Sony Xperia Z1
análisis

Sony Xperia Z1

- Sep 20, 2013 - 13:22 (CET)

Ficha técnica

Sony Xperia Z1

  • Pantalla: TFT 5 pulgadas, tecnología Triluminos y resistencia a arañazos
  • Resolución de pantalla: 1920 x 1080 pixels (441ppp)
  • SoC: Qualcomm Snapdragon 800 (CPU Quad-Core a 2.2 GHz)
  • Memoria RAM: 2 GB
  • Almacenamiento: 16 GB + microSD
  • Cámara principal: 20.7 megapixels, sensor de 1/2.3″ y flash LED
  • Conectividad: GPS, Wi-Fi, GLONASS, LTE (Cat 4), NFC y Bluetooth 4.0
  • Batería: 3.000 mAh
  • Dimensiones: 144 x 74 x 8.5 milímetros
  • Peso: 170 gramos
  • Tipo de SIM: microSIM
  • Software: Android 4.2.2 Jelly Bean

En el marco de la IFA 2013, Sony presentó hace unos días el Sony Xperia Z1, un smartphone que, tal y como ellos mismos dicen, combina lo mejor de Sony en un smartphone. Una excelente cámara, una buena pantalla, mucha potencia y un diseño excelente son sus principales características, pero ¿es realmente como Sony lo describe? En esta reseña lo podrás descubrir.

La andadura de Sony en Android comenzó a finales de 2009, cuando todavía se llamaba Sony Ericsson. Entonces lanzaron el Sony Ericsson Xperia X10, un smartphone que en aquel entonces se consideró como gama alta y cuyo principal atractivo era su potente procesador de 1 GHz. Sin embargo, este Xperia X10 se vio rápidamente eclipsado por otros como el Samsung Galaxy S, el Google Nexus One y el HTC Desire.

Poco después, en 2011, Sony Ericsson sufrió algo similar con su Xperia Arc, un dispositivo que estaba a la altura de los mejores en todo menos en su procesador, el cual seguía siendo de un núcleo, cuando el resto de sus rivales optaron por los dos núcleos. Así pues, Sony Ericsson volvió a quedar por detrás de Samsung Galaxy S2, HTC Sensation e incluso LG Optimus 2X.

En 2012, Sony Ericsson pasó a llamarse Sony, y la cosa mejoró un poco con sus Sony Xperia S y Xperia T, dos smartphones que resultaron bastante exitosos en número de ventas pero que, seguían a la sombra de sus rivales más directos: Samsung Galaxy S3 y HTC One X, los cuales estaban ligeramente por encima de los smartphones de Sony en casi todos los aspectos.

No fue hasta inicios de 2013 cuando Sony entró definitivamente en la guerra de los smartphones de gama alta con su Xperia Z, un smartphone completo en todos los sentidos y que puso en jaque a los mismísimos Samsung Galaxy S4 y HTC One, dos de los móviles más vendidos de este año. No obstante, detalles como su pantalla y un SoC de generación anterior seguían relegando a Sony a ser la tercera alternativa, un puesto que claramente no quieren ocupar.

Así pues, el Sony Xperia Z1 llega con una misión clara: hacer que Sony deje de ser la tercera alternativa para competir con Apple, Samsung y HTC de tú a tú. Sobre el papel, parece que así es, pero ya sabemos que una cosa son las cifras y otra es la realidad, así que, sin más dilación, comencemos con el análisis a fondo de este Sony Xperia Z1.

Sony Xperia Z1

Diseño y acabados

Con el Xperia Z, Sony dio una clase magistral de diseño a todos. Montó una placa de cristal en el frontal y en la parte trasera y las unió mediante un marco lateral de fibra de vidrio, todo ello sin perder delgadez, a pesar de su resistencia al agua y al polvo. Y es que, lo mires por donde lo mires, el Sony Xperia Z es un smartphone que rebosa calidad y atractivo, siendo su diseño uno de los puntos más fuertes del, hasta hace pocas semanas, flagship de Sony.

Con el Z1 no se han limitado a repetir, sino que han mejorado lo que ya conocíamos en el Xperia Z mediante la mejora de algunos elementos y la corrección de los pequeños fallos de diseño que tenía su predecesor. Ejemplo de ello son el nuevo marco lateral de aluminio, mucho más sólido y robusto que el del Xperia Z, y la eliminación de algunas tapas de protección como la del jack de auriculares, que resultaban muy molestas. Todo ello sin tener que sacrificar la resistencia al agua y al polvo ni la delgadez, lo cual es todo un logro. De hecho, este Sony Xperia Z1 es incluso más resistente al agua que el Sony Xperia Z (IP57 frente a IP58).

