análisis

iPhone 6 Plus

- Oct 2, 2014 - 21:13 (CET)

Ficha técnica

iPhone-ficha

  • Pantalla: 5,5 pulgadas Retina HD.
  • Resolución: 1920 por 1080 a 401 p/p.
  • Brillo: de 500 cd/m2.
  • Procesador: Chip A8 con arquitectura de 64 bits.
  • Coprocesador: M8 con barómetro.
  • RAM: 1GB.
  • Cámara trasera: 8MPX, Apertura de ƒ/2,2 y Flash TrueTone.
  • Vídeo: Grabación de vídeo en 1080p HD (a 30 o 60 f/s), Vídeo a cámara lenta (a 120 o 240 f/s).
  • Cámara delantera: 1,2 megapíxeles (1.280 por 960).
  • Touch ID
  • Conectividad: LTE, WiFi n, Bluetooth LE, NFC (solo Apple Pay).
  • Guías: GLONASS, GPS asistido, giroscopio y acelerómetro.
  • Almacenamiento: 16, 64 y 128GB.
  • Colores: Plata, oro, gris espacial.

Un iPhone. 5,5 pulgadas.

Son dos conceptos que hace no tanto parecían radicalmente opuestos y que ahora están, por primera vez, unidos en un mismo teléfono. El iPhone 6 Plus es un teléfono grande, muy grande, pero después de unos días con él hemos descubierto que también es un gran, gran iPhone.

El iPhone 6 plus es, esencialmente, una rareza. Un dispositivo que se aleja de todo lo predicado hasta hace muy poco por Apple (¿Recuerdan aquel famoso vídeo con los pulgares?) pero que responde a una demanda inequívoca y muy simple: a la gente le gustan las pantallas grandes. ¿Cómo de grandes? Ni Apple misma parece tenerlo muy claro, porque además del 6 Plus y sus 5,5 pulgadas encontramos el iPhone 6 con sus 4,7.

Así pues, es la primera vez que Apple desdobla un iPhone en dos versiones bien diferenciadas, es la primera vez que vemos estos tamaños de pantalla y la primera vez que el grosor del dispositivo se reduce hasta el punto de preguntarse si merece la pena seguir haciéndolo. Es la primera vez para tantas cosas que, en mi opinión, el iPhone 6 Plus es el salto más grande de la gama probablemente desde el iPhone 4. Único, grande (muy grande), distinto a todo lo que conocíamos como iPhone e increíble. Así es, por fin, el iPhone de 5,5 pulgadas.

Una pantalla espectacular

Cuando tienes un dispositivo que mide casi 16 centímetros por 8 de ancho (de nuevo: es muy grande) es prácticamente inevitable que la pantalla se convierta en su principal protagonista. En nuestro caso cuenta con 5,5 pulgadas de panel LED con tecnología IPS, una resolución de 1920×1080 y una densidad de 401 píxeles por pulgada.

Con el iPhone 6 y el iPhone 6 Plus, Apple anunció el cambio más importante en la tecnología Retina que está detrás de las pantallas de los iPhone. Una tecnología que salvo mejoras menores permanecía invariable desde el iPhone 4. Dicho de otro modo: la pantalla del iPhone 6 Plus no es únicamente más grande, también es mucho mejor.

iPhone 6 plus home button

¿Cómo de mejor? Según Apple ha mejorado notablemente el contraste, el ángulo de visión y la polarización, algo que se traduce en que se ve mejor en exteriores bajo la luz del sol. Llevándolo al terreno práctico, para mí el principal cambio entre mi querido iPhone 5s y el 6 Plus es que los iconos y la interfaz en general están tan, tan pegados a la pantalla que la sensación de “interactuar” con el contenido, no únicamente tocarlo, es fabulosa.

Mejoran también, sí, los ángulos de visión y mejora especialmente el comportamiento bajo la luz directa del sol, un apartado que aunque nunca me ha parecido especialmente problemático hasta ahora sí que desmerecía la pantalla cuando sacábamos el iPhone a entornos como la montaña o la playa o días especialmente soleados. Sigue sin ser del todo perfecto pero el cambio, unido a esa mejora en el contraste, se nota y se agradece mucho.

