iPhone 5c
análisis

iPhone 5c

Por 28/11/13 - 14:55

Ficha técnica

iPhone 5c - iPhone 5c - iPhone 5c - iPhone 5c
Pantalla: IPS 4″ – Resolución: 1136 x 640 píxeles, 326 ppp – Procesador: Chip A6 1,3 GHz – GPU: PowerVR SGX 543MP3 – Conectividad: LTE, Bluetooth 4.0 – Cámara: 8 MP / Frontal 1,2 MP – Memoria RAM: 1 GB – Almacenamiento: 16 / 32 GB – Batería: 1.510 mAh – Dimensiones: 124,4 x 59,2 x 9 mm – Peso: 132 g

“¿Merece la pena un iPhone 5c?” es la pregunta que muchos se harán a la hora de comprar un nuevo iPhone para saber si decantarse por él o por su hermano mayor, el 5s. O incluso comparándolo con smartphones de la competencia. En este análisis trataremos de destriparlo.

Decir “iPhone 5c” supone pensar en la tremenda confusión que medios y usuarios alimentamos en base a nada durante el verano de 2013. Apostamos porque vendría un iPhone más asequible que el high-end habitual. De forma más acertada (yo nunca vi viable un verdadero low-cost, eso no forma parte del ADN de Apple) o menos, como los que creían que Apple replicaría la estrategia de Google con el Nexus 4, o incluso confundían deseos con hechos y veían factible la llegada de un iPhone por 200 dólares.

Y es que igual que Audi con su A1, BMW con sus serie 1 o Mercedes con su clase A, Apple, definitivamente, no va a democratizar su gama “baja”. No podía ser de otra forma si hablamos de la empresa que cobra 38 dólares / euros por un cargador para el iPhone (19 por el cable Lightning y 19 por el adaptador de corriente).

iPhone 5c Lightning

Los 600 dólares / euros que cuesta un iPhone 5c en el mercado libre fueron una bofetada de realidad para todos los que aún no tenían del todo claro qué cosas puede hacer Apple y qué cosas no. En Estados Unidos aún tenía algo más de sentido, donde los precios ligados a contratos y permanencias con operadoras se homogeneizan un poco más, pero su precio en el mercado libre es el que es.

Y al final, el iPhone 5c fue un iPhone 5 con una carcasa trasera de plástico de colores. Nada más que eso. Lo cual me parece bastante bueno para según qué target. Pero definitivamente, no puede justificar el precio de venta puesto por Apple. Más aún cuando los componentes y la ingeniería del iPhone 5 están plenamente amortizados y la única modificación es una carcasa más económica que la de aluminio. Pero así es como ha llegado el iPhone 5c.

iPhone 5c  copia

Diseño: alma de 3GS

iPhone 5c borde

Mi primera preocupación, que no fue pequeña, al respecto del acabado trasero del iPhone 5c fue si repetiría aquello que tanto odiaba de iPhone 3G y 3GS: los puntos de presión en su carcasa. Fui a comprobarlo rápido, y por suerte, no hay puntos de presión, es muy negativo que al presionar ligeramente una carcasa dé la sensación de que se deforma, lo cual lleva a una excesiva fragilidad.

Visto esto, no tengo quejas: el policarbonato A.K.A. “plástico” es bastante resistente, aunque no al nivel roca-acero de los Lumia. Otro tema son los colores: salvo el blanco, condicionarán tu fondo de pantalla. Contando con que te moleste (como a mí) ver que no combinan en el caso de que no lo escojas pensando en el color de la carcasa. Así que, consejo amigo, si lo escoges de un color, has de estar seguro. Si no, mejor hazte con el blanco.

Por cierto, su acabado redondeado hace que tenga mejor agarre que el iPhone 5 o 5s, más rectilíneo, y en la mano se siente mejor. Aunque se sacrifique a cambio ese acabado premium. Y por último en este apartado, vuelvo a los colores: si recuerdan los iMac que presentó Apple tras la vuelta de Jobs en aquellos colores translúcidos tan característicos, con She’s a Rainbow como canción del comercial, esta es una vuelta a los orígenes en toda regla, me recuerdan mucho estos 5c a aquel comercial.

Tras años de terminales en blanco y negro, Apple vuelve a apostar por los colores. Una especie de homenaje a los orígenes de la segunda etapa de Jobs en la compañía. Para un producto que en el imaginario colectivo está orientado a los jóvenes, me parece un acierto.

Pantalla: pequeña pero excelente

iPhone 5c -

¿Son suficientes 4 pulgadas para un gama alta de finales de 2013? Apple sigue defendiendo que sí, que ese es el tamaño óptimo. Y por primera vez, se ha quedado sola en su postura: desde este año, todos los demás fabricantes han apostado por las 5 pulgadas en adelante. Lo cual hará que más de uno se plantee el si el iPhone es una opción, o directamente lo descarte. Y lo entiendo: salvo que se exija manejabilidad completa a una mano, pasar de un terminal actual de unas 5 pulgadas a un iPhone hace que la pantalla parezca muy pequeña. Y si no se es fan del rendimiento de iOS 7 o del ecosistema de aplicaciones de la App Store, hoy todavía inigualado, hay muchos motivos para quedarse con una pantalla mayor.

