análisis

Nokia Lumia 630

- May 19, 2014 - 12:27 (CET)

Ficha técnica

Nokia Lumia 630 oficial

  • Pantalla: IPS 4.5″, Gorilla Glass 3
  • Resolución: 854 x 480 píxeles, 218 ppp
  • Procesador: Snapdragon 400 quad-core a 1.2 GHz
  • GPU: Adreno 305
  • Conectividad: HSDPA, Wi-Fi 802.11 b/g/n, Bluetooth 4.0
  • Cámara: 5 MP sin flash
  • Memoria RAM: 512 MA
  • Almacenamiento: 8 GB + slot microSD
  • Batería: 1.830 mAh
  • Dimensiones: 129.5 x 66.7 x 9.2 mm
  • Peso: 134 g

Analizamos el Nokia Lumia 630, el nuevo gama baja de Nokia que aspira a ser la mejor opción de su rango. ¿Lo consigue? ¿Qué ventajas y desventajas tiene?

Febrero de 2013. Nokia continuaba resurgiendo de sus cenizas de la mano de Microsoft y tres meses antes había lanzado lo más potable que se le recordaba en bastante tiempo, el Nokia Lumia 920. En el Mobile World Congress era una incógnita con qué iban a presentarse. Eran quizás los tapados, la firma con la que nadie contaba para un big deal. Y vaya si sorprendieron. En aquel Mobile, Nokia se metió en el bolsillo a media industria con un pequeñín, el Nokia Lumia 520, quien figuró durante lo que quedaba de año como el rey de la gama baja. Nadie daba tanto por tan poco. Tuvo que ser Windows Phone 8, que gracias sobre todo a terminales como ese acabó de despegar, quien llevase al mercado una buena experiencia de uso por debajo de 150 euros.

Pero Nokia, consciente de que lo que vendían Samsung, Sony, HTC, Huawei y compañía en ese rango de precios era trucha a precio de marisco, y de que podía hacerse fuerte en ese nicho, no contaba con la llegada por Navidad de un chico nuevo en la ciudad llamado Moto G. Les tuvo que hacer la misma gracia que a mí cuando me dicen que “un móvil chino de 60 euros hace lo mismo que uno de 600 de un fabricante tradicional”: ninguna.

nokia lumia 630 elop

El Moto G era una competencia demasiado dura para un 520 que, pese a todo, ya llevaba casi un año en el mercado. Así que Nokia, como un artesano herrero tras la batalla, reparó su armadura abollada con el cuidado que da el convencimiento de volver a necesitarla. Madrugó, respiró el aire limpio, y trabajó. Afiló el acero con devoción, y en abril presentó la respuesta: un Nokia Lumia 630 que acababa con la serie 500 como línea low-end en la gama Lumia. Esta es la nueva gama baja de Nokia. ¿Superará las expectativas y el listón que dejó fijado el 520? Lo desvelamos aquí.

Nokia Lumia 630 5

Diseño y acabados

El diseño del Nokia Lumia 630 es la sencillez llevada al extremo. No hay adornos, no hay vueltas de tuerca, pero tampoco hay componentes feos que quiten armonía al terminal, sino que quedan perfectamente ocultos o disimulados. Y encima con carcasas intercambiables, lo cual se lleva bastante ahora en la gama baja de calidad.

Nokia Lumia 630 9B

Detalle aquí: al contrario que en los Lumia vistos hasta ahora, de gama baja y media incluidos, el botón dedicado a la cámara ha desaparecido. Quizás por el hecho de que deslizando el centro de notificaciones (o Action Center) hay un acceso rápido a la cámara. Pero en cualquier caso, perdemos el obturador físico.

Nokia Lumia 630 9

En cualquier caso, la crítica al Lumia 630 por su diseño me parece prosaica y forzada: es precioso precisamente por su simplicidad, más aún dando la oportunidad de cambiar el color mediante las carcasas. Es increíblemente ligero. Hay teléfonos más amigables que otros en la mano, y este, desde luego, forma parte de los primeros. Se siente genial.

Nokia Lumia 630 4

Quizás el único “pero” a su diseño es que el altavoz, que ya de por sí es pequeño, está en la carcasa trasera. Podría haberse mantenido el borde inferior, como en el Lumia 1020 por ejemplo, y así el sonido no quedaría silenciado por la superficie en la que lo apoyemos. Es el único inconveniente. Nada más que objetar.

Pantalla

Tweet It!, mi cliente de Twitter favorito para Windows Phone.
Tweet It!, mi cliente de Twitter favorito para Windows Phone.

