entrevistas

Brandon Sanderson: «No quiero sobrepasarme con mis derechos sobre ‘La rueda del tiempo’ porque no es mío»

y - Jul 29, 2019 - 13:30 (CET)

Ficha del entrevistado

Brandon Sanderson

Sanderson (Nebraska, 1975) publicó su primera novela, 'Elantris', en 2005 cuando ya llevaba diez años trabajando en sus libros. El estadounidense está licenciado en Literatura Inglesa por la universidad de Brigam Young y escribe sobre todo novelas de fantasía y ciencia ficción.

Además, el autor ha creado un universo propio en el que se enmarcan la mayoría de sus historias (aunque no todas) al que ha llamado Cosmere. Dentro de este universo se encuentran sagas como 'El archivo de las tormentas' o 'Nacidos de la Bruma'. Es más, en el Cosmere Sanderson proyecta un trasfondo común y normas similares en los sistemas de magia, además de presentar un metarelato que se desarrolla a lo largo de todos los libros de este universo.

Pero también tiene otras novelas fuera de este mundo, como la trilogía de 'Los Reckoners' o la saga de 'Alcatraz', estos dos últimos centrados más en un público juvenil. Aunque cualquier seguidor del autor disfrutará también de estas obras fuera de su universo central.

El estadounidense Brandon Sanderson es uno de los escritores más aclamados en el panorama fantástico y hace unos días visitó España. En Hipertextual hemos podido hablar con él sobre sus libros, los temas que le gusta tratar en ellos, los sistemas de magia que desarrolla, las adaptaciones de 'La rueda del Tiempo' y 'Steelheart' y cómo es su método de escritura en cuanto a las escenas de acción.

¿Crees que es Elantris una buena obra para empezar a leer el Cosmere?

Elantris es un buen punto de entrada. Lo que pasa es que Elantris fue mi sexto libro y cuando lo publiqué tenía escritos otros trece. No quería publicar la mayoría de estos libros porque Elantris era el mejor de los que tenía y quería hacer cosas nuevas. Así que escribí Nacidos de la bruma como mi segundo libro, por eso creo que en el primer libro de Nacidos de la bruma la calidad literaria da un gran salto respecto a Elantris, pero en Elantris hay cosas muy interesantes y diferentes, aunque tenga menos acción y aventura… Es más filosofía, religión y construir mundos. Para algunas personas, la filosofía, la religión y la construcción del mundo es mejor introducción a mis libros que los que tienen más acción y aventura. Por lo tanto, sí, es un buen punto de entrada. Por lo general, recomiendo Nacidos de la bruma porque creo que la escritura es mejor, pero es que escribí Elantris en 1998 y Nacidos de la bruma en 2004, así que hay seis años entre los dos libros en los que crecí mucho como autor.

¿Cuáles fueron tus inspiraciones para crear el Cosmere? ¿Lo tenías pensado desde el principio o fue una decisión tardía?
Una de mis primeras inspiraciones fue Isaac Asimov. Recuerdo que siendo adolescente leí los últimos libros de La Fundación y me explotó la cabeza al ver la conexión entre los dos mundos. Fue totalmente inesperado, pero todo estaba perfectamente conectado y solo cuando lo lees te das cuenta. Todo esto me hizo pensar que si algún día llegaba a ser publicado, la relación entre los mundos tendría que estar presente desde el principio.

Asimov hizo un gran trabajo conectándolo todo, también estas conexiones se pueden ver en los cómics de Marvel y DC, pero se nota cuando no está planeado desde el principio. Unirlo todo es un trabajo enorme, sí, pero lo que hace que el universo cinematográfico de Marvel (MCU, por sus siglas en inglés) funcione mejor es que todo está planeado desde el principio.

Así que cuando en los 90 empecé a desarrollar el Cosmere, quería hacerlo, sabía que quería hacerlo y tenía que ser desde el inicio. Fue muy difícil relacionarlo todo, pero me siento muy afortunado de no haber publicado demasiado pronto porque no lo tenía todo atado hasta que escribí el primer libro de Nacidos de la Bruma.