Diseño

Con el nuevo diseño, Apple parece haber encontrado una masa crítica perfectamente dividida entre detractores y partidarios. Los detalles más polémicos son dos: las bandas destinadas a las antenas y esa nueva forma redondeada inspirada en los diseños del iPad Mini y el iPad Air. En cuanto a las bandas, no las encuentro particularmente feas, pero sí es cierto que otras soluciones para las antenas como las del iPhone 4/4s y el iPhone 5/5s me parecen superiores. Es importante notar que este aspecto varía de manera sensible según el color del teléfono. El peor caso es el del color Dorado, donde las líneas blancas sí que resaltan, y mucho, con el teléfono (es un dorado mucho más intenso y agradable que el del 5s, por cierto). En el caso de Plata las bandas son menos apreciables y donde a mi gusto quedan más elegantes es en el caso del Gris Espacial, fundiéndose de manera casi perfecta con el resto del teléfono.

iPhone 6 Plus 3

Con respecto a la nueva forma, el principal cambio viene en el agarre y en la sujeción del teléfono cuando lo tenemos en la mano. En general, y debido a esos bordes más suaves y redondeados sostenerlo es más agradable y más cómodo que el iPhone 5s y modelos anteriores. Sin embargo, con la reducción de grosor, aumenta mucho la sensación de “fragilidad” del terminal y con ella el miedo a que el iPhone se nos escurra en cualquier momento de las manos. Con el modelo que nos ocupa, el iPhone 6 Plus, se nota algo menos debido a su tamaño. En mi caso, la sensación ha desaparecido gradualmente con el paso de los días y completamente en el momento en el que le puse una funda, pero sí que he echado de menos puntualmente la robustez y sensación de agarre que dejaba el 5s en la mano.

Rendimiento, batería y iOS 8

Bajó el capó del iPhone 6 Plus se esconden dos nuevos procesadores y un nuevo sensor. Los procesadores son el A8, con arquitectura de 64 bits de segunda generación y el M8, la evolución del procesador de movimiento M7 que fuera presentado por primera vez con el iPhone 5s. En cuanto al sensor, el iPhone 6 y el iPhone 6 Plus incorporan un barómetro que permite medir de manera más precisa la altitud y de paso ahorrarle carga de trabajo al M8.

Geekbench 3 iPhone | Create Infographics

La arquitectura del procesador A8 llega hasta los 20 nanómetros, incorpora la friolera de 2.000 millones de transistores y, según datos de Apple, es 50x más rápido que el primer iPhone en rendimiento de CPU (25% más que el anterior, el A7) y 84x más rápido en con respecto a la GPU. Sin embargo, y cómo ocurre siempre con el iPhone, lo más interesante es ver las tecnologías que Apple desarrolla para exprimir al máximo esa potencia.

AnTuTu iPhone 6 y 6 Plus | Create Infographics

En este caso las más interesantes son un procesador de señal de imagen y un codificador de vídeo que mejoran la calidad y el comportamiento de la cámara exponencialmente (más sobre eso en el siguiente apartado) además de Metal, una tecnología pensada para juegos que saca el máximo partido al rendimiento de la CPU y la GPU del A8. Metal es una de las tecnologías claves que han llegado con iOS 8 y aunque ya hay en la App Store algunos juegos que dicen aprovecharla, todavía pasarán algunos meses hasta que los desarrolladores puedan ponerla a prueba. El valor de Metal en el ecosistema futuro de aplicaciones y juegos es inmenso, y probablemente consiga acercarse con algunos títulos a la calidad gráfica alcanzada en la pasada generación de consolas. Lo más interesante es que pone el poder de una videoconsola modesta y el inmenso canal que supone la App Store a disposición de los desarrolladores. Es complicado hablar ahora de cómo será el futuro de Apple y esa rumoreada Apple TV, pero de convertirse en una realidad, es probable que AirPlay y Metal sean dos pilares imprescindibles.

iPhone 6 Plus y iPhone 6

Prácticamente desde el primer iPhone, la batería ha venido siendo el talón de Aquiles en todos los modelos. Por si fuera poco, debido a los esfuerzos de Apple por hacer compatible iOS con las generaciones anteriores iPhone (algo que es bueno), el problema se acrecienta conforme el tiempo pasa y el sistema operativo evoluciona y consume más recursos (malo, muy malo). Mis esperanzas personales con el iPhone 6 Plus estaban puestas en el hecho de que al contar con una superficie más grande la batería iba a verse beneficiada, aunque fuese a costa de alimentar a una pantalla también más grande.

