Lumix GX7-001
análisis

Panasonic Lumix GX7

- Ene 15, 2014 - 18:30 (CET)

Ficha técnica

Lumix GX7-006

  • Sensor: Digital Live MOS de 16 Mp
  • Procesador: Venus Engine VIII.
  • Rango ISO: 100-25600
  • Objetivo: Montura Micro Cuatro Tercios
  • Pantalla: LCD táctil y basculable de 3″ y 2764k
  • Formato de grabación: RAW y jpeg.
  • Vídeo: 1920×1080 formato AVCHD y MP4
  • Tarjetas: SD/SDHC/SDXC.
  • Peso: 402 gr (sólo cuerpo).
  • Tamaño: 122,6 x 70,7 x 54,6 mm
  • Conexiones: WiFi, USB de alta velocidad, NFC, A/V out, HDMI

La Panasonic Lumix GX7 es la cámara más avanzada de la marca. Está dentro del estándar Micro Cuatro Tercios, y podemos decir que es una de las mejores EVIL que hemos tenido en nuestras manos. Parece que Panasonic ha detectado algunos de los problemas de la competencia y los ha solucionado en este modelo que se puede denominar sin miedo a equivocarse, profesional.

Primer encuentro con la cámara

Teníamos muchas ganas de probar este modelo de Panasonic, sobre todo después de disfrutar de las virtudes de su sensor en esa pequeña maravilla que es La Lumix GM1. Todo lo bueno que se oye de ella podemos confirmar que es cierto. Parece que Panasonic quiere un lugar predominante en las listas de cámaras casi perfectas. Y voy adelantando que por el precio que tiene merecería el primer lugar.

Todavía tenemos en la cabeza que una cámara pequeña no puede ser buena porque es imposible. Pero la hornada del año pasado demuestra que podemos tener grandes máquinas de pequeño tamaño, como la NEX7 de Sony o la Fuji XPro 1. En principio la GX7 tiene mucho que perder frente a sus competidoras por el pequeño tamaño de sus sensor Micro Cuatro Tercios, pero después de unas cuántas pruebas, podemos afirmar que está a la altura de las mejores.

Su diseño recuerda a las cámaras clásicas (la moda manda), pero hay dos cosas que sobresalen, además de literalmente, en la GX7. En primer lugar su visor electrónico basculante con una reproducción del 100% del espacio de color Adobe RGB (1998) y una resolución de 2764k y en segundo lugar, la pantalla móvil y táctil de 3″, con 1040k de resolución.

El cuerpo tiene el tamaño justo, con un agarre excelente y todas las cosas están donde deberían sin la horrible obligación de tener que meterse en el mundo de los menús. Es una gozada coger una cámara tan pequeña y sentir que tienes algo poderoso en tus manos.

Lumix GX7-002
Lumix GX7-002[/caption]

Puntos fuertes de la Lumix GX7

No estamos ante una cámara cualquiera. No debemos olvidar nunca que es una cámara profesional que podemos comprar por menos de 1000€, a la que podemos acoplar muchos de los mejores objetivos que se han fabricado jamás, gracias a la existencia de adaptadores (este tema es algo que se remarca en la publicidad de la cámara). Puede ser la cámara perfecta para los amantes del mundo clásico que tengan una fuente inmensa de objetivos en sus cajones. Pero no se queda ahí.

Visor electrónico abatible

Es uno de los aspectos que más destaca del diseño de la cámara. Cuando lo vi por primera vez pensaba que había otro punto flaco donde se podría romper la máquina en una caída tonta. Sigo pensándolo, pero se romperá con un golpe muy fuerte.

Lumix GX7- 005
Lumix GX7- 005

La calidad de este visor electrónico es impresionante. Está a la altura del de la NEX7 o el de la Fuji XPro1. Pero tiene algo que le hace destacar por encima de todos. Me refiero a su espacio de color, algo que se olvida. Según dicen, reproduce casi el 100% del espacio Adobe RGB (1998), algo verdaderamente monstruoso. Para que os hagáis una idea, si queremos tener un monitor para ver nuestras fotografías con la misma calidad tendremos que desembolsar 800€ como mínimo… Dan ganas de ingeniárselas y utilizar el visor como monitor. Y algunos dicen que su calidad deja mucho que desear…

Respecto a su movimiento no le he encontrado ninguna utilidad real. Me recuerda demasiado al diseño de las primeras Handycam de Sony, luego imagino que será para el mundo del vídeo. Pero si contamos que la pantalla es también basculante, creo que es algo que no se utilizará mucho. Merece la pena recordar que ofrece el 100% de cobertura del campo visual del objetivo que estemos utilizando. Eso sí, tanta calidad se parecia un poco pequeña por el tamaño de salida de la imagen.

Sistema de enfoque

El autoenfoque de la GX7 es rápido de verdad. Algunos se muestran reticentes al cambio pues piensan que los sistemas de las réflex es superior en la mayoría de los casos. El autoenfoque por contraste de esta cámara es muy preciso y prácticamente instantáneo. No he tenido nunca ningún problema.

Lumix GX7-1600 ISO
Enfoque con poca luz

Una de las cosas que más llaman la atención es su facilidad para enfocar en la oscuridad gracias al modo Low light AF. Donde mi cámara me dejaba tirado -en algunas situaciones nocturnas-, esta enfocaba sin problemas. Además tiene el popular focus peaking, un sistema que destaca las zonas enfocadas resaltando sus contornos con colores en modo manual. Todo un guiño a los objetivos manuales.

