análisis

MacBook Pro Retina 13″ (2014)

- Oct 7, 2014 - 18:39 (CET)

Ficha técnica

MBPr 13 ficha

  • Pantalla: 13 pulgadas Retina
  • Procesador: Core i5 de doble núcleo a 2,6 o 2,8 Ghz.
  • RAM: 8 o 16 GB 1600 Mhz
  • GPU: Iris Graphics de Intel
  • Almacenamiento: 128, 256 o 512 GB SSD.
  • Batería: 9 horas.

La presentación del primer MacBook Pro Retina en 2012 supuso la revolución más grande en toda la gama MacBook Pro probablemente desde el cambio de diseño allá por 2008. Fue un paso previo a la llegada de los MacBook Air con Intel Haswell y su autonomía de 12 horas o a las posibilidades post-PC que trajo el iPad Air. Analizamos hoy el MacBook Pro Retina de 13 pulgadas y lo comparamos contra el resto de productos de Apple.

En una industria donde los smartphones y las tablets acaparan cada vez más los titulares, las computadoras y los portátiles comienzan a ser una rara avis. En el caso que nos ocupa, Apple optó por actualizar el MacBook Pro Retina a principios de verano con cambios relativamente menores: algo más de velocidad de procesador, 8GB de RAM como opción base para todos los modelos y mismos precios que su predecesor. La duración de la batería sigue siendo la misma, 9 horas.

Tampoco eran necesarios muchos más, las características que le dan al dispositivo su propia identidad ya estaban ahí desde dos generaciones atrás: la increíble pantalla Retina, un rendimiento espectacular y un diseño ultradelgado. Todo eso se mantiene.

Lo interesante es pues como el MacBook Pro Retina de 13 pulgadas se compara contra su hermano mayor, el MacBook Pro Retina de 15 pulgadas y contra su competencia más directa dentro de Apple, el MacBook Air. Con el Air comparte un precio muy similar pero enfoques muy distintos en cuanto a uso y en cuanto a tipo de usuario, con el Pro Retina de 15 pulgadas comparte diseño, pantalla pero difiere mucho en el precio y más aún en prestaciones.

Un producto magnífico y unas cuantas dudas en el aire. Vamos a resolverlas.

MacBook-Pro-13-Retina 1

Diseño, pantalla y autonomía

El MacBook Pro Retina está construido con el mismo aluminio y la tecnología unibody que Apple lleva usando ya algunos años. Es desde luego mucho más delgado y ligero que el resto de MacBook Pro sin pantalla Retina y, acostumbrado a mi viejo MacBook Pro de 2010, tras probarlo también diría que resiste mejor las huellas y los dedos sobre el metal. El logo de “MacBook Pro” despareció del borde negro de la pantalla cuando llegaron los Retina y en su lugar se encuentra impreso en la parte inferior del dispositivo.

En cuanto a puertos y conectividad, incorpora una salida HDMI en el lateral derecho, dos puertos Thunderbolt para conectarlos a un dispositivo compatible o a un Apple Cinema Display, 2 puertos USB 3.0, un lector de tarjetas SDXC y una toma de auriculares, tanto entrada como salida. Al igual que todos los nuevos modelos la alimentación llega gracias a un MagSafe 2, algo que se agradece en cuanto a que es algo más usable y más delgado pero que supone un fastidio para los que tenemos cargadores con los antiguos MagSafe repartidos por toda la casa, ya que implica comprar un adaptador para ellos (11€ la unidad).

Batería

Si la duración de la batería en smartphones y tablets acaba por ser algo completamente subjetivo y dependiente de multitud de factores, en el caso de un portátil la cuestión se recrudece aún más porque aumenta el número de procesos implicados y otro tipo de variables que hacen que el uso real cambie mucho de un usuario a otro. Sin embargo, si nos atenemos a esas 9 horas prometidas por Apple, sí, en mi caso las he cumplido o me he quedado cerca la mayoría de las veces. Son 9 horas, por supuesto, con un uso moderado, en mi caso con 3 o 4 programas abiertos (Un procesador de textos: iAWriter, un cliente de Twitter: Tweetbot, un navegador: Chrome y un gestor de tareas: Wunderlist).

Cuando me fui al extremo opuesto, en cambio, e intenté poner la máquina al máximo con el máximo de procesos y el brillo de la pantalla a tope para ver cuánto aguantaba conseguí arañarle 3 horas y media de duración, no conseguí bajar de ahí. Esto es, insisto, con el único propósito de agotar lo antes posible la batería. Teniendo en cuenta que la media del mercado en términos de autonomía de portátil se mueve entre las 5 horas, son unos resultados nada desdeñables.

