Nokia Lumia 1020
análisis

Nokia Lumia 1020

Por 17/09/13 - 13:28

Ficha técnica

Nokia Lumia 1020 - Nokia Lumia 1020

  • Pantalla: AMOLED WXGA 4,5 pulgadas, Gorilla Glass 3, ClearBlack
  • Resolución: 1280 x 768 píxeles (334 ppp)
  • Procesador: Qualcomm Snapdragon S4 dual-core a 1,5 GHZ
  • GPU: Adreno 225
  • Conectividad: GSM cuatribanda, LTE, Dual-Carrier, Bluetooth 4.0, NFC
  • Cámara: 41 megapíxeles, OIS, 6 lentes, flash de xenón
  • Memoria RAM: 2 GB
  • Almacenamiento: 32 GB / 64 GB
  • Batería: 2.000 mAh
  • Dimensiones: 130,4 x 71,4 x 10,4 mm
  • Peso: 158 gramos

A principios de 2002 llegó el Nokia 7650, el primer móvil de Nokia con cámara integrada y uno de los primeros del mundo en tenerla. Un pionero. Once años más tarde llega el Nokia Lumia 1020, la sublimación de Nokia en el terreno de la fotografía móvil. ¿Cumple con lo que promete? Lo veremos en este análisis.

No es ninguna novedad que 2013 es el año en el que el mercado de smartphones da síntomas de saturación. Todos los fabricantes tienen demasiados rivales a batir, y todos quieren su parte de protagonismo. En este proceso es necesario diferenciarse. Lo hizo el HTC One con un diseño superior y una pantalla descomunal. Lo hizo el Samsung Galaxy S4 con la fuerza bruta de sus especificaciones y una cámara sorprendentemente buena. Lo hizo el Sony Xperia Z con su resistencia a agua, polvo, y caídas.

La apuesta del Nokia Lumia 1020 está clarísima: su cámara. En torno a ella gira todo el terminal. Nos dejó boquiabiertos durante su presentación, y eso puede convertirse en un arma de doble filo: ¿y si luego no cumple las expectativas? ¿Y si en realidad se trataba de una campaña de marketing exagerada por parte de Nokia?

Cámara al margen, estamos ante un smartphone cuyas especificaciones cumplen como para ser el tope de gama de Nokia para este año, al menos hasta la llegada de GDR3. Por debajo de a lo que nos tienen acostumbrados HTC, Samsung, Sony o LG, pero todos ellos con sus gama alta Android. Windows Phone, como iOS, necesita menos recursos para rendir con fluidez. Así se entiende que su procesador sea ‘sólo’ de doble núcleo, o que acabe de estrenar los 2 GB de RAM.

El resto de sus especificaciones son igualmente algo justas para los gama alta que estamos acostumbrados a ver. Especialmente la resolución de su pantalla, que por obligación de Windows Phone (a falta de que llegue GDR3, que permitirá pantallas 1080p) se estanca en los 1280 x 768 píxeles, bastante por debajo del ya estándar Full HD en los gama alta con Android. Nuevamente, la interfaz de Windows Phone hace que sea un mal menor, pero en otros aspectos sí se extraña una mayor resolución, como cuando navegamos por la web. Y ahora llega el análisis en vídeo del Nokia Lumia 1020, obra de José Jacas, quien nos ha ayudado en este apartado.

Diseño y acabados

Al abrir la caja y ver al 1020, recuerda muchísimo al 920. De hecho, el frontal es idéntico, y es casi igual al verlo desde cualquier lado, salvo por su prominente cámara. Mantiene ese diseño curvado característico, sólo que ahora su carcasa es mate, no glossy. Da una sensación robusta, fuerte, bien construida, y con el colorido que permite el policarbonato. En este caso, sólo de color amarillo, con el blanco y negro al margen. Quizás al principio parezca demasiado grande, pero es un poco más fino que el 920 salvo en la parte de su cámara. Esa joroba que supone su cámara es extraña al principio, y nuestra mano no sabrá cómo coger el terminal de forma adecuada, aunque luego se acaba acostumbrando y ella supone un punto de apoyo.

Nokia Lumia 1020

Una vez dejamos el 1020 en una superficie plana, como una mesa, nos damos cuenta de que no puede apoyarse por completo. La joroba de su cámara hace que cojee, y la pantalla no quede horizontal, sino ligeramente inclinada, lo cual no está mal si trabajamos con él al lado, para facilitar la lectura de notificaciones, por ejemplo. Volviendo a su construcción, es realmente buena. El policarbonato no tiene secretos a estas alturas para Nokia. Aunque el aluminio sea un material superior a ojos de muchos (me incluyo), Nokia consigue que no lo echemos de menos con terminales como estos. Sobre todo si queremos verlo en colores, recordemos que el 925 llegó en blanco, gris y negro por ser de aluminio. Personalmente, me parece que el 1020 amarillo es demasiado atractivo.