Sony Xperia Z1

Sin embargo, el Sony Xperia Z1 sigue teniendo el mismo problema que el Sony Xperia Z: la ergonomía, un aspecto fundamental en smartphones tan grandes como este. Usar el Z1 con una mano puede llegar a ser incómodo en algunas ocasiones, algo que otros fabricantes como Samsung o Motorola han conseguido evitar gracias a la reducción de los marcos alrededor de la pantalla y la incorporación de una ligera curvatura en las esquinas.

Si pasamos el Xperia Z1 por la báscula, arroja unos 170 gramos de peso, cifra superior (en unos 30 gramos) al peso del Xperia Z. En la práctica, este aumento de peso apenas se nota, pues está muy bien distribuido por toda la superficie del dispositivo. Lo mismo ocurre con el grosor, que pasa de 7.9 a 8.5 milímetros en este Sony Xperia Z1.

Sony Xperia Z1

Sobre la resistencia al agua y al polvo, este Sony Xperia Z1 cuenta con la certificación IP58, que es el grado más alto de resistencia al agua y el segundo más alto de resistencia al polvo. En la práctica, el Xperia Z1 ha resistido sin problemas a nuestras pruebas de resistencia: uso en la ducha, inmersión durante una hora bajo agua dulce… etc. Tan solo hay un pequeño problema –que también encontrábamos en el Xperia Z–, y es que, tras mojar el móvil, el altavoz deja de sonar a su máximo volumen durante unos minutos. La causa parece ser que el agua se mantiene entre las diferentes capas protectoras del altavoz hasta que se evapora, de forma que impide el paso de las ondas sonoras mientras tanto.

Así pues, en el apartado de diseño, podríamos decir que Sony se ha superado y que su Sony Xperia Z1 merece un sobresaliente. Eso sí, no es perfecto, y espero que en futuros terminales aporten una solución al problema con el altavoz anteriormente citado, eliminen todas las tapas protectoras posibles (pues, con el tiempo, inevitablemente se desgastan y acaban produciendo fugas de agua que dañan el terminal) y mejoren la ergonomía. Por lo demás, insisto, es simplemente maravilloso.

Pantalla

Sony Xperia Z1

La pantalla del Sony Xperia Z era una de las principales quejas de todos los usuarios, a pesar de ser Full HD, pues contaba con unos colores algo pobres, unos ángulos de visión muy reducidos y muy poco brillo. Por suerte, en el Sony Xperia Z1, la compañía asiática ha sabido mejorar la pantalla y ha montado un panel TFT de 5 pulgadas Full HD con la tecnología Triluminos, que también la hemos visto en los televisores Bravia de Sony.

Sin entrar en detalles, creo que la pantalla del Xperia Z1 es mejor que la que del Sony Xperia Z en todos los aspectos –excepto en la resolución, donde se mantiene igual–, pero no llega a la excelencia de la pantalla del HTC One, que es sin lugar a dudas la mejor que podemos encontrar en el mercado.

Sony Xperia Z1

Los ángulos de visión, por ejemplo, son mucho mejores que en el Sony Xperia Z, pero se sigue apreciando una pérdida de contraste conforme giramos el dispositivo. Lo mismo ocurre con la saturación de la imagen, la visibilidad en exteriores, el brillo… etc. Todo es mucho mejor que en el Xperia Z, pero sigue sin estar a la altura de los mejores, que es lo mínimo que esperamos de un móvil cuyo precio de salida al mercado es de unos 690€/$690.

Los ángulos de visión siguen siendo el punto débil de Sony Resulta incomprensible que Sony, con la amplia experiencia que tiene en televisiones y pantallas, no sea capaz de montar un panel de mayor calidad en sus smartphones, sobre todo si tenemos en cuenta que estos mismos problemas los llevamos encontrando en los smartphones de Sony desde el Sony Ericsson Xperia X10, que fue su primer smartphone con Android y el cual fue lanzado en 2009.

Por último, la pantalla cuenta, al igual que sus hermanos, con un plástico protector de serie, el cual pasará casi desapercibido para la mayoría de usuarios. En el tiempo que he pasado con el terminal, este parece no haberse arañado, algo que no puedo decir del Sony Xperia Z, cuyo plástico se arañó ligeramente al segundo día de comprarlo.