Elantris [la edición del X aniversario] tiene muchas referencias a cosas del Cosmere que cuando estaba escribiendo el libro aún no tenía muy claro cómo iba a estar todo interconectado. Y no fue hasta que supe que Nacidos de la Bruma se iba a publicar que pude decidir que iba a mostrar todo lo que había construido, ahí es cuando mi plan empezó a funcionar porque donde empieza a estar todo relacionado.

Obviamente, eres un escritor exitoso, ¿te afecta la fama de alguna forma a la hora de trabajar? ¿Tienes síndrome del impostor?
Nunca he tenido síndrome del impostor. Esto viene por el hecho de que pasé muchos años sin publicar y trabajando mucho en mis libros. Usé diez años para escribir trece novelas y durante este tiempo superé muchas de las cosas que afectan a un nuevo escritor, como el síndrome impostor.

Tenía que dedicarme al completo, seguir escribiendo y escribiendo y escribiendo aunque nadie me estuviera comprando los libros. Y durante ese tiempo llegué a la conclusión de que estaba escribiendo principalmente para mí, y de que iba a seguir escribiendo, incluso si nunca nadie me compraba mis libros. Y eso me dio una cierta fortaleza emocional para cuando publiqué y para los tiempos más duros en los que me preguntaba: ¿por qué estoy haciendo esto? ¿Por qué escribo?

También me pasé muchos años pensando en que si estaba deseando lo suficiente publicar, así que tenía que preocuparme por eso y cuando publiqué mi segundo libro no me desmoroné porque sabía que era mejor que el primero, ya que en ese tiempo mis habilidades como escritor habían mejorado mucho. En realidad, mi segundo libro es mejor que el primero, ya que era la decimocuarta novela que escribía, no la segunda. Así pues, hay muchas cosas con las que no tuve que lidiar.

Algo a lo que sí tuve que hacerle frente fue a los fans, ya que durante los primeros años no tuve que hacerlo, pero después he tenido que interactuar con ellos y tengo largas filas de lectores y eso sí influye en mi trabajo. He pasado de tener un trabajo a dedicarme por completo a la escritura porque es un trabajo muy complicado. Estos años, por ejemplo, he pasado mucho tiempo escribiendo en hoteles para sacar adelante las novelas. Tienes que tener muy buen manejo del tiempo y también saber cómo manejar las expectativas de los lectores y de los grandes grupos de fans. Y esto sí que ha sido todo un reto para mí.

Con tantos años de experiencia, ¿crees que has alcanzado tu máximo nivel de escritura o aún puedes mejorar?
Es una pregunta muy complicada para un autor. Creo que solo se puede ver ese punto máximo desde la distancia. Ahora que tenemos toda la obra de Pratchett podemos mirarla y decir que los años en los que escribió Nightwatch XXXXXX probablemente fueron los mejores de su carrera, pero no creo que lo pudiéramos haber asegurado con certeza ni siquiera hace algunos años. Creo que como todos los escritores, mi objetivo es mejorar con cada libro, pero es cierto que llegará un punto en el que sabremos cuál fue el mejor libro de la saga en cuanto a calidad literaria. Por ejemplo, Robert Jordan en La rueda del Tiempo probablemente lo alcanzara con el cuarto, quinto y sexto libro.

¿Quién sabe cuándo lo alcanzaré yo? Espero que Palabras radiantes no lo sea porque quiero seguir mejorando, pero hubo un momento en Goodreads en el que este era el cuarto libro mejor valorado de la historia de la web. Estaban la Biblia, Harry Potter, Calvin and Hobbes y Palabras radiantes. Como ves, estaba en buena compañía. Además, era un Harry Potter bueno, el tercero. Quiero decir, todos los libros de Harry Potter lo son, pero el tercero y el cuarto son probablemente los mejores, y creo que muchos potterheads estarán de acuerdo conmigo.

