análisis

Sony Xperia Z1 Compact

- Mar 24, 2014 - 14:38 (CET)

Ficha técnica

Sony confirma el Xperia Z1 Compact para México

  • Pantalla: TFT IPS 4.3″, Gorilla Glass 2
  • Resolución: HD 1280 x 720, 342 ppp
  • Procesador: Snapdragon 800 a 2,2 GHz
  • GPU: Adreno 330
  • Conectividad: HSDPA, LTE, NFC, Bluetooth 4.0
  • Cámara: 20.7 MP Flash LED / Frontal 2 MP
  • Memoria RAM: 2 GB
  • Almacenamiento: 16 GB + slot microSD
  • Batería: 2.300 mAh
  • Dimensiones: 127 x 64.9 x 9.5 mm
  • Peso: 137 g

En los últimos tiempos, el tamaño de pantalla del Galaxy Note ha pasado de extraordinario a cotidiano. En tres años, los flagships de casi todas las marcas salvo Apple han aumentado su diagonal de pantalla desde las ~4 pulgadas hasta las ~5 pulgadas en adelante.

Samsung comenzó la tendencia de compactar sus flagships con el S III Mini. Pero la decepción fue enorme: sus especificaciones no hacían justicia alguna al nombre S III. El S4 solventó esto en parte, igual que el HTC One Mini. Pero extrañábamos un verdadero tope de gama en estos “minis”.

Se ve perfectamente en esta pequeña gráfica. Los Android de gama alta no son manejables. Los gama alta manejables no son Android. Los Android manejables no son de gama alta. Desde finales de 2013, Sony se ha colocado de lleno en esa intersección vacía con el Xperia Z1 Compact.

intersección

Sony se dio cuenta de que el big deal estaba en no apostar a medias, sino en apuntar a un mercado concreto: cazadores de un gama alta Android de un tamaño manejable. Nadie estaba ocupando esa posición. ¿Ha conseguido hacerlo Sony de forma acertada? Lo vemos en este análisis. Aviso: puedes ver el vídeo análisis en 4K.

Diseño

El característico diseño OmniBalance que Sony estrenó con el Xperia Z ya no tiene secretos para nadie. De hecho se ha perfeccionado con el paso del tiempo, y ahora es más ergonómico pero igual de contundente. Su diseño podría considerarse excesivamente grueso o incluso demasiado robusto de no ser por una de sus grandes bazas: su resistencia al agua.

Sony Xperia Z1 Compact - Sony Xperia Z1 Compact  - Sony Xperia Z1 Compact

El diseño del Z1 Compact lo forman básicamente un panel de vidrio frontal, un plástico duro en la trasera, y un robusto marco de metal. Los botones físicos están perfectamente integrados y alineados: el de bloqueo, saliente y circular como en el resto de la familia Z, el glorioso disparador de la cámara en dos pasos, y el de volumen, que quizá sí podría responder algo mejor pero tampoco supone ningún inconveniente.

ADN del diseño de Sony: robustez, líneas cuadradas, metal.Todos los puertos y entradas están sellados por tapas: microSD, microUSB y microSIM. El jack de 3.5 mm sí queda descubierto, por suerte. En su vocación de teléfono pensado para usarse como cámara compacta, trae dos agujeros en la esquina inferior derecha en los que insertar una correa de sujeción.

Sony ha apostado por los colores metálicos con el Z1 Compact, y a los solemnes blanco y negro les acompañan los modelos rosa chicle que nos gustó mucho en la primera demo y el amarillo lima que hemos probado y que es un win a la hora de enseñar cómo llevar los colores a los smartphones.

Aspecto donde sí podría salir mejor parado el Z1 Compact: marcos. Estamos viendo a casi toda la competencia reducir cada vez más su tamaño para lograr que casi todo el frontal del terminal sea pantalla. En el caso del Z1 Compact no ha sido así, y eso que incorpora botones táctiles en pantalla. Se compensa por el hecho de que su pantalla es de “sólo” 4.3 pulgadas, así que se mantiene muy manejable y agradable en la mano. Nada de estirar el pulgar de forma incómoda.

Pantalla

Sony Xperia Z1 Compact pantalla

No sé si alguno de ustedes recuerda la pantalla del Xperia Z. Ese panel TFT con una temperatura de color pobre, un gamma bajísimo, unos ángulos de visión que hacían pensar que algo estaba mal en esa pantalla y un contraste decepcionante. Todo esto, en un buen terminal, chirriaba como una cuchilla arañando un espejo.