Cámara

Sony Xperia Z1

La cámara del Sony Xperia Z1 es uno de los supuestos puntos fuertes del nuevo terminal de Sony, pues monta un sensor CMOS de 20.7 megapixels con un tamaño de 1/2.3″, una lente de 27 milímetros, una apertura máxima de f/2.0 y un botón físico dedicado para la cámara. En teoría, la combinación de sensor de mayor tamaño con una mayor apertura debería de proporcionar unas imágenes excelentes, sin embargo, en la práctica no es tanto como en un principio puede parecer. ¿Por qué? Por el software de Sony (drivers, posprocesado de imagen y la aplicación de la cámara desarrollada por Sony), que, al igual que en el Xperia Z, sigue sin estar a la altura del hardware.

Para empezar, el posprocesado, en un intento por eliminar ruido de las fotografías, hace que se pierda muchísimo detalle y nitidez. A simple vista no es apreciable, pero en cuanto ampliamos un poco la imagen, nos damos cuenta de que la fotografía no tiene tanto detalle ni resolución como podemos esperar de un sensor de 20 megapixels. De hecho, el iPhone 5 logra más detalle en algunas ocasiones que el Sony Xperia Z1, a pesar de tener menos de la mitad de sus megapixels.

Sony Xperia Z1

Con la exposición, el contraste y el balance de blancos automático, Sony también tiene trabajo por delante. El teléfono se equivoca con cierta frecuencia en las mediciones, tomando fotos mediocres en la mayoría de ocasiones. No es algo constante, pero ocurre con más frecuencia de la que deseamos. Lo recomendable es activar el modo manual y controlar nosotros los parámetros, pues solo así podremos exprimir un poco más el excelente hardware del Sony Xperia Z1. Olvidad el modo ‘Automático Superior’ si queréis tomar buenas fotografías, al menos hasta que Sony actualice el software de la cámara.

Trabajando con el modo manual, el Sony Xperia Z1 toma fotos mucho mejores que en modo automático, pero sigue sin estar a la altura ni de Lumia 1020, ni de S4 Zoom, que son dos de los mejores smartphones en este apartado y con los que en teoría compite. La falta de nitidez (debido principalmente al procesado de las imágenes, como dije antes) es su gran problema; aunque no todo es negativo, y debemos de destacar que en condiciones de baja luminosidad, el Xperia Z1 se comporta francamente bien, al igual que en escenas que exigen un amplio rango dinámico.

Sony Xperia Z1

En la aplicación de la cámara, Sony ha incorporado numerosos modos como el de realidad virtual, el cual muestra figuras en tiempo real sobre la imagen que estamos visualizando. Todos ellos son vistosos e interesantes, pero la mayoría carecen de utilidad real. En lugar de esto, Sony debería de haber centrado sus esfuerzos en mejorar el modo ‘Automático superior’, habilitar el modo HDR para la cámara trasera (aunque supongo que lo activarán vía OTA), mejorar el procesado de las imágenes o implementar el ajuste automático de la exposición en función de donde enfoquemos. Asimismo, habría sido mucho más interesante desarrollar una aplicación similar a Nokia Pro Cam que permitiera controlar todo tipo de parámetros y exprimir al máximo esta cámara.

Al igual que con las pantallas, resulta increíble que Sony, uno de los fabricantes de referencia en el mundo de la fotografía, no sepa crear un software que pueda exprimir el excelente hardware que desarrollan. Samsung y Apple, por ejemplo, utilizan sensores Sony y consiguen trabajar mucho mejor con ellos que el propio fabricante. Basta comparar la cámara del Sony Xperia Z con el Samsung Galaxy S4 (ambos con un sensor Sony Exmor RS) y ver que el S4 gana por diferencia.

Así pues, podríamos resumir la cámara de este Sony Xperia Z1 como excelente en términos de hardware pero, debido a su software, su rendimiento está por debajo de lo que esperamos. Esperemos que Sony actualice el firmware de la cámara tan pronto como sea posible y corrija estos problemas, como ya hizo con el Xperia Z meses después de su lanzamiento.

Sonido y autonomía

Sony Xperia Z1

En el apartado de sonido, los smartphones de Sony nunca han destacado en exceso, aunque siempre suelen cumplir, y el caso del Xperia Z1 no es excepción. Sus altavoces tienen un sonido bastante rico, un amplio rango de frecuencias y, además, están situados en la parte inferior, lo que ayuda a que no se ahogue con facilidad al sujetar el dispositivo o colocarlo sobre una superficie plana. La única queja importante sobre los altavoces es el volumen máximo, que es algo inferior a la media y muy inferior a smartphones como el HTC One, que es el referente en este sentido.

