Cuáles son sus objetivos? "Consiguen llegar a una violación espiritual. Invaden tu mente, la colonizan, la vacían de todo aquello que no interesa y lo reemplazan con todo lo que sí les interesa a ellos, repitiendo y dando situaciones de ejemplo de forma insistente. Al final, la explotación es moral, financiera y espiritual".

Cuando le conté a Miguel mis sensaciones una vez dentro, incluida la suspicacia sobre aquel chico joven cuyo aspecto y edad rompía los moldes del resto de los asistentes ("pensaba si sería un periodista haciendo lo mismo que yo"), él le dio la vuelta a la situación: "A ti te ficharon desde que entraste por la puerta. Si te llamó la atención ese chico que se te parecía, imagina la cantidad de gente frecuente que se fijó en ti, y lo que pudo pensar." Miguel se refería a cómo un grupo como este, acostumbrado a escuchar que dentro está la salvación y fuera la amenaza y el apocalipsis, recibe con ambiente tenso, de vigilancia y paranoia, a alguien nuevo. Más aún si llama la atención por tener un aspecto y un perfil distintos a los mayoritarios.

Edir Macedo en Brasil, año 2004.
Edir Macedo en Brasil, año 2004.

Sobre perfiles mayoritarios, preguntamos a Miguel por qué cree que existe un patrón entre los adeptos de Familia Unida: de edad entre mediana y avanzada, con alta presencia latinoamericana, etc. "Estos grupos tienen targets poblacionales. Hay incluso grupos que buscan gente de bajo perfl socioeconómico porque obtienen beneficio por otro lado, como mano de obra gratuita. Otros van a grupos con un poder adquisitivo mayor. En el caso de Familia Unida, el pool de gente de esa edad, podría estar entre 40 y 55 años (es un dato intuitivo, ya que no los hay oficiales). Un motivo importante es que en esa franja, la gente se acerca a la crisis media de la vida. No es un tópico, es algo que existe. A esa edad, te replanteas cosas. La muerte ya no está tan lejos, empiezas a pensar en otros temas. Este grupo se dirige a estas franjas por ese tipo de problemas. Ya llegarán a los jóvenes, primero van a esa franja. No es absoluto, pero sí un patrón".

Otra sede de Familia Unida en Madrid, en el barrio de Usera.
Otra sede de Familia Unida en Madrid, en el barrio de Usera.

Volviendo a los apocalipsis, hay un vídeo promocional que encaja perfectamente con la descripción de Perlado. En él, una grave voz en off habla de las señales del apocalipsis, "ataques terroristas, plagas [en referencia al virus zika], profecías cumplidas, eventos venideros, arrebatamiento, períodos de tribulación, el 666, la marca de la bestia y el anticristo, la segunda venida de Jesús, la batalla final del armagedón, el juicio final, cielo nuevo y tierra nueva. Realidades proféticas que nos anuncian que estamos en los últimos tiempos, en la cuenta atrás." Todo para acabar invitando a una sesión en la sede de Familia Unida. Una sede entendida como una suerte de Biosfera 2 en la que resguardarse de los peligros que acechan el mundo exterior. Perlado lo clavó.

Otra voz autorizada en la materia es Juantxo Domínguez, de RedUNE, un grupo de ayuda y asesoramiento sobre grupos de manipulación psicológica. Juantxo, que tiene un vasto conocimiento sobre Familia Unida y su matriz, apunta a que en general los miembros de grupos pentecostales, como Familia Unida, no suelen recurrir a ayuda externa, ni cuando tienen problemas dentro del grupo ni cuando deciden abandonarlo. No como una causa, pero sí como un complemento, apunta a las "fuertes asesorías jurídicas" que tiene Familia Unida, y que hacen de su crítica un obstáculo en sí mismo.

No obstante, Juantxo nos explica que la gran ventaja de Familia Unida frente a cualquier voz discordante en un proceso judicial es el desconocimiento imperante en la justicia española, abogados incluidos, sobre las sectas. En un juicio sobre una secta, las partes quedan configuradas de la siguiente forma: un juez que desconoce el tema, un abogado de la víctima con el mismo desconocimiento, una víctima en muchos casos temerosa y coaccionada de forma directa o indirecta, y un equipo legal perfectamente preparado para responder a cualquier acusación. Resultado: la secta arrasa. Por eso en RedUNE acaban de crear un equipo jurídico que sí tiene preparación sobre grupos sectarios, para ponerlo a disposición de todo adepto que quiera salir de su grupo y tomar medidas legales contra él.

