Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte la mejor experiencia y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias de navegación.
Si sigues navegando consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

Manjaro Linux

Manjaro Linux

Por
13 de Diciembre de 2013

logo manjaro

  • Sistema operativo: GNU/Linux.
  • Entorno de escritorio: XFCE.
  • Modelo de desarrollo: Rolling release.
  • Versión del kernel: 3.10
  • Versión del sistema:0.8.8
  • Mucha gente suele preguntarse, ¿por qué hay tantas distribuciones de Linux?, y creo que la respuesta más simple termina siendo la única correcta: porque se puede. Por años Linux ha servido como base para la creación de muchos sistemas operativos completos, creados por empresas o conglomerados con propósitos comerciales, o por entusiastas del software libre, reunidos en comunidades que crean diferentes sistemas personalizados, orientados a diferentes grupos de usuarios con necesidades muy variadas. Arch Linux es una de las distros más alabadas dentro de la comunidad de GNU/Linux, y a la vez sufre de un proceso de instalación espantoso, por el que incluso los más frikis y pacientes no desean pasar nunca. Varios derivados de Arch han aparecido con el tiempo, y uno de ellos es Manjaro Linux, una distribución potente y con todos los beneficios de Arch, sin la tediosa e insufrible instalación de este.

    El hecho de que existan tantas distribuciones puede resultar algo bueno y algo malo a la vez, por un lado tenemos todas estas opciones, y los beneficios del open source nos permiten colaborar entre usuarios y modificar las cosas a nuestro antojo; y por otro tenemos un ecosistema fragmentado que no termina de calar entre el usuario “de a pie”. Pocas distros Linux gozan de popularidad entre el usuario promedio, como tu mama, o tus tíos, o los compañeros del colegio que apenas saben crearse cuenta una de Facebook.

    Manjaro es una distribución que intenta ser amigable, aunque está basada en Arch Linux (un sistema que tiene fama de todo lo contrario), Manjaro propone un sistema orientado incluso a los recién llegados al mundo de Linux. Desarrollado en Austria, Francia y Alemania, y aprovechando todo el poder que ofrece Arch como ingrediente base, esta distro ofrece bastantes cosas buenas.

    manjaro linux instalar

    Instalación

    Manjaro cuenta con dos sistemas de instalación: uno gráfico y otro a través de la consola. Por supuesto, si buscamos una distro amigable no la vamos a juzgar por lo interesante de su instalación a través de la terminal. La instalación gráfica de Manjaro es sencilla, pero no es (y no se de donde sacaron la descabellada idea de que si lo era) amigable del todo, y mucho menos algo que dejarías hacer solo a un novato. Al iniciar el Live CD de Manjaro, como en muchas otras distros, puedes usar el sistema operativo y probarlo. En el escritorio consigues dos iconos que te permiten ejecutar cualquiera de los dos instaladores, al elegir el gráfico comienza lo que parece ser un asistente de instalación similar a el que nos tienen acostumbrados distros como Ubuntu, pero una vez que llegamos al apartado de las particiones las cosas se complican.

    manjaro linux gparted

    Manjaro incluye el editor de particiones Gparted instalado por defecto, y lo utiliza para que el instalar realicemos el particionado manual de nuestro disco. Esto puede llegar a ser un inconveniente terrible para alguien que nunca ha instalado Linux y más aun si tiene otro sistema operativo como Windows instalado y no quiere perderlo al iniciar la migración. Para usuarios más avanzados puede resultar interesante y hasta ventajoso. Si sabes moverte bien entre particiones y has probado Gparted, entonces la instalación no debería ser nada complicada para ti.

    manjaro linux

    Manjaro no es bonito, pero nada irreparable con un poco de personalización sobre un sistema poderoso y confiable.

    Apariencia y entorno de escritorio

    Si en algo vamos a estar claros, es en que Manjaro no es bonito. Tampoco voy a decir que es feo, porque he visto cosas peores, cuando se trata de apariencia las distros Linux tienden a dejar mucho que desear, y antes de que alguien venga a decir que mi opinión es subjetiva… por supuesto que lo es, es mi opinión, soy quien escribe, y para mi gusto no es visualmente atractiva.