Los resultados no decepcionan, el iPhone 6 Plus es el primer iPhone que he podido llevar todo el día de un lado para otro con uso intensivo, un buen brillo de pantalla y sin preocuparme en absoluto de la batería. Con un uso normal/moderado la duración de la batería sobrepasa las 24 horas sin ningún tipo de problema. En mi caso personal, el día medio ronda en torno a las 9-10 horas de uso y 24-26 horas en modo espera, según las estadísticas de iOS. Nada mal.

La cámara

La cámara del iPhone 6 Plus es la mejor que yo haya visto nunca en un smartphone. De hecho, lo es tanto que resulta complicado hacerse una idea de lo buena que es hasta que lo pruebas. No son sólo las pequeñas e invariables mejoras que Apple añade con cada nueva versión de iPhone, en esta ocasión es… algo más. Algo que tiene que ver con el tamaño de pantalla, con las funciones extra que iOS 8 añade a la cámara nativa y con la experiencia de usuario en general al tomar una simple fotografía.

iPhone 6 005

Por el lado del software, con la cámara del iPhone mi dilema siempre ha sido que la integración de la aplicación nativa es tan buena, especialmente con la pantalla de bloqueo, que al final mi flujo de captura y edición se reduce a tomar la foto con la aplicación de Cámara y luego relegar la edición y el procesado a apps de terceros (mis favoritas: Camera Plus, VSCO y Snapseed). Aunque no hay nada inherentemente malo en esto, en ocasiones sí que echaba en falta alguna función avanzada como un control de la exposición más preciso o un temporizador. Con iOS 8 esas dos funciones han llegado por fin de manera oficial, junto con la posibilidad de hacer time-lapses. El resultado es una aplicación nativa que me sirve para el 99% de las ocasiones habituales.

Hablando de rapidez, y pasando al apartado del hardware, el A8 incorpora un procesador de señal de imagen dedicado que activa los Focus Pixels. Focus Pixels, explicado de manera sencilla, envían al sensor más información y permiten enfocar mucho más rápido. El efecto es particularmente apreciable en vídeo cuando grabamos a sujetos en movimiento.

En cuanto a la cámara, la diferencia más notoria entre el iPhone 6 Plus y el iPhone 6 es que el primero incorpora estabilizador óptico de imagen, que utiliza la información proporcionada por el A8, el giroscopio y el M7 para reducir el temblor de la mano y aumentar el tiempo de exposición con baja luz. En foto, esto se traduce en que las fotos nocturnas son algo mejores que las del iPhone 6, y en vídeo que la estabilización de la imagen es sorprendentemente buena.

¿Se nota mucho? Comparando fotos nocturnas entre el iPhone 6 y el iPhone 6 Plus se nota, sí, pero no tanto como para que el resultado nos haga decantarnos sí o sí por el 6 Plus. Es una característica que se agradece pero que probablemente sólo exprimirán al máximo los que quieran darle a la cámara del iPhone un uso más profesional e intensivo. Se agradece más, de hecho, el nuevo algoritmo de procesado de imagen en baja luminosidad, algo que afecta tanto al 6 como al 6 Plus.

iPhone 6 Plus Cámara

Algunos detalles extras de la cámara del iPhone 6 Plus incluyen los mencionados time-lapses o la posibilidad de grabar vídeos en slow-motion a 240fps. Un detalle interesante, el modo HDR se activa sorprendentemente más en el iPhone 6 y el iPhone 6 Plus que en modelos anteriores, reduciendo en gran medida los cielos quemados y los contraluces.

La cámara frontal, FaceTime HD, ahora tiene una apertura de f/2.2 (capturando un 80% más de luz con respecto al iPhone 5s) y cuenta con novedades interesantes como el control de exposición, detección facial más precisa, el mismo modo ráfaga que tiene la iSight y un temporizador, idóneo para selfies.