¿Secta?

"Es pertinente seguir describiéndolos como secta", asegura Perlado. En la web de Familia Unida, el apartado de prensa únicamente contiene dos subapartados: uno con referencias a la libertad religiosa, y otro con conceptos erróneos resueltos por la propia organización. En este último, uno de los supuestos mitos derribados es el que les cataloga como secta:

  • "Familia Unida es una secta."
  • "Verdad: una secta es conocida generalmente como un sistema informal y transitorio de creencia religiosa o casi religiosa considerado por otros como equivocada u ortodoxa. Así que, por definición, Familia Unida, no puede ser y nunca será una secta. Familia Unida es parte del movimiento Pentecostal que es una organización cristiana auténtica."

"Esta definición no tiene ni pies ni cabeza", prosigue Perlado. "En una secta lo que se busca es dependencia existencial para extraer las capacidades, la energía, la ilusión, y al final el dinero, por eso les definimos como secta. Sus argumentos no se sostienen."

logoFU
"La palabra "secta" es malsonante porque está connotada (la gente piensa en sexo, drogas y muerte), pero es otro tipo de enajenación la que se puede sufrir, sobre todo tras estar tan expuesto a la secta. Hay que matizar que es una secta por su funcionamiento y estructura. No importa que se ofrezca la salvación eterna, un jabón milagroso, la salvación del demonio o las supuestas terapias."

La doctrina es indiferente: lo que interesa es el sustrato, los recursos que se utilizan. Por eso es pertinente seguir describiéndolos como una secta destructiva, porque su funcionamiento y estructura son los de una secta. Y su salida: se sale de ella con vergüenza, con culpa, esquilmado económicamente, con una fuerte confusión espiritual, reconfigurando tu vida porque toda ella giraba en torno a la secta. Y con un fuerte daño moral y emocional."

Sobre si podríamos considerar a Familia Unida como una suerte de secta de nueva generación, Perlado no termina de afirmarlo, pero sí considera que la iglesia de Macedo ha perfeccionado y pulido fórmulas más sofisticadas. Así y todo, la de Macedo sigue siendo bastante grosera, y sus parámetros de manipulación son evidentes: el escenario, la puesta en escena, el discurso, la fuerte distorsión doctrinal del mensaje religioso... La figura clásica de la secta que nos ha inoculado el cine, con un señor de blanco en una montaña, lleva años en desuso. Eso no debería privarnos de identificar como tal a las sectas.

Coincide con Perlado José Rodríguez Díez, del Real Centro Universitario «Escorial-María Cristina», quien en su paper sobre "Confesiones religiosas y sectas pararreligiosas especialmente en España" cita a la Iglesia Universal como una "secta revolucionaria", referenciando al sociólogo Bryan Wilson.

También coincide con él Juantxo, que apunta que "puedes ser legal, pero eso no quita que seas un sinvergüenza", ya que las acciones del grupo son sectarias, coercitivas y contrarias a los derechos cívicos de las personas. En su opinión, el gran problema administrativo es la falta de conocimiento dentro de la justicia española de qué son y cómo funcionan grupos sectarios como Familia Unida. Y el origen no está en supuestos vacíos legales, sino en que nadie se ha preocupado por una vía de acceso jurídica a la lucha contra ciertas asociaciones.

El diezmo voluntario y la teoría de los pies descalzos

Para entender la capacidad de Familia Unida de lograr el diezmo de sus fieles pese a ser un arancel no-obligatorio, Perlado pone un ejemplo práctico: "Imagina que entras por primera vez a una sala donde todo el mundo va descalzo. Es altamente probable que tú también te quites los zapatos. Con el diezmo en una secta ocurre lo mismo: si ves que todos aportan veinte y te miran de reojo cuando te ponen delante el saco, no vas a aportar cinco, aportarás veinte o veinticinco". La sugestión no termina ahí: las personas no somos ajenas al contexto y las relaciones sociales, el entorno nos influye. El de Familia Unida amolda a dar el diezmo, a sonreír, y a llevar a más gente. También a no criticar al grupo, a no cuestionar lo que se tiene delante.