Nokia Lumia 1020

Si nos vamos a ese campo, al de su atractivo, vemos que como mínimo llama la atención. Cuando sacas del bolsillo al 1020, la gente lo mira, pregunta por él, sobre todo al ver su parte trasera. Desde los menos geeks que directamente preguntan si es una cámara o un móvil, hasta quienes preguntan que qué smartphone es ese (obviando a quienes ya lo conocen en fotos, claro). Cuando respondes que es un smartphone cuya cámara es de 41 megapíxeles, el interés por él se dispara. Pero también cumple en la primera vista.

Su diseño es casi perfecto dentro del estilo propio de los LumiaNo es demasiado pesado, pero tampoco es todo lo ligero que me gustaría que fuese. Eso sí, no soy de los que se quejaban del peso del 920, era fácil acostumbrarse a ello. Lo mismo sucede con el 1020: es más pesado que los smartphones de gama alta a los que estamos habituados a ver, pero no es algo grave ni que recordamos cada vez que lo cogemos. No es ligero, pero es perfectamente usable en el día a día sin molestia alguna. Ha sido mi smartphone principal durante más de cinco días y no he acusado en ningún momento su peso.

En el borde inferior, en su parte izquierda, trae dos pequeños agujeros que extrañarán a primera vista. Sirven para atar a ellos la correa de sujeción negra que trae en su caja, un añadido que desde luego no está mal teniendo en cuenta su uso como cámara. También porque es opcional, y no usarlo deja el terminal prácticamente impoluto. Recordemos el iPod Touch 5G y su botón cromado trasero, una solución peor para el anclaje de una correa. También vemos el microperforado para los altavoces, muy atractivo.

Pantalla

Nokia Lumia 1020

Lo primero que llama la atención de la pantalla del Nokia Lumia 1020 es que el panel táctil está perfectamente integrado en la carcasa de policarbonato. En el 920 era inevitable fijarse en que daba la sensación de estar colocado a posteriori, como piezas separadas. La sensación con el 1020 es muy similar al efecto que produce la pantalla de otros gama alta del mercado, especialmente HTC One, LG G2 o iPhone 5: tocamos directamente el icono, sin capas intermedias. La construcción es realmente buena.

La experiencia es buena, pero hay margen de mejora Su respuesta bajo el sol es aceptable, aunque no tan espectacular como la del referente en este aspecto, el HTC One. También ayuda el tener un esquema de colores con el negro de fondo, aunque no deja de tratarse de un panel AMOLED, que unido a ClearBlack y Pentile hacen que aunque el 1020 tiene 600 nits frente a los 491 del HTC One, el resultado esté notablemente por debajo.

Nokia Lumia 1020

Se trata de una pantalla PenTile, con la mala fama que trae de terminales como el Samsung Galaxy S III. De hecho, el esquema de organización del subpíxel del 1020 es exactamente el mismo que el del S III, lo cual es preocupante. Por suerte, puedo asegurar que no se nota tanto como en el S III, muy probablemente por la interfaz de Windows Phone 8 y su diseño plano, contra los iconos y formas de Android. Aún así, esto resta algunos puntos a la pantalla, y debería ser revisado en su sustituto.

Nokia Lumia 1020
Pantalla PenTile del Nokia Lumia 1020

Como ya consiguió con el Lumia 925, la pantalla del 1020 muestra los negros realmente negros gracias a la tecnología ClearBlack, a día de hoy inigualada en el mercado. Especialmente importante en un terminal con Windows Phone 8, cuyo fondo de la pantalla de inicio es blanco o negro, y necesita de esos colores puros para mostrarse en todo su esplendor. Su respuesta bajo la luz solar directa sigue siendo muy buena, aunque ClearBlack no alcanza a dejar que con fondos negros se vean bien las aplicaciones, sino que deberemos cambiar a blanco en los casos más extremos si tenemos la posibilidad. En cualquier caso, no alcanza la calidad del HTC One en este sentido.

