análisis

Samsung Galaxy Alpha

- Oct 22, 2014 - 11:27 (CET)

Ficha técnica

Samsung Galaxy Alpha

  • Pantalla: Super AMOLED 4.7″
  • Resolución: HD 720p, 312 ppp
  • Procesador: Exynos 5 Octa 5430
  • GPU: Mali-T628 MP6
  • Conectividad: HSDPA, LTE, NFC, Bluetooth 4.0
  • Cámara: ISOCELL 12 MP / Frontal 2 MP
  • Memoria RAM: 2 GB
  • Almacenamiento: 32 GB
  • Batería: 1.860 mAh
  • Dimensiones: 132.4 x 65.5 x 6.7 mm
  • Peso: 115 g

Hemos probado el Samsung Galaxy Alpha, un smartphone con el que Samsung apunta al segmento de la moda y el estilo. ¿Qué queda a nivel tecnológico?

Samsung está en todas partes. En todas las gamas, con todos los tamaños, con decenas de segmentos. Los Zoom, los Note, los Ace, los Mini, los S, los Young, los… Pero en 2014, todavía le faltaba algo. Algo que de hecho faltaba a todos los fabricantes, salvo a uno.

Pensemos más allá de la tecnología. Pensemos en el mundo paralelo que es el lujo, el estilo, la moda, y todo su entorno. Las revistas fashion, las pasarelas, las fotografías de personas muy famosas alejadas de la tecnología. En casi todas las manos o apoyados en una mesa, vemos el mismo teléfono: el iPhone.

Samsung-Galaxy-Alpha

Hace tiempo que el iPhone no es el móvil más caro del mercado, al menos en su versión básica. Note 3, S4, S5, o One M8 salieron con precios de venta al público superiores, aunque no tardaran en bajar. Pero el iPhone sigue ostentando ese halo aspiracional que trasciende a la tecnología, y que además es excluyente: si lo tiene él, no deja nada más para nadie.

Ahí ha querido apuntar Samsung. Como indica su nombre, con este experimento, esta primera incursión en un terreno al que hasta ahora no había accedido. En el Galaxy Alpha, las especificaciones no son punteras, pero es que tampoco son lo más importante. La clave está en que tiene un diseño premium, o lo más premium posible, con cuerpo de aluminio (¡aluminio en un Galaxy!), y se está anunciando en un soporte distinto al habitual. Y hacia un público distinto al habitual.

Samsung Galaxy Alpha 10

Diseño

El cuerpo de aluminio en realidad significa “marcos de aluminio”. Las partes trasera y delantera, en realidad, son del mismo policarbonato que siempre. Incluyendo la carcasa extraíble para reemplazar la batería. Samsung ha renunciado aquí al slot microSD, pero sigue fiel a permitir al usuario poder llevar encima una segunda batería y cambiarla.

Dicha carcasa extraíble tiene casi el mismo acabado que la del S5, con ese microperforado, pero menos notorio, menos exagerado. Apenas se nota y queda quizás algo más elegante.

Samsung Galaxy Alpha 07

Tiene una pantalla de 4.7 pulgadas y se hace realmente manejable, da la misma sensación en la mano, en cuanto a tamaño, que los iPhone anteriores al 6. Nadie diría que su pantalla tiene un tamaño que hace un par de años nos parecía muy grande. Es completamente manejable gracias a sus marcos, bastante logrados.

Al no ser un móvil destinado al consumidor habitual, está fabricado pensando en que nadie pueda quejarse de que se le hace enorme, toda vez que mantiene una pantalla más cercana a las 5 pulgadas que a las 4.3.

Samsung Galaxy Alpha 06

También se hace manejable gracias a su grosor, 6.7 mm. Gracias a sus líneas rectas, con ángulos marcados, no da la sensación de ser demasiado fino, que también puede ocurrir. La impresión que deja es que es un móvil muy sencillo de manejar, amigable.

Por otro lado, el terminal de frente puede provocar la sensación de que a nivel estético es excesivamente estándar para estar hablando del teléfono que quiere ser definitivamente premium. Nada especial.

Pantalla

Samsung Galaxy Alpha 05

En sólo unos meses, las pantallas de los buques insignia de Samsung mutaron de café descafeinado y aguado a caviar beluga. O casi. Pasar de ver los paneles de S III o S4 a lo que ofrecen Note 3, S5, Note 4 o Tab S ha sido una inesperada alegría. Sí, Samsung ha aprendido a hacer muy buenas pantallas. Tristemente, el Galaxy Alpha no es un buen ejemplo de este buen hacer en pantallas.

La resolución HD en 4.7 pulgadas puede dejar frío a más de uno, aunque su densidad sigue por encima de los paradigmáticos 300, con 312 pixeles por pulgada para ser exactos. El problema no está ahí. No está en la resolución. Está en la matriz y en la calidad del panel Super AMOLED.

Samsung Galaxy Alpha 09

Los ángulos de visión están marcados por esa tendencia a azular la pantalla. Si acercamos la vista, la matriz de subpíxeles es perceptible. Y lo siento, pero en un terminal que cuesta casi 600 euros y se presenta en septiembre de 2014, esto no es válido. Ya no.

Es una pantalla que tiene más de 2012 que de 2014. Y no es por la resolución.

Bajo la luz solar se comporta de forma digna, sin destacar demasiado. 370 nits de brillo máximo en modo automático bajo la luz directa, donde araña algo de brillo extra respecto al brillo máximo manual, dan para lo que dan al fin y al cabo.