La excelente predisposición de las bases de la secta para ofrecer amistad, integrar al nuevo adepto y garantizarle un espacio seguro genera una deuda emocional que va erosionando a la persona hasta anularle: todo es por y para la organizaciónParte de la clave de una secta así es que genera una deuda emocional, según Miguel. Si una persona no tiene amigos, acaba de romper con su vida, acaba de llegar a un nuevo país, etc, y el primer día que acude a Familia Unida consigue cincuenta nuevos amigos, que le tratan bien, le invitan a formar parte de sus planes, y machaconamente le hablan de lo mismo y le dan ejemplos de vida, se genera una gratitud y una dependencia. "Esto progresivamente va erosionando, se emplean recursos de psicología cotidiana, pero desproporcionados".

El pensamiento que se genera en el adepto tiende a parecerse a "si ellos me dan tanto, yo estoy en deuda con ellos, qué menos que diezmar, hacer proselitismo, ir a limpiar el local...". Se termina con una convicción total de lo que promulga la secta. Se va entrando cada vez más y más. Se empieza con un día a la semana y se acaba yendo cada tarde.

Un eslogan como "con nosotros se acaban tus problemas" es muy seductor. Mientras tanto, el pensamiento que queda es que "nadie me obliga a diezmar, lo hago porque quiero". Si un juez viese que un adepto se ha quedado sin casa, sin dinero y sin coche por entregar todo a la causa de la secta, le preguntaría si es que le coaccionaron. A lo que el adepto respondería, con una enorme sonrisa en la cara, "no, lo di porque es la forma de recibir más bendiciones de dios". Golazo.

Edir Macedo.
Edir Macedo.

La secta va tocando fibras, reinterpretando la historia del sujeto, controlando su personalidad. Desmontándolo. Se mata su capacidad de pensar y analizar de forma crítica. A ello contribuyen mensajes que anulan cualquier componente externo. "No leas lo que pone de nosotros en Internet, es mentira". "Si tu familia no acepta que estés con nosotros es porque no te quieren de verdad". En conjunto, se acaba pensando que la gente de la secta es la "buena gente", y se justifica la explotación personal a la que se está siendo sometido.

Hipertextual pudo localizar a un antiguo miembro de la Iglesia Universal del Reino de Dios, quien prefirió no darnos demasiados detalles sobre su persona, ni siquiera sobre su grado dentro del ente, toda vez que sí que deja entrever que logró ir ascendiendo en la escala y no ser un adepto más. Con declaraciones escuetas, permite hacerse una idea de lo que supone estar dentro de esta iglesia y ascender en la jerarquía.

"Sus líderes manipulan, infunden miedo a todo aquel que pueda pensar en salir. Se habla constantemente del diablo, del riesgo que corremos si nos vamos. Para contraer matrimonio, primero has de demostrar capacidad para lograr ciertos objetivos económicos. Porque hay objetivos, y se humilla frente al grupo a quien no los logra. Y claro que hay estrategias muy ensayadas y estudiadas con el único objetivo de que los asistentes se dobleguen, donen, y vuelvan cada vez más implicados.

Bajo el pretexto de doctrinas y textos religiosos, se ha creado una organización que se nutre de más y más personas. Y de su economía. No importan las víctimas que queden por el camino, no importa su estado una vez fuera de la secta. Mientras, la base de la organización, los adeptos sin cargos ni responsabilidades, está llena de buenas personas, de buen corazón, con anhelos muy loables y necesidades afectivas. Ellos son los explotados en su integridad, en su intimidad misma. "Como una violación espiritual", sentencia Perlado.

Sin control

Llama la atención que esta organización esté registrada con normalidad frente al Ministerio de Justicia, con su propia ficha en el archivo de entidades religiosas. Además, eso contribuye a su normalización y buena imagen en la sociedad. O al menos, a pensar que estar registrada como entidad religiosa le exime de una posible mala imagen o suspicacia social.