¿Cómo escribes las escenas de acción?

La verdad es que las escenas de acción en los libros son muy difíciles de escribir. La principal razón de esto es que, cuando estás viendo en pantalla una película, un talent show o un anime, la acción en sí misma llama la atención lo suficiente. Por ejemplo, cualquiera podría tirarse horas viendo a Jackie Chan golpeando a otras personas y pasárselo bien. Pero en un libro, este tipo de acción es realmente aburrida y rápida, ¿cómo lo escribes: “Él le golpeó, el otro le devolvió el golpe, él le golpeó, el otro le devolvió el golpe” de una forma interesante? Es muy aburrido.

Para que un libro con escenas de acción funcione necesitas un par de cosas. Una es hacer las descripciones interesantes, puedes coger un momento del libro y aprovechar para exaltar lo que el personaje siente. Esto no se puede ver en una película. Además, esta parte más emocional, unida a la parte más visual de la pelea, pueden hacer que tus escenas de acción se diferencien de las de otros escritores. Y el foco principal tiene que estar puesto en dónde está el personaje para intentar lograr lo que quiere y la reacción ante esta situación. Eso es complicado porque los detalles pueden disminuir el ritmo narrativo, pero también los libros tienen una ventaja sobre las películas y es que puedes ver dentro de la cabeza del personaje: qué intentan hacer, su reacción emocional y cosas así.

En mi caso, trato de combinar una escritura más visual con los estados emocionales de los personajes y los objetivos que este tiene fijados. De esta forma me aseguro que todo esto junto haga la escena más dinámica y que guste más.

¿Cuál es el tema o elemento que siempre está presente en tus libros?
Hay muchos temas con los que tengo que lidiar. La religión es uno de ellos, por ejemplo. Los sistemas mágicos son los que me tienen más fascinado, me encantan inventarlos y que tengan diferentes estilos de magia. En mis libros trato otro de los grandes temas que es: ¿Dónde está la línea entre la ciencia y la magia? ¿Hay un límite?

Otro tema, también relacionado con estos últimos, es la diferencia entre lo que es ser una divinidad y lo que no. Por ejemplo, tanto en Elantris como en Nacidos de la Bruma se trata el tema de quién es un Dios y quién simplemente una persona que juega con el poder.

También me gusta tratar temas relacionados con la experiencia humana en ambientes extremos. Creo que es un tema que encaja muy bien con la fantasía porque sabemos cómo se comportan los humano normalmente, pero ¿y si los ponemos en un ambiente muy extraño? ¿Cómo reaccionan?

Me gusta también hablar de morales extrañas, de los tabús que la sociedad crea. Los tabús son interesantes porque te muestran las formas que tienen otras culturas de ver el mundo del que vienen, una parte puede ser ambiental y otra cultural.

Por ejemplo, en El archivo de las tormentas es tabú que las mujeres enseñen la mano izquierda porque es un tabú, es raro porque los humanos somos así. Nuestra cultura no tendría sentido para unos aliens que nos visitaran y esta es la forma en la que lo enfoco.

Uno de los temas de los que hablas en tus libros es la religión, en este tiempo en el que todo se critica, ¿tienes miedo de hablar de ello?
Nunca he tenido miedo de hablar sobre ningún tema. De repente, nuestro mundo parece comenzar a dar más y más consejos y creo que eso es Internet, no creo que el ser humano haya cambiado, sino que ahora la gente se sienta a conversar y se escuchan diferentes puntos de vista.

Pero por la forma en la que interaccionamos en Internet parece todo lo contrario que hay quien no escucha y nos devalúa. No creo que haya dos bandos, creo que hay tantos como personas y esta forma de comportarse simplemente es la naturaleza humana.