Si por algo destaca Nokia en el mercado no es por sus pantallas, salvo excepciones como el espectacular panel del Lumia 1520. Como era de esperar, el Lumia 630 no es ninguna excepción, y es que la pantalla es quizás el punto en el que más flojea, junto a su escasa memoria RAM. Principalmente por su baja resolución (854 x 480 píxeles), que junto a su tamaño de 4.5 pulgadas deja una densidad de sólo 218 píxeles por pulgada.

¿En qué se traduce esto? En texto poco nítido e imágenes ligeramente pixeladas en los bordes. No obstante, esto tampoco es dramático ni un problema mayor porque pese a todo es mejor que lo que estamos acostumbrados a ver en esta gama, pero si el duelo Moto G vs Lumia 630 es el Superman vs Batman de la gama baja de la telefonía, se debe llegar a la batalla en las mejores condiciones posibles para evitar el agravio comparativo respecto al rival.

Nokia Lumia 630 6 pantalla zoom

Los píxeles son demasiado distinguibles como para olvidar que no estamos ante un panel HD, que no estamos ante una densidad por encima de los 300 píxeles. Con una “simple” pantalla 720p, Nokia hubiese tensado más la cuerda, aunque no sé si es que realmente no se lo podían permitir en un terminal así o si ha sido causa del conformismo. En cualquier caso, el usuario medio no es un enfermo de las pantallas como quien escribe estas líneas, y en general la pantalla es correcta para un gama baja. No sobresaliente, pero correcta.

Cámara

Nokia Lumia 630 8

Si en algo Nokia puede presumir de sacar ventaja al resto es en la calidad de sus cámaras. El Nokia Lumia 1020 es el paradigma de la industria y en general cualquier interesado en el sector móvil reconoce y aplaude la calidad de las mismas, sea cual sea su preferencia. Con estas especificaciones se presenta la cámara del Lumia 630:

  • Resolución: 5 megapíxeles
  • Apertura máxima: f/2.4
  • Tamaño del sensor: 1/4″
  • Distancia focal: 28 mm
  • Grabación de vídeo: HD 720p a 30 fps

¿Qué tal son los resultados? Algo decepcionantes. No esperaba ver la cámara de un gama alta ni un nivel de detalle elevado, pero sí una cámara aceptable para quien no quiere desembolsar mucho dinero por un smartphone superior que sí la tenga. Y con lo ahorrado en la inexistente cámara frontal, quizás se podría haber hecho algo más.

Problemas de esta cámara: nivel de detalle bajo con gran cantidad de ruido, incluso en buena luz. Rango dinámico bajo que deja zonas de la foto quemadas si tienen demasiada luz y zonas con una sombra exagerada. De noche, los resultados son simplemente malos y ni siquiera su apertura máxima de f/2.4 logra compensar la baja calidad con una mayor luminosidad.

Foto con Lumia 630 1

Foto con Lumia 630 2

Foto con Lumia 630 4

Foto con Lumia 630 3

Foto con Lumia 630 5

El sensor permite obtener resultados muy justos. Nokia y alguna otra marca se han encargado de demostrar que es posible fabricar smartphones asequibles con buen diseño, con buena pantalla, con buena autonomía, etc. Pero la cámara sigue siendo un tema tabú en smartphones de gama baja, y el Lumia 630 no es una excepción. Le salvan las opciones creativas y de control que permiten las aplicaciones nativas de Nokia, empezando por Nokia Camera (aunque algo capado respecto a modelos superiores).

Windows Phone 8.1

¿Recuerdan cuando Windows Phone era el patito feo de la familia? Con las versiones 7, 7.5 y 7.8 el panorama era desesperante. Con Windows Phone 8 las cosas mejoraron bastante, y Windows Phone 8.1 es el salto que tanto necesitaba: mayor número de tiles en pantalla, fondos personalizados, centro de notificaciones… Estas y otras novedades como el teclado WordFlow, el nuevo calendario y utilidades como Dta Sense o Wi-Fi Sense hacen de 8.1 un sistema operativo al que ya apenas se le ven carencias, o al menos no de la forma anterior respecto a iOS y Android.

Nokia Lumia 630 1

Bien organizado, por cierto, Windows Phone 8.1 es un regalo para la vista gracias a lo nuevo de su pantalla de inicio. Aunque mientras los desarrolladores (ojalá todos, pero no será así) van habilitando la opción de poner un live tile transparente en lugar de forzar a un color único, he usado Start Perfect para conseguir todos los tiles transparentes.