Cámara

Una vez más, Samsung ha tirado de su propio sensor ISOCELL, esta vez con una resolución que, acostumbrados a Samsung, se hace hasta corta: 12 megapíxeles. La cámara en general es bastante satisfactoria, de hecho es seguramente junto al rendimiento el punto a favor más claro. Pero tiene alguna que otra pega. Veamos algunas fotos tomadas con ella.

A plena luz del día es capaz de resolver bastante bien el nivel de detalle. En esta se puede apreciar en el recorte al 100 % a la derecha.

alpha 1

En interiores iluminados no puede evitar meter algo de ruido, tanto a la zona desenfocada si hacemos primeros planos como a las zonas enfocadas. En las zonas desenfocadas sin una muy buena luz, de hecho, tiende a tratar la imagen de una forma algo agresiva, que propicia el temido efecto acuarela. Empasta los colores y las formas.

alpha 5

Hablando de cosas preocupantes: su mala estabilización. Es en fotos nocturnas donde se nota más. Demasiado. Cuesta, en algunas situaciones, lograr una fotografía nítida y enfocada. Aquí un ejemplo claro que encontré:

alpha 3

Y como las malas noticias nunca vienen solas, el otro gran “pero” de su cámara: el bajo rango dinámico. En fotos donde haya un contraste de luz, como la mezcla de áreas soleadas y con sombras, podemos olvidarnos de una imagen satisfactoria. El modo HDR ayuda, y además tiene live-view, pero que funcione así en modo automático hace que podamos perder algunas fotos rápidas de calidad.

alpha 4

De todas formas, la cámara del Alpha se defiende bastante bien en varias situaciones, bajo rango dinámico al margen. En interiores con buena luz es capaz de lograr resultados bastante buenos.

alpha 7

Batería y rendimiento

Samsung Galaxy Alpha 08

Ver en sus especificaciones que tiene 1.860 mAh puede dar pie a pensar que su batería va a ser decepcionante. Poco después de su presentación, Samsung explicó por qué no sería así. La clave está en su procesador Exynos 5430 de 20 nm, unido a la pantalla 720p. Ambos disminuyen bastante el consumo energético que podemos esperar de un terminal así.

Números y explicaciones al margen, ¿qué queda? Una autonomía justa para acabar el día, y que pedirá pasar por el enchufe antes de llegar a la noche si somos usuarios intensivos, poned unas 4 horas y media de pantalla encendida aproximadamente. En reposo responde aceptablemente, sin llegar a los niveles estratosféricos de Sony por ejemplo con los Xperia recientes, pero con un consumo inferior al 1 % por hora.

Procesador Exynos, sensor ISOCELL. Hacia el 100 % Samsung.

Hemos empezado aquí hablando del procesador. El astuto lector se habrá dado cuenta de que no hay restos de Qualcomm aquí. Tampoco del “otro”, Mediatek. Samsung está apostando fuerte por sus propios procesadores Exynos. No es la primera vez, y la apuesta cada vez les está saliendo mejor.

Con una pantalla que desencanta, un diseño bueno sin nada más allá, una cámara que no tiene nada que enamore y TouchWiz para acompañar, el rendimiento es seguramente lo mejor que ofrece el Galaxy Alpha.

Añadidos

Samsung Galaxy Alpha 11

El Galaxy Alpha hereda de S5 y Note 4 dos elementos: el lector de huella dactilar para desbloquear el terminal y efectuar pagos en algunos servicios como Samsung Apps y Paypal. ¿Funciona bien? No, sigue estando lejos del Touch ID de Apple en cuanto a precisión. De hecho, en ocasiones acaba siendo frustrante. Para colmo, cuando ya renunciamos y escogemos desbloquear mediante contraseña, se abre el cajón de texto, pero a veces… ¡no despliega el teclado! Así que hay que realizar una pulsación adicional.

Samsung Galaxy Alpha 04

En la parte trasera está el sensor cardíaco. Llevando a él nuestro dedo detecta el pulso, bastante útil en combinación con S Health, que cada vez está dando más motivos para usarlo como servicio en el que reunir toda la monitorización de nuestra actividad. Pasos diarios, carreras a pie, otras actividades deportivas como el trekking o el ciclismo, y también la medición del pulso cardíaco pre y post actividad. Es una buena opción para quien quiere llevar esta información controlada sin comprar nada específico, como relojes GPS, pulseras monitorizadoras o bandas de medición del pulso cardíaco.

Conclusión

7
10

Alpha significa “experimento”. Experimento diseñando un Galaxy de aluminio, enfocándolo hacia un público distinto al habitual en otras gamas, y con procesador y sensor propios. Además, experimenta dando un paso hacia atrás en bastantes aspectos. Como no va para el público geek y purista, abaratan costes empeorando la calidad de la pantalla, que además es un retorno al HD en la gama premium. También va hacia atrás en resolución y calidad de cámara, en capacidad de la batería… Su rendimiento al menos sí está al nivel de lo visto.

El Alpha no tiene demasiado de especial, salvo un diseño más premium de lo normal en Samsung, y una excelente manejabilidad con 4.7 pulgadas de pantalla. Si eso es lo que buscas, adelante. Si quieres un muy muy buen terminal, esta no es tu opción. Dentro de Casa Samsung, el Note 4 te satisfacerá bastante más. De hecho es el mejor Android del mercado. El Alpha no está en esa liga, nació por otros motivos.


Pros

  • Diseño. Ahora con aluminio. Y una manejabilidad perfecta.
  • Rendimiento. Con estos Exynos, Samsung puede decir adiós a la dependencia de Qualcomm.

Contras

  • Pantalla. Paso atrás cualitativo, esto sí es de 2012.
  • Autonomía. Queda la sensación de que se podría haber hecho algo más, sobre todo viendo a S5 y Note 4.