Mi trabajo como escritor es explorar lo que otros creen, pero también lo que no, y, de esta forma, también entiendo mejor a las personas. Llegué a ser escritor por los grandes libros que leí de adolescente, estos me hicieron ver a través de los ojos de otras personas. Este es el poder de la ficción: ver a través de los ojos de otra persona, muy diferentes de los míos, y empatizar con él.

Si estoy escribiendo sobre el sistema de creencias de alguien, o algo por el estilo, quiero ser muy respetuoso con ello y no hay nada que me moleste más en ficción que la gente que cree que todo el mundo tiene que pensar como ellos y señalan que el resto de pensamientos está mal. Me gustaría no hacer eso nunca.

Recientemente ha tenido mucho éxito la serie Good Omens, basada en la novela conjunta de Neil Gaiman y Terry Pratchett. ¿Podemos soñar con alguna colaboración parecida entre otro autor y tú?
Lo que siempre he querido hacer en realidad es una saga de libros con Pat Rothfuss, pero en lugar de ser “Brandon Sanderson y Patrick Rothfuss” fuera “Brandon Sanderson contra Patrick Rothfuss”, en el que ambos crearamos un grupo de personajes con intereses opuestos y los pusiéramos a competir entre ellos, seducirse o asesinarse mutuamente. Podríamos alternar capítulos y dárselo a George R. R. Martin al final para que lo leyera y nos dijera cómo tenía que terminar. Así que sería algo como “Pat Rothfuss contra Brandon Sanderson con George R. R. Martin como juez invitado”. Siempre me ha interesado algo así, pero ni siquiera se lo voy a comentar a Pat hasta que no termine su saga porque sé que está muy estresado con ese tema y no quiero desviar su atención con nada más. De momento podría intentar hacerlo también con Joe [Abercrombie], por ejemplo, pero quién sabe. Tal vez algún día pueda hacer mi sueño realidad, sería una locura.

¿Has participado de alguna manera en la adaptación cinematográfica de La rueda del tiempo?

Sí. A Rafe [Judkins], el showrunner de la serie, se le da muy bien manejarse con Hollywood, los fans e interactuar con los autores. Me preguntó si quería ser productor de La rueda del tiempo, que es básicamente recibir los guiones de los capítulos, leerlos y comentarle qué me parecían. Lo he hecho ya con los dos primeros guiones y ha sido una experiencia genial, Rafe está muy receptivo a los comentarios. En octubre iré al rodaje a hacerme algunas fotos con los actores y ese tipo de cosas, así que para entonces podré enseñarle algo a la gente. Por ahora está siendo genial. Rafe se ha puesto en contacto también con Harriet [Rigney] y hemos hablado los dos con ella para ver que todo le pareciera bien y ha dicho que sí. No quiero sobrepasarme con mis derechos sobre La rueda del tiempo porque no es mío y no quiero que parezca que lo es, así que siempre le consulto a ella.

El primer guion fue espectacular. El segundo había que trabajarlo más en algunos aspectos, pero si graban el primer guion tal y como me lo enviaron creo que los fans se emocionarían mucho.

¿Has visto ya Spider-Man: Lejos de casa?
No, no la he visto aún. He visto todas las películas del MCU, pero esta se estrenó la semana anterior de que viniera a Europa y fue demasiado caótico. Agarré a mi mujer y le dije “vamos a verla”, pero no quedaban entradas, así que no me hagas spoiler, por favor.

Hay rumores de que Spider-Man saldrá en la película
Sí, eso dicen (ríe). Me encanta el MCU. Me gustaron muchísimo Infinity War y Endgame, son algunas de mis películas favoritas de los últimos diez años. Para alguien que ama la fantasía épica, estas películas son lo más parecido que hay, de una manera que no se ha visto en el cine desde las películas de Tolkien. Han juntado muchos años de trabajo y construcción de la historia en un enorme final, así que estoy deseando ver cómo continúa.

Si la película de Steelheart se hiciera realidad algún día, ¿no crees que Tom Holland como David, Zendaya como Meghan, y Jake Gyllenhaal como Steelheart serían muy buenas elecciones para el reparto?