    Manjaro viene en tres sabores oficiales: Manjaro XFCE, Manjaro OpenBox y Manjaro KDE. Tres entornos de escritorio completamente diferentes que ofrecen experiencias con muy pocas cosas en común. También hay un instalador “minimal” que no incluye pre-instalados ni display manager, ni entorno de escritorio, ni mucho menos aplicaciones; eso de user friendly no tiene nada, pero en la pagina de Manjaro siguen afirmando que lo es (deliran). En cambio el “minimal” si es un instalador perfecto para el usuario avanzado que quiera personalizar aun más su experiencia con la distro. En mi caso elegí XFCE como mi entorno de escritorio.

    manjaro xfce escritorio

    XFCE es un entorno de escritorio sumamente ligero (aunque OpenBox lo es mucho más, pero no es nada amigable), por lo tanto la distro vuela, el consumo de memoria de el sistema es mínimo y aun con 20 aplicaciones ejecutándose sigue siendo pequeño. Así que si buscas rendimiento, lo tienes garantizado. Pero en el apartado visual, XFCE es feo, es algo tosco, y aunque tiene muchas ventajas que te hace acordar al viejo Gnome 2 y sus paneles personalizables, se sigue sintiendo viejo y pasado de moda. El tema por defecto no está mal, y el sistema usa los iconos Faenza, aunque los indicadores de el panel se ven terribles, tanto que apenas los soporto. Los wallpapers que incluye la distro son malos, son feos, son aburridos.

    Ninguno de esos problemas de apariencia son algo grave, y se pueden resolver personalizando a tu gusto los detalles estéticos, pero como sería genial que la distro fuese visualmente atractiva por defecto.

    Aplicaciones y rendimiento

    Manjaro incluye muchas aplicaciones preinstaladas por defecto, demasiadas en mi opinión. Pero el sistema es tan rápido y ligero que no terminan por no molestarte. Libre Office se incluye completo como suite de ofimática. El gestor de archivos es Thunar, sumamente rápido y eficiente. El navegador predeterminado es Firefox, actualizado a su última versión. El visor de imágenes Viewnior es de los mejores que existen para Linux, hasta puedes ver GIFs animados con él. El reproductor de música y vídeo predeterminado es Xnoise (excelente y lo hemos recomendado antes en Bitelia como uno de los mejores reproductores para Linux), aunque también se incluye VLC. Manjaro además viene con Steam pre-instalado, aunque no he tenido aun chance de probar su rendimiento.

    manjaro desktop

    En cuanto a herramientas y accesorios adicionales, Manjaro incluye una cantidad casi ridícula de aplicaciones. Hay tantas opciones que te sientes un poco abrumado y terminas por no usarlas nunca. Por otro lado el gestor de actualizaciones y de paquetes es sencillo y ya que estamos hablando de una distribución Rolling Release tenemos garantizadas actualizaciones para todo tan pronto como estén disponibles, sin necesidad de esperar meses o años para tener el sistema al día.

    Lo mejor de todo y la joya de Manjaro es que al estar basada en Arch podemos aprovechar los repositorios de AUR, y si usamos Yaourt para instalar paquetes desde la terminal, la búsqueda e instalación de cualquier aplicación y sus dependencias, además de su compilación, son increíblemente sencillas y son lo mejor que podrías pedir.

    Conclusión

    8
    10

    Manjaro es una excelente distribución, y me encuentro escribiendo esta reseña desde él. Pero, siendo honestos no es una distribución para novatos, si me preguntan que distro recomiendo para ser el primer Linux de un usuario no voy a recomendar Manjaro. Pero, si en cambio se trata de alguien que ya ha tenido una que otra aventura linuxera en su vida, Manjaro es un SO a tener en cuenta, y puede ser el sistema operativo primario de cualquiera sin ninguna dificultad.

    La instalación es cien veces más sencilla que la de Arch, pero no es tan amigable como la de Ubuntu, Mint, o elementary OS. Los entornos de escritorio a elegir en los diferentes sabores tampoco son los más usuales, XFCE es ligero y rápido, pero es viejo, feo y aburrido si no lo personalizas. OpenBox es una maravilla, pero siempre que no te importen las escasez de iconos, botones, las cosas fáciles, o te encante aprender atajos de teclado. Y KDE es simplemente muy pesado y feo para mi gusto, pero tiene sus fans.

    Poder usar Yaourt es como tener navidad todo el año, los repositorios de AUR tienen todo lo que te imagines, aunque Manjaro cuenta con sus repositorios separados y obtiene actualizaciones desde ellos, contar también con los de Arch es una gran ventaja. Después de unos días de uso y algunos toques de personalización, puedes terminar con el sistema operativo de tus sueños, si tienen el tiempo de probarlo y las ganas, háganlo.

    Pros

    • Rápido, ligero, y poderoso.
    • Modelo de desarrollo rolling release.
    • Diferentes sabores para elegir.
    • Yaourt.

    Contras

    • La instalación no es muy user friendly.
    • No es un sistema operativo atractivo visualmente.
    • No es para novatos, no se engañen.

    Recomendados