Obturación electrónica

¿Qué os parece tener una cámara totalmente silenciosa en el momento del disparo? Todo es gracias al eficaz sistema de obturación electrónica, uno de sus argumentos más poderosos. No hay que olvidar que podemos disparar a la nada despreciable velocidad de 1/8000 sg con el obturador mecánico, pero no con la obturación electrónica. Pero para el día a día, para fotografía de viajes o urbana, la silenciosa obturación electrónica, que funciona perfectamente hasta 1/2000 sg, es una apuesta segura.

Este sistema permite una rapidez asombrosa para una cámara tan pequeña, cercana a los 5 fps. Si activamos la obturación electrónica tenemos una sorpresa ¿qué os parecen cerca de 40 fps en formato RAW con las condiciones de luz adecuadas? Algo posible pues no hay que mover ninguna pieza. El futuro está aquí gracias a esta cámara.

Estabilización IBIS

La tónica general es estabilizar todos los objetivos, pero si tenemos objetivos sin esta función, nos tenemos que aguantar. La Lumix GX7 ofrece la estabilización en el cuerpo, por lo que podemos disparar con velocidades más bajas con cualquier objetivo, o utilizar diafragmas más cerrados, si queréis verlo así.

Si acoplamos cualquier objetivo OIS de la marca, los dos sistemas no funcionan a la vez y se prioriza el sistema del objetivo.

La calidad del sensor

Y llegamos a lo que más importa, como siempre digo. Una cámara puede ser maravillosa por fuera, pero si no consigue una buena calidad de imagen jamás llegará lejos. Y si nos remitimos a las pruebas, y sobre todo a las sensaciones que ya tuvimos con la GM1, con la que comparte sensor, parece mentira que estemos ante una Micro Cuatro Tercios, un sensor diminuto en comparación con un FF o un APS-C.

Lumix Gx7 prueba ISO
Lumix Gx7 prueba ISO

Los ISO más bajos son perfectos. Hasta 1600 ISO podemos usar esta cámara sin miedo al ruido, y con un rango dinámico perfecto en todas las sensibilidades. El ruido se empieza a notar a 3200 ISO, pero sin asustar. A 6400, la reproducción de los colores es muy buena y es perfectamente operativa. El problema -ojalá todos los problemas fueran así- empieza a 12800 ISO, donde el ruido es evidente. 25600 sólo sirve para dar publicidad o para usarlo en casos extremos. Y si trabajamos con el obturador electrónico sólo podemos llegar a 3200 ISO.

Lumix GX7-25600 ISO
25600 ISO-f_5,6-1_50 s

Parece mentira, como he dicho antes, que estas pruebas las hayamos realizado con la GX7, que no podemos olvidar que tiene un sensor bastante más pequeño que el de las cámaras profesionales de la competencia.

Uso de la cámara

No puedo mentir, además no tendría ningún sentido. Es una de las cámaras que más me ha costado aprender a manejar. Las opciones son tantas y tan buenas que sería un delito olvidarse de ellas. Muchas veces en las pruebas no conseguía buenos resultados, y empezaba a pensar que estaba estropeada, hasta que me daba cuenta de mis propios fallos. La configuración no es sencilla. Por ejemplo, si no nos acordamos de pasar de la obturación mecánica a la electrónica, muchas fotografías directamente no salen. La fotografía de la cúpula no la bordé hasta que me dí cuenta de que era imposible hacerla con la obturación electrónica.

Lumix GX7-200 ISO
200 ISO-f_3,6-3.2 s

Una buena lectura del manual completo, no el resumido, es poco menos que imprescindible para sacar todo el potencial. Como siempre digo, si disparamos en RAW, el menú se simplifica mucho, pero temas como la configuración del autoenfoque o la información que queremos ver en las pantallas son, por decirlo suavemente, complicados.

Pero el botón de acceso rápido y la excelente pantalla táctil, casi tan buena como la de la Canon EOS 70D, facilitan mucho la labor del usuario. Como ejemplo de sencillez cabe mencionar la conexión wifi y la más moderna NFC. Está claro que la conexión inalámbrica es el futuro, pero todavía depende mucho de la duración de las baterías, hoy por hoy totalmente insuficientes.

Conclusión

9.5
10

Todavía no me creo que haya tenido entre las manos una cámara tan pequeña y tan avanzada. No entiendo la escasa repercusión que ha tenido en los medios, y lo poco valorada que está en algunas páginas. Personalmente, es la primera Micro Cuatro Tercios que me atrevo a mirar como una opción profesional, hasta que pruebe la joya de Olympus que tan buena prensa tiene.

La ventaja de este sistema es que se inició desde cero, sin la rémora de los diseños clásicos. El FF es la evolución natural de las réflex por ser esclavas del pasado. Y realmente son una maravilla. Pero esta Panasonic Lumix GX7 es la prueba real de que un sensor pequeño puede conseguir resultados poco menos que impresionantes. No digo que sea mejor, pero está muy cerca de la calidad de cámaras muchísimo más caras.

El vídeo también es llamativo, gracias a ese formato más amigable que el H.264, que sólo sirve para el visionado, no para la edición. Y si no necesitamos tanta calidad, podemos trabajar con el ya clásico MP4. Y siempre en FullHD, como marca la tradición.

Las cámaras del año 2013 nos han dejado con la boca abierta. Y la Panasonic Lumix GX7 merece estar en el podio, sin lugar a dudas. Una cámara cercana a la perfección.


Pros

  • Excelente respuesta del sensor Micro Cuatro Tercios.
  • Gran calidad del sistema del enfoque.
  • El mejor visor electrónico que hemos probado en ALTFoto.
  • Relación calidad/precio.

Contras

  • Curva de aprendizaje complicada para la configuración óptima.
  • Demasiadas partes móviles (pantalla y visor).