el iPhone barre a su competencia, literalmente