Fuji XM1 principal
análisis

Fuji XM-1

- Nov 13, 2013 - 18:33 (CET)

Ficha técnica

Diales Fuji XM1

  • Sensor: X-Trans APS-C sin filtro de paso bajo.
  • Procesador: EXR PROCESSOR II.
  • Pantalla: LCD inclinable de 3″ (920.000 píxeles).
  • Montura: X.
  • Conectividad: WiFi a través de la app gratuita FUJIFILM Camera App.
  • Tarjetas: SD de alta velocidad, SDHC o SDXC.
  • Formato: Jpeg con tres resoluciones, RAW<.
  • Formatos vídeo: H.264 y MOV.
  • ISO: 200-6400, ampliable hasta 25600 ISO.
  • Velocidad de disparo: 5,6 fps. Hasta 10 disparos continuos.
  • Tamaño: 117 x 67 x 39 mm.
  • Peso: 330 gr.
  • Otros: Ocho filtros artísticos y cinco simulaciones de película.

Hemos estado probando la nueva Fuji XM-1, la cámara CSC de entrada al mundo X de Fuji. Tiene el mismo sensor que la Fuji XPro1, pero en un cuerpo amateur, es decir, podemos tener la misma calidad aunque con un exterior menos llamativo. Vamos a ver si merece la pena.

La Fuji XM-1 tiene el afamado sensor X-Trans APS-C de 16 megapíxeles. Exactamente el mismo que llevan la fabulosa XPro 1 o la XE-1. Esto sirve para mirar con especial cuidado el resto de las características. Tiene una calidad profesional en un cuerpo de iniciación. Es como si pudiéramos comprar un SEAT con un motor Audi, por ejemplo. Por dentro es igual, pero los acabados no tienen nada que ver.

Las especificaciones técnicas son las mismas que la gama alta de Fuji. Y para muchos editores algo mejores, incluso. Sigue el mismo camino que sus predecesoras, con el mismo diseño vintage que tan buenos resultados están dando a la marca. Es una cámara moderna con aspecto de antigua. Los diales, los menús y su configuración es idéntica. Pero añade la conexión Wi-Fi, aunque a esto último no termino de verle la utilidad. Es práctico para trabajar en estudio o de forma profesional, pero el usuario al que va dirigida esta cámara seguirá haciendo sus fotos divertidas con el móvil sin necesidad de gastar batería. Sinceramente creo que sería más útil una ranura para una tarjeta sim que una conexión Wi-Fi. Ya lo veréis en un futuro. Y la pantalla abatible para fotografías de ángulos imposibles, que antes no las hacíamos y ahora parecen imprescindibles para destacar en las redes.

XM1

Pero lo que la desenmascara es su cuerpo. Tiene el mismo tamaño que la Fuji X20, centímetro arriba, centímetro abajo. Para conseguirlo carece de visor óptico o electrónico y la firmeza de sus hermanas mayores se pierde. Se nota en exceso el cuerpo plástico y el abaratamiento de costes en su fabricación. Han creado una cámara barata, no una cámara robusta. Y es algo que se nota mucho si alguna vez hemos trasteado con la gama X. Yo he probado todas, y he tenido un fuerte desengaño.

La Fuji XM-1 amortiza el interior grandioso de la serie X, y baja los costes de fabricación en la construcción del cuerpo, muy alejada de todo lo que habíamos visto hasta ahora, incluso de las más sencilla de la familia, como la X20 o la XF1.

Diales Fuji XM1

XC16-50mmF3.5-5.6 OIS

Sin embargo, el kit viene con el notable XC16-50mmF3.5-5.6 OIS. En un primer momento podríamos pensar que estamos ante un objetivo menor, pero es mucho mejor que los de la competencia. Me han sorprendido gratamente los resultados. La definición y la nitidez, así como la contenida distorsión y viñeteado, lo convierten en un objetivo que no se puede menospreciar. Desde luego no sustituye a los mejores de la firma, y los usuarios en cuanto puedan deberían comprar uno mejor para exprimir los resultados que ofrece el sensor. Es un objetivo rápido enfocando y con un juego de distancias focales muy interesantes.

Fuji XM1

Sería un 24-75mm si estuviera en una cámara de formato completo. Si observáis las fotografías de una de las galerías que acompañan al texto veréis que responde bien en todos los diafragmas, salvo en el último f22. Incluso a f3,5 sorprende la calidad en los extremos y en las esquinas. No obstante, el secreto está en disparar siempre que se pueda a f5,6-8, el punto dulce de cualquier objetivo.

Su construcción sigue las mismas reglas que el cuerpo. Lo importante es abaratar los costes, aunque el aspecto exterior defraude por el exceso de plástico. No nos dejan olvidar que estamos ante un conjunto de entrada al sistema.

Resultados del sensor

Poco más se puede decir del sensor X-Trans APS-C de 16 megapíxeles. Ahora mismo es uno de los mejores que podemos encontrar en el mercado. Y si sólo valoramos los resultados técnicos de la imagen, está cámara es la que mejor relación calidad/precio tiene del mercado. Es impresionante lo que pueden hacer con un sensor del tamaño adecuado sin filtro de paso bajo y con un número comedido de píxeles. Cuántos fabricantes tendrían que aprender de esta filosofía.

Prueba ISO Fuji XM1

Desde los 200 ISO hasta los 6400 ISO los resultados son muy buenos. Incluso la sensibilidad más alta ofrece calidad suficiente para la mayoría de los fotógrafos. Pero conozco a pocos que tengan que disparar con tan poca luz. Si nos movemos entre los 200-1600 ISO tendremos calidad para aburrir, si se me permite la expresión de barrio.

400f_5,01_60 s

Si no conociéramos estás cámaras, nos costaría entender tanta calidad de imagen en un cuerpo tan básico. De repente, te das cuenta de que no es necesario hacer un gran desembolso para tener resultados profesionales. Que a lo mejor tienes que llevar el cuerpo entre algodones, pero igual merece la pena.

Conclusión

7.5
10

La Fuji XM-1 es una cámara de entrada, una máquina llena de plástico con un corazón profesional. Carece de visor, cruje cuando la sujetas con las manos, pero es tremendamente barata para la calidad de imagen que ofrece.

Los días que he estado trabajando con ella, en todo tipo de situaciones y con todas las luces que me encontraba en mi camino, no ha fallado ni una sola vez el enfoque, muy rápido; tampoco la medición de luz y siempre he conseguido lo que estaba buscando.

Tengo una doble sensación con esta cámara. Me ha parecido muy buena en todos los sentidos y el cuerpo, de líneas clásicas, es parecido al de otras cámaras de precio similar. Pero el problema es para los que hemos manejado los otros modelos. La Fuji XM-1 está a años luz de los demás modelos de la gama, y cuando has probado el jamón ibérico cualquier cosa te parece mucho peor. Pues esto es lo que pasa con esta cámara. Es una diosa vestida con bolsas de plástico. Y además tiene muchas hermanas que entran antes por los ojos, aunque sean más caras. Sólo cuando descubres el interior te enamoras perdidamente de ella.

Puede comprarse a partir de 750 € u $800.


Pros

  • El excelente sensor y su estupenda respuesta en todos los sentidos
  • La sencillez de manejo
  • La sorprendente calidad del objetivo del kit

Contras

  • Los materiales de construcción del cuerpo
  • El acabado del cuerpo
  • La falta de seguridad que te da el cuerpo
  • La falta de visor óptico o electrónico