MBPr 2

Pantalla

La pantalla es de 2560×1600 píxeles de resolución en el modelo de 13 pulgadas (como comparación, 2880×1800 en el de 15). Esos números, unidos a unos ángulos de visión excepcionales convierten a la pantalla del MacBook Pro Retina en la mejor que yo he probado nunca en un portátil, sin duda alguna. Supone básicamente portar toda la experiencia de la pantalla de un iPad o de un iPhone a un portátil, y los resultados son excepcionales.

Las tareas que más se benefician de esa pantalla tienen que ver, lógicamente, con el procesado de imagen y con la edición de vídeo pero también, curiosamente, se agradecen otros pequeños detalles en el día a día, como poder leer sin problemas el texto minúsculo que aparece en la vista previa de un documento de Pages o poder disminuir al máximo el tamaño de los iconos en el Finder sin que se vean mal.

La pantalla es, en definitiva, la gran protagonista cuando hablamos del MacBook Pro Retina de 13 pulgadas y es, como vamos a ver ahora, el principal motivo de peso para priorizar sobre los otros dos modelos más cercanos, el MacBook Pro de 15 y el MacBook Air.

MacBook Pro vs MacBook Air

Probablemente la primera pregunta que aparece después de plantearse si comprar o no el MacBook Pro de 13 pulgadas sea ¿Y por qué no un MacBook Air?

La pregunta es razonable, especialmente porque tiene un precio bastante parecido (1029€/$999 para el MacBook Air y 1329€/$1299 para el MacBook Pro). Sin embargo, las principales diferencias entre uno y otro vienen resueltas según el uso que queramos da al equipo.

MacBook-Pro-2014-Retina 3

El MacBook Air es perfecto para cualquier tarea de ofimática común (Procesador de textos, hoja de cálculos, presentaciones) y también para todo lo que tenga que ver con navegar por internet a nivel usuario (Correo, redes sociales…). Pero en el momento en el que queramos darle a nuestro MacBook un uso más profesional, especialmente con temas de audio y vídeo, el salto a la versión Pro con Pantalla Retina es prácticamente obligado. No puede decirse tampoco que sea un portátil adecuado para dedicarlo a gaming pero sí queremos instalar algún juego y darle algún uso ocasional también es una opción adecuada por encima del MacBook Air.

MacBook Pro 13” vs MacBook Pro 15”

Aquí las diferencias se acentúan, entre el modelo más barato del modelo de 13 pulgadas y el de 15 el el salto económico no es pequeño, en concreto 700€. La manera en la que Apple justifica ese salto tiene que ver con el rendimiento. Con las 15 pulgadas tenemos como mínimo un i7 de cuatro núcleos de serie, mientras que con las 13 es una opción.

Apple-MBPr-w-iPhone 4

Aunque por algún extraño motivo la versión más barata del MacBook Pro Retina de 15 pulgadas no tiene gráfica dedicada (para eso hay que irse al modelo inmediatamente superior, y añadir 500€ a la cesta de la compra), el rendimiento es también mucho mayor cuando lo comparamos contra el modelo de 13 pulgadas.

Mi opinión es que el modelo de 15, con esos 2000€ de precio, sólo compensa del todo si lo enfocamos a un uso profesional y avanzado. También es, ahora sí, una buena máquina si lo queremos dedicar a gaming, sobre todo la opción con gráfica dedicada y Windows instalado mediante Bootcamp.

Conclusión

9
10

El MacBook Pro con pantalla Retina de 13 pulgadas se mueve en un interesante terreno intermedio. Está enfocado para los que quieren algo más que las prestaciones que ofrece un MacBook Air aún a cosa de sacrificar peso y batería pero sin quererse ir al otro extremo, donde habita el MacBook Pro con pantalla Retina de 15 pulgadas. Es ideal y me atrevería a decir que imprescindible para usuarios que quieran hacer un mínimo de edición de foto y vídeo, existiendo la posibilidad de darle un uso ocasional para videojuegos.

La batería no llega a las cotas de excelencia del MacBook Air, ni mucho menos, pero es más que suficiente para un uso normal y aguanta sin problemas una jornada de trabajo fuera de casa. ¿Su principal baza? Esa maravillosa pantalla Retina. Es probable que haya que revisar esta reseña si vemos dentro de poco un MacBook Air con pantalla Retina pero por el momento es el componente que para mí inclina la balanza en favor del MacBook Pro.


Pros

  • La pantalla, siempre la pantalla
  • Precio

Contras

  • No hay opción a gráfica dedicada
  • No puede cambiarse el disco duro.