GH4, GX7 y GM5, ¿qué Lumix G es para ti?

Comparamos las Panasonic GM5, GX7 y GH4, 3 cámaras diferentes que pretenden abarcar un gran abanico de público en función de cuál sea la necesidad de cada uno. Pero, a pesar de tener cualidades que las hacen únicas entre sí, también existen otras características comunes. La principal de ellas es que las tres poseen un sensor de Micro Cuatro tercios, prescindiendo así de espejos al mismo tiempo que se apuestan por objetivos intercambiables.

Presentado por
panasonic

Las cámaras Micro Cuatro tercios han sido puestas en duda mucho. Principalmente se les critica la reducción del sensor, así como de la supuesta pérdida en la calidad de la imagen. Pero debemos tener en cuenta que esos puntos negativos cada vez se han ido puliendo más con los últimos lanzamientos, y que también existen puntos a favor de éstas sobre las cámaras réflex. Sobre todo debemos destacar que nos encontramos ante dispositivos más ligeros y compactos. Además, poseen una especial habilidad para enfocar rápidamente gracias a su sistema de enfoque por contraste, especialmente a destacar en el modo de vídeo.

La gama Lumix G de Panasonic nos trae una gran variedad de cámaras Micro Cuatro tercios, que ajustan tanto su diseño como especificaciones en función del público al que van dirigidas. Hay que recordar que la marca Panasonic fue la pionera en este sistema tras presentar en 2008 la Lumix G1. Desde entonces, la marca japonesa ha sacado numerosas cámaras al mercado basadas en la norma del sensor Micro Cuatro tercios, convirtiéndose así en la compañía que más dispositivos de estas características posee en el mercado.

Lumix GX7
Lumix GX7

Concretamente, en esta comparativa hemos querido diferenciar 3 tipos de cámaras en base al tipo de necesidad que pretendamos cumplir: la GM5, muy compacta y dirigida a aquellos fotógrafos que quieran llevar una cámara de grandes prestaciones en su bolsillo. GX7, que posee un diseño retro y que aumenta las posibilidades para aquellos usuarios con más aspiraciones. Y GH4, que permite la grabación de video en 4K y, ademá, permite satisfacer las necesidades de los más exigentes.

Con estos tres modelos, Panasonic intentar abarcar una gran horquilla de usuarios: desde el fotógrafo más profesional, hasta aquel que se está iniciando o no intenta profundizar demasiado en aspectos técnicos. Aunque debemos decir que las tres cámaras pueden ser utilizadas independientemente de cuál sea la experiencia del fotógrafo, ya que todas poseen modos automáticos muy completos, pero también grandes posibilidades para personalizar los diferentes aspectos de cada una.

La ergonomía

Lumix GM5
Lumix GM5

En cuanto a la ergonomía, podemos decir que existen grandes diferencias claramente visibles.

La Panasonic GM5 pesa solo 211 gramos, y tiene unas dimensiones de 10 centímetros de largo por 6 de alto, siendo así la cámara de cuatro tercios más pequeña del mundo, pudiendo ser llevada cómodamente sin necesidad de preocuparnos de dónde podemos guardarla. Obviamente, esto también dependerá del objetivo que le acoplemos a la cámara, ya que éste será de mayor tamaño en función de la distancia focal que tenga.

Lo cierto es que, aunque es una cámara muy pequeña, gracias a su cuerpo construido de aleación de magnesio, tenemos la sensación de encontrarnos ante una cámara bastante resistente. En la parte trasera podemos encontrar una pantalla táctil de 3 pulgadas y 921k puntos que ofrece buena calidad de imagen incluso con mucho sol. Además, Panasonic ha incorporado un visor digital con una resolución de 1166k puntos y un 100% de campo de visión. La cámara no posee ningún tipo de flash integrado, una decisión que seguramente haya sido tomada para disminuir lo máximo posible este dispositivo. Sin embargo, sí que tiene una zapata en la que podemos acoplar una unidad de flash externo, que viene incluido con la cámara.

Lumix GX7
Lumix GX7

Por otro lado, la Panasonic GX7 es una cámara con un diseño retro que recuerda a las antiguas analógicas. Incluye una serie de particularidades que la convierten en una cámara muy versátil. Por ejemplo, nos encontramos con que la cámara dispone de un doble dial, permitiéndonos así variar la velocidad de obturación y el diafragma de una forma rápida cuando tenemos el modo manual activado. Al contrario que ocurría con la GM5, la GX7 dispone de flash incorporado, así como de una empuñadura que nos facilitará el agarre de la misma.

El visor de la GX7 tiene una resolución de 2700K y un 100% de campo de visión, reproduciendo así la totalidad del espacio de adobe RGB. Este visor integrado tiene la particularidad de que es abatible hasta 90 grados. Además, posee una pantalla LCD trasera de 3 pulgadas que es táctil y cuenta con 1.040.000 de puntos, la cual también es basculable. Así, tanto el visor como la pantalla de la GX7 nos serán de gran ayuda para realizar fotografías o vídeos desde ángulos dificultosos.