Nokia Lumia 630 3

Además, a estas alturas Windows Phone Store es capaz de cubrir plenamente las necesidades del usuario promedio. Únicamente quienes utilizamos aplicaciones muy específicas del ámbito laboral podemos acusar ausencias. Pero en el Lumia 630 he usado Spotify (con su reciente rediseño), Skype, WhatsApp, Tweet It!, Camera360, 6tag (mejor que Instagram), CloudSix (cliente de Dropbox), Migram (cliente de Telegram), además de grandes aplicaciones propias de Nokia como MixRadio o los servicios de HERE, especialmente HERE Transit como usuario de transporte público que soy.

El nuevo Spotify luce genial con el Lumia 630 y Windows Phone 8.1.
El nuevo Spotify luce genial con el Lumia 630 y Windows Phone 8.1.

Lo que sí falta es fondo de armario, poder buscar un tipo concreto de aplicación y escoger entre un amplio catálogo de calidad. Como aplicaciones fotográficas por ejemplo; hay las que hay.

Batería y rendimiento

¿Un Snapdragon 400 en una pantalla de 4.5 pulgadas de escasa resolución? Mi cabeza empezó a hacer cábalas sobre si la duración de la batería con este hardware llegaría hasta los dos o los tres días, para luego darme de bruces con la realidad: un día de uso, y no muy intensivo, es lo que aguantan los 1.830 mAh del Lumia 630. Incluso en espera, sin activar la pantalla, el porcentaje de batería restante cae a saltos demasiado acentuados.

Los 512 MB de RAM y la humilde autonomía dejan la sensación de que el 630 podría haber sido algo más.Así que finalmente la batería es un punto neutro, del montón de smartphones con los que deberemos fiarnos de pasar una noche fuera de casa sin coger el cargador, aunque no vayamos a usarlo demasiado. Y en mayo de 2014 hemos visto un buen elenco de terminales que superan el icónico día de uso sin llegar a la noche pidiendo pasar por el cargador. Moto G incluido.

Sobre el rendimiento, Windows Phone 8.1 y cualquier tipo de aplicación se mueven sin ningún problema en el Lumia 630, y es capaz de ejecutar juegos sin problema. Pero hablo de los juegos que permite, ya que al contar con 512 MB de RAM algunos los tiene vetados. FIFA 14, Halo Spartan Assault, The Sims 3, N.O.V.A. 3, etc. No son muchos desde luego, pero algunos son de los mejores que podemos encontrar en la tienda. Y por no tener el GB de RAM que sí tiene, por ejemplo, el Lumia 525, no nos da la opción. Estos son sus benchmarks en AnTuTu:

Benchmarks Nokia Lumia 630 | Create Infographics

Conclusión

7.5
10

El Nokia Lumia 630 deja un bastante buen sabor de boca por tener toda la esencia de Nokia a un precio muy asequible y con un gran desempeño. Y además, con los nuevos toques de color para demostrar que la gama baja no tiene que quedar relegada a morralla. Así que en general, cumple de forma aceptable su cometido.

Sin embargo, queda también la sensación de que hay algunos vacíos por rellenar y algunas aristas por pulir. ¿Por qué la batería no está lo optimizada que debería con ese hardware? ¿No podrían haber hecho de la cámara un argumento por sí mismo?

Para su público objetivo el Lumia 630 será una opción interesante, al fin y al cabo es un terminal bonito, que funciona bien y bastante barato. Aunque viendo lo más reciente de Nokia, como el 1520, o su antecesor espiritual, el 520, da la sensación de que los ex-finlandeses podrían haber metido algo más de presión al mercado de la gama baja. Y sobre todo a su enemigo por sorpresa: Motorola.


Pros

  • Peso y diseño excelentes. Se siente genial en la mano, es el equilibrio perfecto entre pantalla generosa y manejabilidad. Y en un gama baja.
  • Windows Phone 8.1. Esta plataforma ha pasado de las contras a los pros, ahora sí es el sistema operativo completo que esperábamos. Y luce genial.
  • Snapdragon 400 quad-core. Yes, pls.

Contras

  • 512 MB de RAM. Y más teniendo en cuenta que en muchas apps, incluso de la propia Nokia, se restringe su uso en terminales con esta memoria.
  • Batería. A estas alturas, y con un Snapdragon 400, era de esperar una autonomía mayor, y no una que no llega al final del día con uso intensivo.
  • Cámara. Por su calidad y porque no tiene flash.