Tamaño al margen, estamos ante una pantalla que roza la perfección, y esto no se entiende sin una explicación. Para empezar, la escala Delta E, que mide la diferencia mínima de color que puede percibir el ojo humano. Puntuaciones recibidas:

Escala Delta E copia

La puntuación en la escala Delta E es mejor cuanto más cercana sea a 0, y se considera dentro de la “perfección” con valores de entre hasta 3. Los colores que muestra la pantalla del iPhone 5c son de los más naturales y cercanos a la realidad del mercado de smartphones. Por otro lado, la latencia, el tiempo de respuesta de la pantalla táctil, sigue siendo el mejor del mercado. Atrás quedó la época donde había pantallas táctiles, y luego estaba la del iPhone, que jugaba en otra liga. Pero ya no estamos en 2009, y el resto de fabricantes han sabido mejorar sus pantallas. Así y todo, la del iPhone 5c se desmarca de las demás: 75 ms de tiempo de respuesta, mejorando más todavía la de modelos anteriores.

En el resto de smartphones de gama alta de 2013, la latencia es casi del doble, de media, con valores de entre 140 y 150 ms (Samsung Galaxy S4, Nokia Lumia 1020, HTC One, LG G2, etc). Ninguna pantalla responde tan rápido como la del iPhone. Si no le das mucha (o directamente no le das) importancia a su tamaño, y las 4 pulgadas te parecen aceptables, difícilmente habrá una pantalla mejor. En algunos aspectos despuntarán más otras (el negro del Lumia 1520 o la nitidez y brillo del HTC One, quizás), pero la del iPhone 5c es perfecta para ver fotografías y vídeos, navegar, y leer. Por último, su brillo es de 586 nits, más que cualquier otro gama alta de 2013

Cámara: buena, que no excelente

iPhone 5c cámara

La cámara del iPhone 5c, que al fin y al cabo es “un iPhone”, llega de forma similar al resto de componentes de cualquier otro iPhone: especificaciones y números discretos, sin aspectos grandilocuentes, sin nada que despunte demasiado sobre el papel. Pero luego, en la mano, todo funciona bien y convence. Lo cual no significa que sea algo perfecto.

Algún día, Apple dejará que el usuario acceda a los ajustes manualesTras muchos años usando smartphones de Apple, y viendo cómo la competencia ha mejorado exponencialmente sus productos, con un iPhone en la mano me he entregado por completo al deporte de buscar problemas. Y lo malo (para Apple) que tiene este proceder es que con un poco de entusiasmo, siempre acaban saliendo. Por ejemplo, su aplicación nativa de cámara no permite ajuste manual alguno, y esto es una desventaja, sobre todo habiendo probado otras que sí lo permiten: HTC One, Galaxy S4, LG G2, Nokia Lumia 1020 (suspiro), etc. De tan simple y fácil que quiere hacerlo todo Apple, acaba vetando opciones útiles para el usuario. No creo que haya problema ni traición al ADN Apple por habilitar un modo Pro para dar a los usuarios el control de algunos ajustes básicos para la fotografía.

Eso es la parte negativa. Lo positivo, que es mucho, empieza con la extrema rapidez para hacer fotos y procesarlas, el procesador gráfico del iPhone 5c es una auténtica bestia que puede tomar fotos tan rápido que nos aseguramos de no perdernos ningún instante. E incluso de poder tomar varias fotos seguidas sin necesidad de esperar entre ellas (modo ráfaga aparte).

  • Resolución: 8 megapíxeles (3264 x 2448)
  • Enfoque: automático y manual
  • Flash: LED
  • Tamaño del sensor: 1/3.2″
  • Tamaño del píxel: 1.4 µm
  • Modos: Panorama, HDR
  • Vídeo: Full HD 1080p

Fotos con buena luz

Muy pocas quejas sobre la calidad del iPhone en este apartado. Pese a que sus 8 megapíxeles son lo mínimo aceptable en un gama alta de 2013, viendo como la competencia se sube a los 13, 20.7 o 41, el nivel de detalle es bastante bueno, y además en estas condiciones es donde mejor se desempeña la cámara en todos los aspectos, también en cuanto a velocidad de captura y de procesado.

Fotos con baja luz

Aquí es donde la cámara del iPhone 5c empeora considerablemente, en varias condiciones. De un lado, los puntos directos de luz le afectan demasiado y en alguna situación con demasiados de esos focos, la cámara queda KO, las fotos no quedan nítidas. Además, de noche le cuesta bastante más tiempo enfocar, y en algunos momentos veremos un hermoso bokeh en pantalla durante unos segundos hasta que el 5c consigue terminar de enfocar la imagen. Pero esos segundos pueden hacerte perder lo que querías capturar. Por último, suele aparecer ruido, más del que me gustaría, en cielos abiertos, por ejemplo. Incluso en las mismas condiciones en las que otro terminales dejan un negro o azul marino oscuro uniforme.