Sí, la verdad es que sí que lo son. Firmaría por ello al momento. Pero el mayor obstáculo para que haya una película de Steelheart, para ponernos un poco más serios, es que los derechos pertenecen a FOX, y FOX acaba de ser comprado por Disney, que ya tiene sus propias historias de superhéroes en marcha. Así que no sé qué pasará en el futuro con Steelheart. FOX la ha tenido en desarrollo durante cuatro años y entonces Disney lo compró, así que no tengo ni idea de qué puede pasar. Y por otro lado, The Boys está a punto de salir. Está basada en unos cómics que no tienen nada que ver con el tema de Steelheart, pero que parten básicamente del mismo concepto, aunque es una versión más de partir caras. No sé dónde deja eso a Steelheart. Estoy muy contento de que hayan llevado esos cómics a la pantalla, porque es muy duro y espero que sea una buena adaptación, pero puede que eso nos deje sin adaptación de Steelheart por un tiempo porque es un concepto muy similar.

Hace mucho que no escribes novelas autoconclusivas, ¿por qué? ¿Hay alguna en el horizonte?
De hecho, estoy trabajando en una. La verdad es que convertí muchas de mis novelas autoconclusivas en novelas cortas o relatos. En general, el problema con las autoconclusivas es que los editores siempre quieren más. El alma del emperador y Shadows for Silence in the Forests of Hell son buenos ejemplos de esa táctica de convertir novelas en novelas cortas porque son más fáciles de colar en el mercado. Siempre he querido escribir libros autoconclusivos y tengo uno en proceso, pero El archivo de las tormentas y todas las secuelas del Cosmere son muy exigentes, por lo que solo vais a ver autoconclusivos como novelas cortas y algún libro largo de vez en cuando.

Esta decisión tiene que ver también con un cambio en mi forma de afrontar mi trabajo. En los inicios de mi carrera quería crear algo grande, quería construir el Cosmere, así que me centré mucho en buscar el modo de que todo estuviera conectado, pero había algunos agujeros de continuidad. Por ejemplo, El aliento de los dioses lo escribí como un libro autoconclusivo, pero también está unido al Archivo de las tormentas. Me gustaría sacar algún autoconclusivo de verdad, como Shadows for Silence in the Forests of Hell y poder decirle a los fans “no hay nada más aquí, es solo un libro”, aunque es algo difícil porque siempre quieren más. Recibo muchas peticiones de secuela para Elantris y El alma del emperador. Ya veremos.

¿Tendremos por fin una secuela para I am a stick (‘Soy un palo’)?
Oh, sí (ríe). La secuela de I am a stick es I’m still a stick (‘Sigo siendo un palo’). Te la resumo: el palo sigue donde estaba, le gusta seguir siendo un palo porque ser un palo en la orilla de las Tierras Congeladas es muy gratificante para un palo. Esa es la secuela del palo, I’m still a stick (risas).

La saga de Alcatraz está compuesta por cinco libros, pero recientemente anunciaste que el verdadero final llegaría con una sexta novela, ¿cuándo la podremos tener?

Bueno, tengo un borrador, pero cuando llevaba la mitad del libro escrita me di cuenta de que la voz narradora no estaba bien. Para quien no lo sepa, este último libro lo narra Bastille, en lugar de Alcatraz, y sin embargo la voz sonaba demasiado a él. Se lo pasé a una amiga escritora de juvenil para que le echara un ojo y ella retocó algunos fragmentos y reescribió el prólogo, que estaba fatal. Ahora tiene unas 45.000 palabras, de las que 20.000 son añadidos de ella, y me quedan unas cinco mil palabras para terminarlo. Teóricamente, voy a hacerlo en este viaje o, al menos, tomaré algunas notas de los cambios que quiero hacer para comentarlos con ella, pero no queda mucho trabajo. Creo que podría salir para el año que viene.