Miguel apunta que "sobre el papel se puede cumplir cualquier requisito y estar legitimado, pero de puertas hacia dentro se puede hacer lo que a uno le dé la gana". ¿Quién supervisa a las iglesias y cultos que se registran en el ministerio? ¿Existe una entidad de índole religiosa que monitorice la bondad de sus prácticas? No, ni por asomo. Una vez se obtiene la aprobación del registro, nunca nadie vuelve a preocuparse por quien lo obtuvo.

La legislación española sólo realiza cierto control con las entidades religiosas en el momento de su registro. A partir de ahí, nadie revisa qué ocurre de puertas para adentro, aunque sobre el papel todo sea legal"Por supuesto, no hablamos de un control inquisitorial, aunque estos grupos se suelen parapetar en esto mismo, en interpretar un control lógico de sus actividades como una amenaza y una violación de su libertad religiosa". Para colmo, volvemos al inicio: Familia Unida y Comunidad Cristiana del Espíritu Santo son sólo dos marcas de las muchas que ha usado y usa la Iglesia Universal del Reino de Dios, que a la larga las utiliza como parte de un cluster.

En opinión de Perlado, se hace necesario un análisis transversal: ¿cuántos grupos componen ese cluster? ¿Cinco, diez, veinte, cincuenta? En países latinoamericanos han tenido problemas muy serios de blanqueo de capital. ¿Cómo se transfiere el dinero de unos a otros? Habría que ver qué dice Hacienda de ello, o Sanidad, o Justicia, o... Esa sería la visión transversal.

En este punto contactamos de nuevo con el Ministerio de Justicia, quien nos confirmó que no se supervisa la actividad de las entidades religiosas una vez inscritas. No obstante, con el nuevo Real Decreto que regula el Registro de Entidades Religiosas (RD 594/2015, de 3 de julio), las entidades tienen la obligación de hacer una declaración de funcionamiento cada dos años en la que actualizan sus datos de contacto a fin de dejar constancia de que siguen en funcionamiento. Sobre las prácticas en sí no hay ni supervisión ni informes de ningún tipo.

La garantía de bondad de las prácticas de entidades religiosas es tarea de los tribunales de justicia. La Ley Orgánica de Libertad Religiosa, en su artículo tercero, recoge unos límites para estas entidades. En el momento de la inscripción se verifica que la entidad no los sobrepasa. Una vez la entidad comienza su actividad, este control llega a su fin.

El estado de la justicia y la administración de cara a los grupos sectarios, así como su desconocimiento general sobre ellos, contribuye a que nadie se preocupe realmente por monitorizar sus prácticasJorge Fernández, de FEREDE, apuntó a algo similar: "Constituir una entidad religiosa, sea de la confesión que sea, en España se hace sin problemas. Nuestra legislación es bastante poco excluyente siempre y cuando se justifique la dedicación a la actividad religiosa". Nuevamente, justificación requerida a la hora de la inscripción, pero sin un control eventual posterior. Terreno baldío para la proliferación de grupos que, de puertas para adentro, pueden sortear su propia declaración inicial.

Los grupos como este también se benefician del tratamiento jurídico de las sectas. La responsabilidad penal se atribuye en primer lugar al miembro de la secta que actúa criminalmente, considerando su grado de participación, voluntariedad y responsabilidad. Pero por la forma de adoctrinamiento de estos entes, la responsabilidad grupal se diluye, y la fuerza interior que ejerce sobre cada individuo ayuda a ello. Lo ilegítimo de una secta se concreta en dos puntos: la captación ilegítima de adeptos, valga la redundancia, y el tratamiento que éstos reciben una vez forman parte de ella. Aquí aparecen conceptos como "control mental", "lavado de cerebro", "síndrome disociativo atípico" o "moldeamiento psíquico". El punto clave: la ciencia penal carece de conceptos precisos que determinen los límites del tratamiento psíquico al adepto. Una vez más, volvemos al punto inicial que nos explicaron tanto Perlado como Juantxo, e incluso Fernández: el desconocimiento de la justicia y la administración, así como el escaso control de las organizaciones religiosas, juegan a favor de los grupos sectarios.