Lo nuevo en la cámara de iOS 7

Empezaba este apartado quejándome de la aplicación nativa de la cámara de iOS 7. Me mantengo, aunque he de admitir que en algo sí ha mejorado: ahora la interfaz está mejor resuelta para cambiar de modo, y se ha incluido el nuevo modo de fotografía cuadrada (instagramers, choque de manos) que podéis ver en las galerías superiores. Por lo demás, se mantiene el modo panorámico, acompañando los filtros (psché) que incluyen, que no son tan malos como los de Instagram pero tampoco para descorchar una botella de cava. Aquí un ejemplo de la fotografía panorámica, muy bien “cosida” por parte de la cámara, incluso con los objetos en movimiento:

Panorámica

Autonomía: Apple, mejora esto

Cuando reseñé el Nexus 5 en ALT1040 decía que los veranos pre-Nexus empiezan con “va a traer la mejor cámara del mercado”, “dejará en pañales a la del iPhone”, o “el tamaño del sensor será casi como el de una compacta”, y terminan con un “¡que en las fotos nocturnas se distinga algo, por favor!”. Algo similar ocurre con los iPhone y sus baterías. En esa época ociosa donde hay poca carne que rascar pero mucho humo al que agarrarse, nos anclamos al rumor de que, por fin, la batería del próximo iPhone nos durará días y días. “Semanas”, si estamos muy desatados. Y nuevamente, la única palabra que puede definir la batería del iPhone 5c en este caso es “decepción”, o “más de lo mismo”.

5c azul

Ok, no estamos ante uno de esos casos sangrantes donde la autonomía es reducidísima. Pero Apple debería hacer algo con la autonomía de los iPhone. LG lo ha conseguido con el G2, BlackBerry también con la Z30, o Nokia con el Lumia 625. ¿Por qué tú no, Apple? La batería del iPhone 5c es de 1.507 mAh, que gracias a la optimización hardware + software de Apple y a su “pequeña” pantalla hace que no dure tan poco como una batería con esta capacidad podría hacer creer si estuviese en un Android de gran pantalla.

En cifras de uso, nunca me ha durado un día completo utilizándola de forma intensiva, sí al menos con un uso bastante contenido. La ausencia de estadísticas en iOS al estilo Android no permite medir la duración de forma realista y detallada, en cualquier caso. Por cierto, como curiosidad: el 1 % dura aproximadamente como un 10 %. Algo exagerado, vale, pero ningún punto porcentual resiste tanto como ese, el último.

iPhone 5c case

iPhone 5c flip case

Es la que he usado de vez en cuando, más para ir probándola que no como verdadera funda. Y es que esa es mi opinión final: con el 5c siento que no me hace falta funda alguna, al tener la carcasa de policarbonato A.K.A. plástico duro. Y he dicho duro, no endeble, por si alguien quiere recordar mis palabras en reviews pasadas de cierto Galaxy. Volviendo a dicha carcasa, se nota que es resistente. Al margen, la funda (al menos la negra) es un verdadero imán para el polvo y la suciedad, y desluce bastante. Así que si a nivel estético no aporta gran cosa (el ‘hon’ que dejan ver sus agujeros es matador), a nivel de protección sí, pero no es demasiado necesaria. Así que yo al menos prefiero no usarla.

Conclusión

8
10

Creo que no sorprendo a nadie si digo que el iPhone 5c es un iPhone 5 con carcasas de colores al estilo iPhone 3GS. Y poco más que rascar, la verdad, no hay aquí hueco para grandes divagaciones ni análisis sesudos. Decían los chicos de AppleWeblog recientemente que es mejor que no compres un iPhone 5c y te enfoques en el 5 o en el 5s. Personal e individualmente, no estoy de acuerdo. Creo que el iPhone 5c sí tiene un target notable, que no preferirá el 5s (o un 5 por una vía alternativa).

No todo el mundo tiene sangre geek, por decirlo poéticamente. No todo el mundo está dispuesto a ir a por un high-end por 100 euros o dólares más. Y no todo el mundo va a valorar que tenga acabados en aluminio anodizado, y ni siquiera Touch ID (aunque esto es cuestión de tiempo). El iPhone 5c sí tiene un público, y con sus carcasas de colores todavía más.

Por otro lado, ¿es una buena compra? Ciertamente, creo que es caro para lo que ofrece. Y nunca había dicho esto de ningún otro iPhone hasta ahora. Con los pies en la tierra, unos componentes como los del iPhone 5 con carcasa de policarbonato deberían haber llegado a un precio inferior. No a 300 dólares / euros, pero definitivamente no a 600.


Pros

  • Ecosistema de aplicaciones: iOS sigue teniendo ventaja en este apartado.
  • Su pantalla, tamaño al margen, es de una calidad excelente.
  • Fluidez y rendimiento, perfectas.

Contras

  • No suelo incluir el precio en este apartado, pero el del iPhone 5c merece una excepción.
  • La pantalla se le hará pequeña a más de uno.
  • Batería: ¿cuándo innovarás en esto, Apple?