Has comentado en alguna ocasión que con la saga de Alcatraz tiene más libertad para experimentar con formas narrativas y estructurales. ¿Qué tiene la literatura infantil que te permita esa flexibilidad que no tenga la adulta?
Escribir para niños es liberador porque a ellos les dan igual las convenciones del género y los límites entre un género y otro. En muchos sentidos, los niños están más receptivos a dejarte hacer cosas de ese tipo. Pero mi audiencia siempre ha sido muy buena conmigo y han estado dispuestos a leer cosas muy diferentes, como Legión y Snapshot. En ambas he experimentado con estilos distintos. Una va de un asesino en serie y la otra es una saga de detectives, que se aleja mucho de lo que suelo escribir y, aún así, mis lectores me han seguido apoyando. Creo que el mercado infantil está más dispuesto a sacar rarezas como las que hay en Alcatraz que el mercado literario adulto. Podría haber hecho muchas de estas cosas en mis libros adultos, pero simplemente no me parecía tan natural.

Nick Wagner

Con tantas novelas publicadas y tantos sistemas de magia creados, ¿cómo lo recuerdas todo para que no haya fallos?
Mantener la continuidad es uno de los grandes retos de este trabajo, pero tengo un equipo muy bueno, especialmente Karen, mi editora de continuidad. Juntos hemos creado una wiki muy detallada, con cientos y cientos de páginas de información de los libros y de mis anotaciones sobre cómo es todo y hacia dónde va cada uno y ese tipo de cosas. Nos gusta mucho hacer esto y estamos muy atentos de que la wiki esté siempre actualizada. Karen revisa con lupa todo lo que escribo para captar cualquier detalle erróneo antes que los fans. Pero si cometemos algún error simplemente lo admitimos y lo corregimos en la siguiente edición porque es imposible que no se nos pase nada, a pesar de todo nuestro trabajo. Mantener la continuidad es divertido, pero todo un reto.

¿Qué libro recomendarías para un primerizo en fantasía o ciencia ficción?
Para hacer esto bien tendría que conocer a la persona y preguntarle qué le gusta, porque lo bueno de la fantasía es que engloba todo lo que puedas imaginar. Si te encantan los romances pueden encontrar fantasía romántica muy buena, o si prefieres las historias de detectives puedes leer por ejemplo a Jim Butcher o Charlaine Harris. Si es alguien muy muy literario y quiere leer ficción contemporánea tenemos a Nora Jamieson. También podemos darle algo de Gene Wolfe o Ursula K. Le Guin. Así que preguntaría qué clase de libros les gustan y buscaría algo similar en fantasía.

Si hablamos de alguien que no haya leído absolutamente nada de fantasía y quiera empezar de cero le recomendaría Harry Potter, que funciona muy bien como entrada al género. No se avergüenza de ser fantasía, es muy divertido, tiene un worldbuilding muy interesante y muestra el camino del héroe. Pasa lo mismo con Star Wars, utiliza muy bien los tropos del género y consigue conectar con mucha gente. También creo que Anne McCaffrey es un buen punto de entrada porque muestra el potencial del género fantástico, pero hay muchísimas obras y opiniones, así que es mejor recomendar de forma personalizada.

¿Y si tuvieras que recomendar uno de tus libros?
En ese caso, si es alguien muy literario le daría El alma del emperador, si le gusta el romance le daría El aliento de los dioses. Pero si no sabemos nada de la persona le daría Nacidos de la bruma, porque tiene un poco de todo.

Por último, una pregunta fan: ¿es Shallan, de El archivo de las tormentas, bisexual?
Shallan manifiesta su bisexualidad, pero no creo que ella misma reconozca al cien por cien que lo es. Tal vez ahora que tiene múltiples personalidades es un poco más fácil para ella. En Roshar tienen unas normas de género muy rígidas, así que, incluso si eres bisexual como Shallan, te va a llevar bastante trabajo de autodescubrimiento darte cuenta por ti misma. Pero diría que sí, lo es.