La mejor pantalla de todos los Sony Xperia, por mucho.Esto se extendió a la pantalla del Z1, algo mejor pero igualmente impropia de un terminal con altas aspiraciones. Felizmente, esto se ha roto con el Z1 Compact, que se ha subido al carro de los paneles IPS. Ahora la imagen tiene un contraste y una saturación mucho más altos, así como los ángulos de visión, sin ver caer el contraste al mirar la pantalla desde los bordes.

Su brillo máximo ahora sube hasta los 515 nits, que no alcanzan para reinar el mercado pero sí está por encima de la gran mayoría de sus rivales. Su brillo mínimo en cambio es de 39 nits, un valor muy alto que puede hacerlo ligeramente molesto a la hora de leer en la oscuridad, por ejemplo.

En el resto de mediciones no destaca ni por exceso ni por defecto, se mantiene en números promedio. La temperatura de color medida en Kelvin está entre 7.000 y 8.000 K, como la mayoría de sus rivales, aunque por suerte más cerca de los 7.000, pues el valor óptimo es de 6.500 K. Apenas el Nexus 5 la mejora y se acerca a ese valor. BlackBerry y Nokia también tienen algunos modelos en ese rango. La escala Delta E mide la diferencia mínima de color que es capaz de percibir el ojo humano, mejor cuanto más baja. La gamma sí queda notablemente por encima del valor idóneo, 2.22, y llega hasta 2.68.

Cámara

Sony Xperia Z1 Compact

Sony Xperia Z1 Compact botón cámara
Ver que Sony mantiene la lente G en otro smartphone, incluso compacto, ilusiona. Pero ‘lente G’ es sólo una marca comercial, así que si queremos ir un poco más allá es mejor ver cuál es el desempeño real de esta lente. Para empezar, su resolución máxima es de 20.7 megapíxeles, y el tamaño del sensor es de 1/2.3″, bastante más grande que los usuales de 1/3″ o 1/3.2″. Su apertura máxima de f/2.0 está en la línea de los high-end actuales, asegurando una buena luminosidad en entornos con baja luz. Mención especial de nuevo al botón disparador en dos pasos, que primero enfoca y luego dispara. Un buen ejemplo de cómo Sony ha aprovechado su larga carrera en el mundo de la fotografía para llevar su experiencia a los smartphones.

Del hardware no había dudas. El misterio estaba en el software.Pero igual que unas galletas no son lo mismo sin vaso de leche, un buen sensor no es gran cosa sin un buen software de postprocesado que le dé sentido. Sobre Sony había una nebulosa de expectativas de mejora respecto a lo que demostró con Z, Z1 o Z Ultra. Así que ahí he ido más que nunca, al software.

Lo primero que vemos en este apartado es la interfaz de la cámara, a mi juicio realmente buena, intuitiva y completa. Tiene un buen número de modos, entre ellos un automático superior que detecta esos mismos modos por sí mismo de forma rápida, y por supuesto los habituales como el nocturno o el ya icónico de Realidad Aumentada y sus dinosaurios habituales.

Sony Xperia Z1 Compact cámara UI

Y si vamos a las fotografías del Z1 Compact, no decepcionan, muestran imágenes con colores reales y nítidos, sin sobresaturarlos. Donde más me ha sorprendido es en su rango dinámico, que permite que hasta las fotos donde se combinan zonas “quemadas” por la luz y sombras se muestren con realismo. Además, la cámara es muy rápida, con un tiempo de captura y procesado muy bajo, similar al del iPhone 5s, por ejemplo. Como contrapartida, el autofocus es lento en las fotos nocturnas.

Por otro lado, mi consejo es siempre que podamos, hacer las fotos en manual y a 13 megapíxeles. El tamaño de la imagen seguirá siendo más que suficiente para la mayoría de ocasiones (hablo de recortes y ampliaciones), pues el detalle se mantendrá en gran medida, pero las fotos pesarán algo menos y tendremos el control de la escena. No obstante, el desempeño del modo Automático Superior es aceptablemente bueno, e incluso ofrece el modo Clear Zoom para lograr un alto nivel de detalle.