Sólo en el iPhone 6 plus

Si el estabilizador óptico de imagen es la principal diferencia en cuanto a hardware con respecto al iPhone 6, si hablamos de software lo más relevante son las pequeñas funcionalidades que Apple ha incorporado en iOS para aprovechar mejor el tamaño de pantalla. Por ejemplo, por primera vez en un iPhone podemos ver el escritorio en apaisado, con los iconos rotando en el dock (y no con el propio dock cambiando de lado, como ocurre en el iPad). O algunas aplicaciones, como Mail o Mensajes incluyen una barra lateral que nos permite cambiar cómodamente de conversación.

UI iPhone 6 Plus mockup

Aunque pequeños, son cambios interesantes, lo que sí que se queda muy, muy corto es el nuevo teclado que aparece cuando utilizamos el iPhone en horizontal. Este nuevo teclado incorpora algunos botones extra para realizar acciones directamente como copiar, cortar o pegar. Dejando a un lado que los iconos para esas acciones parecen francamente sacados de alguna suite ofimática de los 90 el teclado en sí es incómodo, el iPhone 6 plus es tan ancho que si tecleamos con los pulgares alcanzar las teclas que hay en medio es complicado. Una opción más parecida al teclado partido del iPad, por ejemplo, en mi opinión habría sido superior.

UI iPhone 6 Plus 2 mockup

En general no es, desde luego, una adaptación a fondo de todo el sistema y son más bien detalles puntuales aquí y allá donde Apple ha considerado que era estrictamente necesario aprovechar esas 5,5 pulgadas. Lo interesante sin embargo es que es un terreno muy jugoso para desarrolladores que quieran aprovecharlo. Es la primera vez, por ejemplo, que tiene completo sentido desarrollar un cliente de Twitter multi columna para gestionarlo en apaisado, por ejemplo. Incluso, la famosa multiventana que parece que llegará en algún momento al iPad con iOS 8.

¿iPhone 6 o iPhone 6 Plus?

La pregunta de oro. ¿Cuál de los dos iPhone elegir? Para conocer todos los detalles, en AppleWeblog tenéis la review del iPhone 6 pero para comparar rápidamente estas son para mí las principales diferencias entre ambos terminales que pueden hacernos decantar por un modelo o por otro:

iPhone 6 Plus ventajas

iPhone 6 Plus

Para mí el principal argumento a favor es la duración de la batería. No creo que esas 9 horas de uso activo y 24 en espera vayan a romper ningún récord pero sí me parecen más que suficientes y desde luego un avance considerable si la comparamos contra la maltrecha batería de mi iPhone 5s. La inmensa pantalla es un arma de doble filo, por un lado hace que aplicaciones como Flipboard, Reeder o Safari ganen 1000 puntos en usabilidad pero por otro lo hace incómodo a la hora de llevarlo en el pantalón o al utilizarlo con una sola mano.

Por otro lado, puede que algunos usuarios aprecien las ligeras mejoras en la cámara. Tomar fotos, en general, también es una experiencia más agradable con el iPhone 6 Plus que con el iPhone 6, principalmente por esas 5,5 pulgadas. Las aplicaciones multicolumna o adaptadas para el 6 Plus y los juegos son otros de los elementos que inclinan la balanza a su favor.

Mi opinión es que el iPhone 6 es susceptible del que hasta ahora se conocía como “público phablet”: ese tipo de usuarios que aún a sabiendas de que implica ciertos sacrificios prefieren un terminal con una pantalla de esas características. Mujeres que suelan llevar el teléfono en el bolso, por ejemplo, o profesionales como los taxistas que lo usan mayoritariamente anclado a un soporte pueden ser buenos ejemplos.

iPhone 6 perfil

iPhone 6

En el otro extremo, creo que el iPhone 6 es el teléfono destinado hacia la amplia mayoría. Hacia los que entienden que van a perder duración de batería pero quieren algo más cómodo y manejable. Hacia los que quieren, simplemente, un “smartphone” en el sentido más común de la palabra, ni las dimensiones más reducidas del iPhone 5s ni las descomunales del 6 Plus. La usabilidad con una mano es buena y creo que Apple ha encontrado, por fin, el “sweet spot” entre un tamaño de pantalla sable y lo que piden los usuarios. Esas 4,7 pulgadas de pantalla para mí es EL, con mayúscula, tamaño que debe tener un iPhone. Por fin.

