Emilio Herrera (Kia): “Sin incentivos por parte del Gobierno, es difícil que se vendan coches ecológicos”
entrevistas

Emilio Herrera (Kia): “Sin incentivos por parte del Gobierno, es difícil que se vendan coches ecológicos”

Por 20/03/17 - 13:15

Ficha del entrevistado

Emilio Herrera

Nacido en 1961 en Lausana (Suiza) pero de ascendencia española, Emilio Herrera, actual Director General de Kia Motors Iberia, domina seis idiomas y posee una reconocida trayectoria profesional en el sector automovilístico, especialmente en el ámbito internacional. De 2006 a 2009 desempeñó el cargo de Director General de Chrysler y entre febrero de 2010 y diciembre de 2011, ocupó el puesto de director general de Fiat Group Automóviles en Bélgica.

El director general de Kia Motors Iberia prepara la llegada de once modelos ecológicos y pronostica el salto de su primer modelo autónomo desde su fábrica de I+D en Corea a Europa en menos de cinco años.

Probablemente, cuando hablamos de los principales fabricantes que lideren la llegada del coche autónomo, muchos pensamos en Tesla, en primer lugar, y luego otras más tradicionales como Mercedes y Ford. Sin embargo, en los próximos cinco años, veremos a más empresas protagonistas, con uno o varios modelos de vehículos dentro de su portfolio que limiten la actuación humana. Una de esas empresas es Kia Motors.

A día de hoy, el gigante coreano (junto a Hyundai) pone su foco comercial en motores más ecológicos. Entre sus planes de futuro hasta 2020, tienen pensado lanzar 11 modelos entre eléctrico, híbridos o híbridos enchufables. Además, en 2021 saldrá al mercado su modelo con pila de hidrógeno, que promete autonomía de hasta 600 kilómetros. Todo ello sin dejar de lado su apuesta por el coche autónomo del que Herrera afirma: “Que no lo hayamos comunicado, no quiere decir que no estemos trabajando en ello”.

Eléctricos, híbridos e hidrógeno

Kia tiene a la venta en el mercado modelos híbridos como el crossover Niro o el Óptima ¿Cómo seguirá su ofensiva híbrida en España? ¿Habrá más versiones de modelos ya existentes?

Efectivamente, tras el éxito cosechado por el Kia Niro, tenemos pensado traer a Europa nuevas versiones de modelos con motores híbridos.

Para nosotros, los grandes resultados que ha cosechado el modelo Niro son muy importantes. Su gran aceptación en el mercado es un reflejo de lo que está ocurriendo en ciudades como Madrid y Barcelona donde las personas cada vez deciden moverse más en un coche cómodo de conducir y con emisiones reducidas.

Pretendemos que este éxito sirva para seguir acelerando la producción y aumentando el número de vehículos con motor híbrido.

En el plano del mercado 100% eléctrico, ¿se esperará a la segunda generación de baterías o se empezará a trabajar con versiones de autonomías limitadas a 200 kms, como las de la competencia actualmente?

De momento, sólo tenemos disponible el modelo eléctrico Kia Soul, con una autonomía de 212 kilómetros, pero que aumentaremos en muy poco tiempo a 250 kilómetros. La nueva generación de baterías, que llegará al mercado a mediados del año que viene, proporcionará al menos 400 kilómetros de autonomía, y muchos también llegarán a los 500.

Sin duda, el impulso fuerte por el modelo eléctrico vendrá con estas baterías y resolverá el mayor miedo al que se enfrentan los usuarios que se plantean la compra de un vehículo eléctrico: quedarse sin batería y sin acceso a un punto de carga cercano.

Hyundai está apostando de cara al futuro por el hidrógeno como medio de propulsión. ¿Kia, como parte del conglomerado, irá por el mismo camino?

Sí, iremos por el mismo camino. Si el coche eléctrico es caro, el de hidrógeno es más. Estamos viendo cómo se comporta el mercado para sacar los primeros modelos en el mejor momento. Barajamos sacar el primer modelo en 2021.

Lo que sí tenemos claro es que no será un modelo pequeño por la infraestructura que requiere este sistema. Lo que nos han dicho es que se alcanzaría una autonomía de 500 millas (unos 600 km) y no presentaría el mismo problema que los coches eléctricos.

Kia Drive Wise - Centímetros Cúbicos, Atresmedia

Conducción autónoma

Cuando hablamos de coches autónomos, ¿hablamos del futuro de Kia? ¿Están trabajando en el desarrollo de algún modelo o tecnologías?