Pentile, pero no se nota apenas por la interfaz de Windows PhonePor lo demás, recuerda por completo al Lumia 925 en cuanto a representación del color y saturación: no satura en exceso los colores, saliéndose de la excesiva tendencia del mercado a representarlos así para tratar de ganarse al consumidor a primera vista. El ángulo de visión es muy bueno, pero no perfecto, y ‘azulea’ ligeramente los blancos al verlo desde el borde. Una de las mejores opciones que trae es el gestor de perfiles de color, mediante el que podemos ajustar saturación, temperatura, balance de blancos, etc. de forma completa. La contrapartida al ajuste nativo de brillo de tres niveles, en lugar de hacerse mediante un slider que permita más precisión. También trae Glance Screen, que muestra de forma permanente un reloj en la pantalla de inicio. Al principio me pareció un consumo de batería innecesario, pero su autonomía no se ha visto mermada. Como detalle final, el hecho de que puede ser activada desde el bloqueo con una doble pulsación, lo cual no me extrañaría verlo copiado por otros fabricantes en un futuro.

Cámara

Nokia Lumia 1020

La gran protagonista del Nokia Lumia 1020. Empezar a hacer fotos con ella engancha. No sólo por la cámara en sí misma, sino por la genial aplicación Nokia Pro Cam. La unión de ambas hace que hacer fotos con el 1020 sea realmente divertido, adictivo. Nunca antes habíamos podido jugar tanto con los ajustes de una cámara en un smartphone, y con tan buenos resultados. No sólo ajustando ISO o balance de blancos, sino también con el enfoque manual o el tiempo de exposición. Las especificaciones de la cámara son las siguientes:

  • Sensor: PureView 41 megapíxeles retroiluminado
  • Tamaño: 1/1,5 pulgadas
  • Lente: Carl Zeiss Tessar
  • Apertura máxima: f/2.2
  • Distancia focal: 26 milímetros
  • Macro: 15 centímetros
  • Estabilizador: Óptico
  • Flash: Xenón

Nokia Lumia 1020

La mayor incógnita del Nokia Lumia 1020 es saber si su cámara cumple las expectativas o es puro marketing. En el caso del Lumia 920, estas expectativas iniciales empeoraron cuando se descubrió que el vídeo en el que demostraba las capacidades de su estabilizador óptico estaba grabado en realidad desde una DSLR. Con el 1020, se han mantenido muy altas. ¿Las cumple? Rotundamente, sí. Es la mejor cámara vista jamás en un smartphone, por mucho. Volver a la cámara de cualquier gama alta es un paso atrás muy pronunciado. Si vamos a la del iPhone 5, muy buena pero sin ningún ajuste manual para el usuario, es como pasar de un BMW a un triciclo.

Nokia Lumia 1020 - Nokia Lumia 1020 - Nokia Lumia 1020 - Nokia Lumia 1020 - Cámara
Foto original (izquierda) y recorte ampliado (derecha).

Nadie a día de hoy puede ni pensar en acercarse a la cámara del 1020. Detrás de él estaría el Samsung Galaxy S4 Zoom, pero no está en un lugar tan alto. Como contrapartida a esta serie de justificadas alabanzas, las fotos a tamaño original sólo pueden salir del terminal conectándolo a un ordenador vía USB. Ni SkyDrive ni otra forma de compartirlas permiten hacerlo, sino que enviará fotos escaladas.

Fotos con poca luz

Nokia ya había logrado posicionarse como el rey en este aspecto gracias al 920. Luego vino el 925, y también consiguió sorprender: traía la famosa óptica de 6 lentes que mantiene el 1020 para obtener fotos nocturnas más luminosas. Rivales como el HTC One también conseguían méritos en las fotos de noche. El Nokia Lumia 1020 lo consigue de forma brillante. Como ocurrió con el 925, le afectan ligeramente los puntos de luz directa artificial, y en ocasiones le provocarán un destello algo exagerado.

Nokia Lumia 1020 - Nokia Lumia 1020
Foto nocturna con el Nokia Lumia 1020

Por lo demás, aumenta la iluminación de los lugares fotografiados de forma espectacular. Su ISO, de 100 a 4000, actúa correctamente sin añadir demasiado ruido a las fotografías. Es posible hacer fotos nocturnas a cielo abierto sin que aparezca grano. Como contrapartida, la previsualización en pantalla no muestra la imagen que obtendremos, siendo evidente en fotos con poca luz. La pantalla permanecerá negra, y hasta que no hagamos la foto no veremos cómo sale realmente. En otros terminales no sucede así, y quizás Nokia debería revisar este aspecto en futuras actualizaciones.

Camera Grip

Características del Nokia Lumia 1020

Camera Grip es el accesorio de Nokia para acabar de profesionalizar la cámara del Nokia Lumia 1020. Ok, no para profesionalizar, pero sí para usar aún mejor la cámara. Lo hace dándole la opción de usar un trípode para el 1020, así como añadiendo un (otro) disparador físico más cómodo como tal que el botón habitual de los Lumia. Además, sirve como batería externa de 1.020 mAh, lo cual no da como para una carga completa, pero sí para sacarnos de algún apuro o para poder utilizar durante más tiempo su cámara. Sobre todo cuando usamos tiempos largos de exposición o recurrimos constantemente al flash.