Lumix GH4
Lumix GH4

Asimismo, la Panasonic GH4 se configura como la opción más apropiada para aquellos fotógrafos más expertos. Nos encontramos ante una cámara que, por su ergonomía, nos otorga la sensación de estar manejando una réflex. Al igual que la GM5 y GX7, también tiene un cuerpo de aleación de magnesio, pero, además, es resistente a polvo y salpicaduras, ya que todas sus entradas se encuentran adecuadamente protegidas.

Su diseño convierte a la GH4 en una cámara muy personalizable

En cuanto a las diferencias de diseño con respecto a su anterior versión, la GH3, podemos señalar varias, como la inclusión de un pequeño botón que permite fijar la rueda de los diferentes modos de la cámara o el modo timelapse, incluido en el dial correspondiente al tipo de disparo. Pero, quizás, la mayor diferencia con respecto a su predecesora es el visor electrónico, que es más amplio y posee una pantalla OLED de 2,3 millones de puntos. Podemos decir que su diseño convierte a la GH4 en una cámara muy personalizable, ya que posee 5 botones físicos que podremos asignar a las funciones que deseemos, además de los que podemos personalizar desde el menú táctil.

Posee en su diseño todas las comodidades de una cámara réflex, ya que tenemos rápidamente acceso a botones físicos que nos permiten modificar aspectos como la ISO, el balance de blancos, el modo de enfoque, y un doble dial para modificar rápidamente entre velocidad de obturación y diafragma.

Rendimiento

SONY DSC

En cuento a las características, las tres cámaras comparten la misma interfaz de menú, por lo que estaremos trabajando dentro de un entorno familiar si cambiamos entre ambas. Asimismo, poseen aspectos en común, como el nuevo sensor MOS de 16 megapíxeles o un ISO máximo de 26000. Además, las cámaras tienen la posibilidad de conectar la cámara mediante WiFi con tecnología NFC para indentificar rápidamente el dispositivo al que queramos conectarla. Esta función nos permite el disparo y la vista de forma remota, la reproducción en TV, enviar imágenes que tomemos durante una grabación, y enviar las fotos que tengamos almacenadas en la cámara.

Debemos puntualizar la gran capacidad para autoenfocar de las tres cámaras, ya que, por el procesador Venus Engine, se permitirá usar el sistema de enfoque por contraste. Obtenemos así una imagen nítida de un modo casi instantáneo incluso con baja luminosidad gracias al sistema Low Light AF. Aunque, lógicamente, existen varias funcionalidades particulares a cada dispositivo, ya que el enfoque de la GH4 destaca especialmente por tener 49 puntos, frente a los 23 puntos de la GX7 y GM5.

SONY DSC

En cuanto al vídeo, es especialmente destacable la capacidad de la Panasonic GH4 para grabar a 4K, que la convierte en la primera cámara cuatro tercios que permite video a esa resolución, tanto en MP4 (LPCM) como en MOV. Además, también podemos cambiar la frecuencia del sistema, modificando así los hercios con los que se grabará nuestro vídeo, se nos permite elegir entre 60Hz (NTSC), 50Hz (PAL), y 24Hz (Cine).

La GH4 también tiene la posibilidad de grabar en slow motion a una velocidad de 96fps La GH4 también tiene la posibilidad de grabar en slow motion a una velocidad de 96fps, algo que nos otorga una cámara lenta con unos resultados bastante impresionantes. Pero debemos decir que esta opción no está disponible a 4K, sino a 1920×1080 y no graba ningún tipo de audio. Por otra parte, debemos puntualizar que la GM5 y GX7 permiten también la grabación en MP4 y AVCHD a la nada despreciable resolución de 1920×1080 y 50 cuadros por segundo.

Las tres cámaras cuentan con funciones que nos ayudan a la hora de la toma, como líneas guias, patrón zebra (detecta las zonas quemadas), histograma en vivo, o Focus Peaking, un sistema que nos ayudará a saber cuando está enfocado nuestro objeto al resaltar con colores los bordes de su contorno. Otra utilidad digna de puntualizar es la posibilidad de utilizar curvas para así controlar en vivo las altas luces y las sombras, una aplicación que nos será especialmente de utilidad cuando tengamos escenas muy contrastadas.

SONY DSC

Está claro que, con estos modelos, Panasonic está intentando potenciar la tecnología basada en cámaras de Micro cuatro tercios. Los diferentes dispositivos que ofrece la compañía japonesa nos permiten encontrar la oferta en función de la demanda que tengamos. Además, tenemos hasta 19 objetivos dedicados, siendo Lumix G una de las principales opciones a tener en cuenta si deseamos una cámara de estas características.

Nos queda comprobar si realmente esta tecnología sigue evolucionando hasta el punto de quitar terreno a las cámaras réflex, y si el sensor de 4:3 se convierte en el nuevo estándar por encima del 3:2 habitual. De momento, parece que no van por mal camino.