Como muchas marcas, estamos trabajando en ello. Tenemos varios sistemas que ya estamos introduciendo en algunos modelos, como el sistema de frenado de emergencia, el control de crucero adaptativo o el sistema de permanencia en carril que te avisa, e incluso corrige, sobre el propio coche. Hoy en día se puede llegar a una rotonda y que sea el propio coche el que haga el giro completo de la rotonda. Son elementos precursores de lo que será el coche autónomo.

Durante 2017 seguirán las pruebas en nuestro centro I+D de Corea y pensamos que para 2021 podremos poner a la venta el primer vehículo autónomo. Tenemos la ventaja de que este centro se comparte con Hyundai en el cual trabajan 11.000 ingenieros. Esa es la ventaja de la unión de KIA y Hyundai.

Para los próximos años, en función de la evolución del mercado, vamos a ir poniendo a disposición de los consumidores más vehículos eléctricos e híbridos. En el caso de la pila de hidrógeno, pensamos lanzar el primer modelo en 2021.

Vemos a otras marcas apostar por la conducción autónoma, y llevar un recorrido y nivel de investigación muy avanzado en este sentido desde hace tiempo. ¿Cómo planea Kia recuperar el tiempo de desarrollo perdido?

Aunque no lo hemos hecho público, tenemos en el centro de I+D las pruebas de coches autónomos. Somos un poco más prudentes. Sabemos que el más avanzado es Tesla, pero sabemos que todavía existe un problema de seguridad y ya se han registrado pequeños accidentes.

También existe un vacío en la legislación. En un accidente con un coche sin conductor, hay que valorar a quién se le atribuyen las responsabilidades.

Legislación y mercado

¿Qué necesita España para que las marcas entren con determinación en el mercado eléctrico?

Nosotros, desde Kia España, ponemos siempre como mejor ejemplo la situación que se vive en Noruega. La proporción de coches eléctricos que existe entre su población es de uno por cada tres de combustión. Esto ocurre porque disfrutan de ventajas como que la carga de la batería es gratis, hay menos impuestos, no pagan en autopistas o por aparcar, pueden usar el carril Bus -VAO…
En España necesitamos un plan MOVEA (Movilidad con Vehículos de Energías Alternativas) estable, con ayudas del Gobierno para los coches eléctricos e híbridos enchufables. Hasta ahora, este plan ha sido errático donde en unos meses hay dinero, en otros no, luego se lanza otro plan… No hay estabilidad.

Necesitamos algo parecido al plan PIVE (Programa de Incentivo al Vehículo Eficiente), que ha tenido estabilidad desde octubre desde 2012 hasta casi julio de 2017 y consiguió dar un gran impulso a las ventas.

A la necesidad de un Plan MOVEA estable, se suma la necesidad de crear más puntos de carga. En París o Ámsterdam se pueden encontrar puntos de carga en casi cualquier esquina. En España es muy complicado.

Por último, el modelo de vivienda que hay en España, dificulta la creación de puntos de carga. Una persona que viva en un bloque de edificios con cierta antigüedad, lo tiene complicado. Es cierto que en las nuevas edificaciones se obliga a poner puntos de carga, pero aún está lejos de implantarse masivamente. La mayoría de los edificios son antiguos.

Tesla ha elegido España como el último país con una limitada instalación de cargadores y soporte, ¿tiene la política, administraciones, leyes, la culpa?

Las Administradores Públicas deberían incentivarlo. Hay una manera muy sencilla de incentivar que es reducir el IVA de un coche eléctrico. Hoy en día, el inconveniente principal del coche eléctrico es que es más caro que el de combustión. Por mucha conciencia que se tenga sobre el medio ambiente, a un consumidor no le interesa pagar 10.000 euros más por un coche eléctrico que por uno de combustión.

El consumidor es muy pragmático. Por ejemplo, es lo que pasa con el modelo Niro. El consumidor sabe que, con este modelo, en momentos de mucha contaminación con restricciones por parte de los organismos públicos, va a poder acceder a la ciudad.

¿Crees que puede ser esta la legislatura del coche eléctrico en España?

Todo depende de las medidas que tome el Gobierno para incentivarlo. Tienen que ayudar a quitarse el miedo al vehículo eléctrico, a quedarse sin batería, el miedo al gasto adicional.

Otro motivo que puede impulsar el modelo eléctrico es que se aprueben medidas de restricción de vehículos de combustión al casco antiguo de los principales núcleos urbanos. Es una medida complicada ya que, al no tener mayoría absoluta, tiene que pactar con el resto de partidos para poder aprobarlo. Si miramos a otros países de Europa, en Noruega ya se aplica esta medida.

También podría aprobar medidas como las que se aplican en Holanda, donde la compra de un vehículo eléctrico, desgrava en el IRPF.
Desde el punto de vista del fabricante, nosotros sólo podemos intentar abaratar los gastos de producción de un coche. Pero no es posible si no se producen grandes cantidades de vehículos.