A continuación mostramos una galería con fotos en varias situaciones tomadas con el Nokia Lumia 1020. También tenemos una galería de fotos en Dropbox con las fotos originales para ser descargadas y vistas a tamaño completo, aconsejo poner especial atención a la del skyline de Madrid, y al nivel de detalle tanto con las casas cercanas como con los rascacielos del fondo.

Rendimiento

Windows Phone 8 va perfectamente fluido en el Lumia 1020. Era difícil esperar que fuese de otra manera. De todas formas, no diremos nada nuevo respecto a lo ya dicho con terminales como el 920 o el 925. Todo se mantiene prácticamente igual, y los 2 GB de RAM sólo contribuyen a mejorar más aún la experiencia con procesos que necesiten muchos recursos, como un Asphalt 7, por ejemplo. Así que el principal interés en cuanto a rendimiento en un smartphone con su cámara como protagonista indiscutible es la velocidad de procesado de sus fotografías.

Nokia Lumia 1020 - Nokia Lumia 1020

Y ello empieza en la velocidad con la que podemos hacer fotos. Si estamos acostumbrados en gama alta a tomar fotos muy seguidas, casi en modo ráfaga (sin entrar en ese modo específico), podemos ir olvidándonos de ello en el Lumia 1020. Sus 41 megapíxeles pesan a la hora de procesar las imágenes capturadas, y deberemos esperar 3 o 4 segundos entre una imagen y otra a la hora de capturarlas. Esto es comprensible con fotos de 41 megapíxeles en un smartphone de 2013, un adelantado a su tiempo. Pero también sucede cuando tomamos las fotos configurando la cámara para que las capture a 5 megapíxeles, y esto sí que no debería ocurrir.

Nokia Lumia 1020

Otra de las grandes cuestiones del Lumia 1020 era cómo movería la galería de imágenes, las fotos ya tomadas. Los primeros rumores señalaban que mal, muy mal, siendo lento navegar por ella. Con decenas y decenas de fotos a tamaño completo en la galería, puedo decir que no ha sido así, y ha sido completamente normal. Igual que en un 925, un 920 o un 720. Fluido.

Autonomía

Desde hace tiempo tenemos poco margen para las sorpresas en cuanto a las baterías de los smartphones. La mayoría de ocasiones, este apartado se resumen en que aguanta un día de uso, sin su noche, y siempre y cuando lo usemos de forma no-intensiva. Hay honrosas excepciones, como el Nokia Lumia 720, que logró sorprender en los test, o el LG G2, el cual sólo pudimos probar unos minutos durante IFA 2013 pero algunos medios que ya lo han probado a fondo hablan muy bien de su autonomía. ¿Qué hay del Nokia Lumia 1020? Sus 2.000 mAh le dan la duración estándar de un día de uso, aunque con algunos matices: su cámara consume mucha batería, y se nota fácilmente la sangría cuando dedicamos un buen rato en exclusiva a hacer fotos o vídeos. También con la navegación web, quizás una de las causas de ello sea el temido fondo blanco que consume de más la batería.

Conclusión

9
10

Cuando asistimos a la presentación del Nokia Lumia 1020 nos quedó claro que su mayor enemigo podía ser él mismo. Si no cumplía con las altísimas expectativas que dejaba, iba a ser una gran decepción. Si lo conseguía, no tendría rival, al menos en cuanto a su cámara. Por suerte, ha ocurrido lo segundo: no es discutible que trae la mejor cámara del mercado, la que más situaciones y escenarios posibles cubre, y lo hace con mayor calidad. El 99 % de la población tiene en ella todo lo que puede pedirle a una cámara, y más.

Más allá de su cámara, el Nokia Lumia 1020 cumple de sobra, y llega para posicionarse como serio candidato a smartphone del año, olimpo en el que tendrá que bregar contra las joyas de Samsung, HTC, Apple, Google o Sony. Un olimpo al que Nokia tenía vetado el acceso de la noche a la mañana, y desde hace un año trataba de volver a entrar con terminales como el 920 o el 925, terminales de calidad pero que muy difícilmente podrían alcanzar el puesto número 1. El Nokia Lumia 1020 es la sublimación. No es perfecto, pero no hay ninguno que lo sea. Así y todo, es descomunal, tan bueno que asusta.


Pros

  • No verás otra cámara igual.
  • Nokia Pro Cam.
  • Diseño espectacular.

Contras

  • Navegar por Windows Store sigue siendo decepcionante.
  • Varios segundos de espera entre la captura de una foto y otra.
  • Aunque se siente muy bien en la mano, no deja de ser bastante grueso.