Sony Xperia Z1 Compact Cámara test 1

Sony Xperia Z1 Compact Cámara LUZ DÍA

Profundidad de campo muy buena en fotos macro.
Profundidad de campo muy buena en fotos macro.
Foto nocturna en interiores.
Foto nocturna en interiores.

Sony Xperia Z1 Compact Cámara test noche LL

Software y rendimiento

La capa de personalización de Android creada por Sony no es de las que más funciones útiles añade, pero es de las más bonitas que podemos encontrar, no ralentiza el terminal, y tiene alguna utilidad específica bastante buena. Por ejemplo, la posibilidad de redimensionar widgets de forma casi libre en la pantalla de inicio, algo que no tienen otras marcas y que aunque parezca una tontería sí se extraña en algunos casos.

Snapdragon 800 + Adreno 330 = gran desempeño.Algo bueno es que llegó con Android 4.3, pero recientemente Sony liberó Android 4.4 KitKat para el Z1 Compact, que incluye novedades como el dock translúcido o algunas mejoras específicas de Sony, además de las relativas al rendimiento y la estabilidad. En general, el Android que encontramos en el Z1 Compact es bastante intuitivo, rápido y elegante. No hay quejas aquí.

Pero el mejor añadido que tiene sin duda el Z1 Compact, como los Xperia recientes, es el modo STAMINA para maximizar la duración de la batería cuando no podemos permitirnos quedarnos sin smartphone. Varios fabricantes han optado por soluciones así mediante diferentes vías, y la de Sony es bastante inteligente: desactivar todas las notificaciones y trabajos en segundo plano posibles, quedarnos con lo imprescindible. Esto, siendo un modo totalmente personalizable. Por ejemplo, si podemos resignarnos a estar desconectados de Twitter y Facebook un rato, pero estamos esperando un WhatsApp importante, el modo STAMINA es configurable para ello.

Autonomía

Sony Xperia Z1 Compact batería

Lo primero que extraña sobre la batería del Z1 Compact es que Sony haya mantenido casi todas las especificaciones respecto al Z1 pero haya disminuido la batería, pasando de 3.000 mAh a 2.600 mAh. Tiene lógica si pensamos que lo que más consume es la pantalla, que ahora se hace más pequeña tanto en tamaño (5″ → 4.3″) como en resolución (Full HD → HD).

Así que… ¿cuánto tiempo aguanta en marcha la batería del Z1 Compact? Pues durante días de uso intenso ha llegado a durar más de 6 horas de pantalla encendida, llegando en algunos casos son ciertos servicios desactivados a las 8, así que en el caso de usuarios no intensivos, resiste perfectamente dos días completos de uso moderado. Si además combinamos esto con el modo STAMINA, tenemos terminal para rato.

Conclusión

8.5
10

Viendo el resto de “minis” y similares que ha traído el mercado, la apuesta de Sony con el Xperia Z1 Compact es sin duda la mejor de todas. Esto tiene un valor doble: por un lado, se distingue por mucho del resto que quieren aprovechar el tirón de una marca popular (S4, One…) con un tamaño manejable. Por otro, hace que su precio esté completamente justificado, y es que no podemos olvidar que estamos frente a un gama alta, sin matices.

Por otro lado, si te gusta el diseño característico de Sony con sus terminales de la línea Z y su robustez y resistencia al agua, el Z1 Compact es su sublimación, tanto en formato y acabados como en colores.

Aunque en mi opinión, lo mejor de todo es que Sony ha pulido los mayores “peros” de sus terminales anteriores de gama alta, empezando por la pantalla y el postprocesado de la cámara e incluso el rendimiento. ¿Es una compra recomendada? Sí. Para empezar, porque Sony se ha quedado sola en la intersección de “gama alta”, “Android” y “tamaño manejable” como decía al principio en esa gráfica.


Pros

  • La pantalla es la mejor que ha hecho nunca Sony. Es una gran noticia ver cómo se resuelven los asteriscos del pasado incorporando por fin un panel IPS.
  • Excelente rendimiento. Se hace raro en un Android de 4.3 pulgadas en 2014, pero nadie puede dudar de que es un gama alta con todas las letras. Larga vida al Snapdragon 800.
  • Batería muy buena. Supera las 6 o 7 horas de pantalla encendida, bastante más de lo que estamos acostumbrados a ver.

Contras

  • Medidas. Tiene unos marcos algo gruesos, podría haber sido más manejable.
  • La pantalla se raya con facilidad, no tardan en aparecer marcas y rayas.