Eso sí: contra todo pronóstico, e irónicamente, parece que se están vendiendo más iPhone 6 Plus que iPhone 6.

¿Se dobla o no se dobla?

¡Claro que se dobla! Es un objeto sólido, grande, hecho de aluminio y por tanto maleable si se aplica la presión y la fuerza suficiente. Dicho esto ¿ocurre si le damos un uso normal y adecuado? No, no ocurre.

No es sólo que (según Apple) sólo 9 personas han contactado con el servicio técnico quejándose del problema es que, probablemente, todos esos casos se deban a un mal uso. Según un estudio realizado por Consumer Reports, la durabilidad del iPhone 6 está en la línea de otros terminales como el HTC One M8 o el LG G3.

Dicho esto, e insisto, es un teléfono grande, hecho de aluminio. Si te sientas sobre él porque lo tienes en el bolsillo trasero, si lo introduces en tu bolsillo en horizontal y no en vertical durante un periodo prolongado de tiempo o, en definitiva, si lo sometes a presiones más allá de lo razonable entonces sí, puede que se doble. ¿Es habitual? No, ni mucho menos.

iPhone 6 plus comparacion

Trivia

  • Es el primer iPhone en el que he podido leer sin problemas en la app de Kindle.
  • TouchID parece haber mejorado sensiblemente la velocidad de reconocimiento de la pasada generación a esta, probablemente por mejoras de software.
  • Los 8 Megapíxeles de la cámara me siguen pareciendo, personalmente, más que suficientes. De hecho, aprecio mucho más que se hayan incluido el resto de mejoras implementadas. Tener más megapíxeles es una cuestión de cantidad, no de calidad.
  • Tenía mis dudas sobre Reachability (Alcance), la nueva funcionalidad que mediante un doble tap acerca la parte superior de la interfaz, pero tras unos días he acabado usándola casi sin darme cuenta.
  • El iPhone 6 Plus es un poquito más grueso que el iPhone 6.
  • Sí, generalmente hace falta utilizar las dos manos para usarlo cómodamente. Por fortuna, el teclado en horizontal es una delicia y los botones más grandes ayudan a evitar typos.
  • Una vez más: la cámara es ridículamente buena.
  • Los macros es una de las funcionalidades de la cámara que más he disfrutado con el iPhone 6 Plus.
  • Soy usuario activo de FaceTime y solía relegar su uso al iPad porque en el 5s lo veía todo quizá demasiado pequeño. Desde que tengo el 6 Plus no he vuelto a usar el iPad, para videollamadas tiene un tamaño simplemente perfecto y más manejable que llevar el tablet por toda la casa.

Conclusión

9.5
10

El iPhone 6 Plus es un dispositivo único que marca un antes y un después en la historia de Apple y del iPhone. Su mayor fortaleza, esas 5,5 pulgadas de pantalla es a la vez e irónicamente su mayor debilidad. De ese tamaño se benefician sobre todo la cámara, que es la mejor que he probado nunca en un smartphone, y la duración de la batería, que es muy buena. Todo lo que tenga que ver con consumir contenidos (Flipboard, páginas web, Netflix, películas, Kindle..) es también una experiencia impecable en el iPhone 6 Plus.

Por el contrario, ese tamaño es probable que se haga muy grande para algunos y prefieran la comodidad y la manejabilidad del iPhone 6, que tiene un una pantalla perfecta para quienes buscan el punto medio entre tamaño y usabilidad. Bajo mi punto de vista y dejando la pantalla a un lado, las principales diferencias entre uno y otro modelo (detalles en la interfaz y estabilizador óptico para la cámara) no son lo suficiente representativas como para inclinar la balanza hacia un lado y a otro. Si quieres una pantalla grande: escoge iPhone 6 Plus. Si prefieres una más manejable y que con la misma experiencia de usuario: iPhone 6.

Un iPhone muy grande y un gran, gran iPhone.


Pros

  • Tamaño
  • Batería
  • Cámara

Contras

  • Tamaño
  • Ciertas partes de iOS pueden adaptarse mejor