En el apartado de batería, el Sony Xperia Z1 monta una batería de 3.000 mAh, algo muy sorprendente para su reducido grosor. Esta cifra es bastante alta si la comparamos con el resto de smartphones de gama actuales, los cuales rondan los 2.450 mAh (Galaxy S4 con 2.600 y HTC One con 2.300 mAh), por lo que, en teoría, debe de dar una autonomía superior en la media. ¿Es así? Efectivamente, el Sony Xperia Z1 tiene una autonomía muy superior a la media, logrando dos días de uso medio sin ningún tipo de problemas.

Además de esta batería de gran capacidad, la compañía también ha añadido el modo STAMINA, que es un modo de ahorro de energía capaz de alargar la autonomía del dispositivo entre 12 y 16 horas más. Así pues, si mantenemos el modo STAMINA activado en todo momento, podemos llegar casi a tres días de autonomía. Una auténtica hazaña por parte de Sony.

Rendimiento

Sony Xperia Z1

Como todos los fabricantes Android –excepto Motorola-, Sony añade una capa de personalización propia encima de Android, la cual modifica la apariencia del sistema y añade nuevas características y funciones. El problema de esta capa es que solía ralentizar incluso los smartphones más potentes (véase el Sony Xperia Z durante sus primeros meses en el mercado, por ejemplo), por lo que no era muy bien recibida por los usuarios. Sin embargo, la cosa ha cambiado radicalmente en el Sony Xperia Z1, donde encontramos que dicha capa se mueve con una soltura envidiable, gracias al potente SoC Qualcomm Snapdragon 800 que incorpora y, sobre todo, al gran trabajo de optimización que Sony ha realizado con esta. Y es que el teléfono vuela en todo momento, siendo incluso más rápido que el propio Nexus 4, dispositivo que siempre se ha caracterizado por ser el más fluido dentro del mundo Android.

La combinación de un SoC Qualcomm Snapdragon 800 con 2 GB de memoria RAM hace que este Sony Xperia Z1 se ‘coma todo lo que le eches’. Juegos como Riptide 2 o GTA: Vice City se mueven con una gran fluidez, incluso con el nivel de gráficos al máximo. Lo mismo ocurre con los benchmarks, donde el Sony Xperia Z1 demuestra de lo que es capaz colocándose en la cabeza de la clasificación con unos 34.000 puntos en AnTuTu. Y, a falta de probar Note 3, LG G2 y iPhone 5s, diría que no hay smartphone más rápido que este Sony Xperia Z1.

Sony Xperia Z1

En el apartado de conectividad, el Z1 también cuenta con lo mejor que podemos encontrar en el mercado: Bluetooth 4.0, Wi-Fi a/b/g/n, NFC, LTE Categoría 4, DLNA, A-GPS y GLONASS. Lo más destacable en este apartado es el LTE de Categoría 4, el cual nos permite velocidades de descarga de hasta 150 Mbps, frente a los 100 Mbps de la mayoría de smartphones actuales del mercado. Eso sí, el hecho de que soporte esos picos de velocidad no significa necesariamente que los vayamos a obtener, pues eso dependerá del proveedor de red y de sus infraestructuras.

Conclusión

9
10

El Sony Xperia Z1 es sin lugar a dudas “lo mejor de Sony en un smartphone”. Es casi el teléfono perfecto, pues cuenta con un hardware muy potente, un software muy bien optimizado, excelente diseño, gran autonomía y resistencia IP58 a agua y polvo, algo de lo que no todos pueden presumir. Sin embargo, este Xperia Z1 se queda a las puertas de las perfección debido principalmente a su cámara y a su pantalla, las cuales son mejorables, sobre todo si tenemos en cuenta que hablamos de un smartphone de gama alta. No obstante, son un paso adelante respecto al Xperia Z y a la generación anterior, lo cual es muy positivo.

Así pues, el Sony Xperia Z1 se merece un excelente 9 como nota. Si el software de la cámara estuviese mejor desarrollado y la pantalla tuviese mejores ángulos de visión, probablemente estaríamos hablando de un smartphone de 9.75 o incluso de 10, pero esos dos detalles (uno de ellos solucionable mediante actualizaciones de software), hacen que el Xperia Z1, de momento, no se merezca más de un 9.


Pros

  • Autonomía muy superior a la media
  • Hardware insuperable
  • Excelente diseño y acabados
  • Software muy optimizado y fluido

Contras

  • Software de la cámara no está a la altura del hardware
  • Los ángulos de visión de la pantalla siguen siendo mejorables