análisis

Canon PowerShot G1X Mark II

- Ago 20, 2014 - 18:30 (CET)

Ficha técnica

CanonG1XMkII-III-2

  • Sensor: CMOS de tipo 1,5 (18,7 x 14,0 mm) de 12,8 Mp
  • Procesador: DIGIC 6 con tecnología iSAPS.
  • Rango ISO: 100-12800
  • Objetivo: 12,5 – 62,5 mm (eq.24 – 120 mm) f2-3,9
  • Pantalla: LCD Táctil abatible (TFT) PureColor II sRGB de 7,5 cm (3,0”). Formato 3:2. Aprox. 1.040.000 píxeles
  • Formato de grabación: RAW y jpeg.
  • Vídeo: 1920×1080 formato H.264
  • Tarjetas: SD/SDHC/SDXC.
  • Peso: 558 gr.
  • Tamaño: 116,3 x 74,0 x 66,2 mm.
  • Conexiones: WiFi, NFC, HDMI, USB de alta velocidad

Hemos tenido durante unas semanas la nueva Canon PowerShot G1X Mark II, la esperada renovación de la gama alta de la serie G de Canon. Han cambiado muchas cosas, tantas que lo único que se mantiene es el impresionante tamaño del sensor para una compacta. Y desde ALTFoto podemos asegurar que Canon ha dado en el clavo.

Novedades de la nueva Canon PowerShot G1X Mark II

La Canon G1X Mark II es una cámara compacta de altas prestaciones que tiene grandes rivales a los que batir. Su filosofía es clara, servir de segundo cuerpo para aquellos que no quieren llevar siempre al hombro sus pesadas cámaras réflex de la marca. Porque quien tenga una EOS verá que es como estar con una de pequeño formato. Y también se puede convertir en la máquina principal de muchos aficionados que no quieran comprar algo más grande.

Su seña de identidad es el tamaño del sensor, enorme para una compacta. Supera a los sensores de una pulgada y es ligeramente mayor que las reputadas Micro Cuatro Tercios. En principio, la calidad que ofrece tendrá que ser mejor que la de la competencia. Y hay muchos y buenos adversarios a los que batir en duelo.

La serie G siempre ha tenido mucho prestigio. Hace dos años Canon decidió subir un peldaño más y lanzó la serie G1X. El primer modelo llamó la atención, pero su precio y carencias lastraron para siempre su reputación.

Canon ha aprendido de los errores que cometió con el modelo original. Uno de los más llamativos es la desaparición del visor óptico, o por llamarlo de una manera realista, mirilla de puerta. Era una buena idea, pero si no puedes ofrecer calidad, lo mejor hubiera sido olvidarse de él, como han hecho en esta nueva versión. A cambio tenemos mejor objetivo, una pantalla táctil con más resolución y una mejor imagen.

CanonG1XMkII-II-2

Hacer fotos con la Canon G1X Mark II

Voy a ser sincero desde el principio. Lo único que no me gusta de esta cámara es la ausencia de un visor de calidad. Es cierto que podemos acoplar un visor electrónico como accesorio, pero después de ver la Sony RX100 MkIII se nos ponen los dientes largos a los que estamos acostumbrados a trabajar con réflex. Hacer fotos con la pantalla no es natural, no es cómodo, y pierdes un punto de apoyo y un aislamiento del entorno fundamental. Otra cosa es que trabajes con trípode, pero creo que los usuarios de la G1X no lo van a usar mucho.

Si nos olvidamos de este pequeño asunto, puedo decir que me he sentido como en casa con la G1X. He dejado la Canon EOS 5D MarkII en casa muchas veces a lo largo de estas semanas y no he tenido que consultar el manual ni una sola vez. Esta es una de las ventajas de este modelo.

El diseño reducido del cuerpo -aunque no creo que se pueda llamar compacto- es perfecto. El objetivo sobresale lo suficiente para que podamos sujetarlo con la mano izquierda y tiene espacio para dos anillos programables realmente cómodos y como homenaje a la vieja escuela (algo que no tenía el modelo original). El cuerpo tiene una pequeña empuñadura que permite agarrarla cómodamente. Y aunque tengamos las manos grandes no nos vamos a sentir con un juguete en las manos.

CanonG1XMkII-IV-2

Y es que es no es una cámara ligera. Pesa 558 gr, medio kilo. Su cuerpo de acero inoxidable e interior de aluminio tiene la culpa. Te da seguridad. Y de nuevo la pantalla articulada en varias posiciones parece de nuevo la parte más endeble del conjunto. Y sigo sin ver la utilidad del contorsionismo de las pantallas salvo que queramos hacer vídeo o macrofotografía de setas en el bosque.

Calidad de imagen

Esta cámara es una compacta de alta gama. Por lo tanto se le exige una calidad de imagen muy alta. Sus dueños no esperan tanta calidad como una réflex de formato completo, pero no quieren pasarlo mal a la hora de subir la sensibilidad a 400 ISO. Y ya que no pueden cambiar el objetivo, quieren los mejores resultados posibles.

ISO 640f_2,01_60 s-2

El objetivo original tenía sólo cuatro aumentos (como se quejaron muchos) y una triste luminosidad en su posición más larga. Ahora se han atrevido con una mayor posición angular y un tele más potente con una luminosidad f2-3,9, mucho más favorable. Otro punto a favor de la nueva versión.

Pero vamos a ver cómo responde la cámara en situaciones de poca luz, cuando nos vemos obligados a subir la sensibilidad. Los resultados nos hacen olvidar que estamos ante una compacta. Todavía recuerdo cuando tenía una Canon G9 o una Panasonic LX2 y no podía subir a más de 400 ISO. Y si disparaba a esa sensibilidad sabía que no podía hacer ampliación alguna.

ISOCanonG1XMarkII

La Canon G1X Mark II permite trabajar sin miedo a 3200 ISO. Y si no queda más remedio, por la situación de luz dada, podemos arriesgarnos a trabajar a 6400 sin muchos problemas. La última sensibilidad no la recomiendo utilizar, pero depende de cada uno, por supuesto.

ISO 2500f_3,91_20 s-2

La respuesta del color y el rango dinámico tienen similar respuesta a lo largo de todas las sensibilidades, aunque como siempre sufren con los parámetros más altos. No puedo dejar de sorprenderme de la calidad de las compactas de hoy en día. La mayoría de los usuarios no necesitan mucho más. Y un aviso a los fabricantes despistados. Este modelo tiene dos millones de pixeles menos que su predecesora y consigue mejores resultados en todos los aspectos.

Conclusión

8.5
10

Conclusión

El modelo original nos gustó, pero fuimos conscientes de los problemas que arrastraba, empezando por el precio, muy alto en comparación con otros modelos. Hoy, podemos comprar la Canon G1X Mark II por 700€. Sigue siendo alto, pero vuelvo a insistir que con esta cámara el 90% de los aficionados estarían servidos.

Desde Canon han mejorado muchas cosas. Han respetado el tamaño del sensor y le han metido menos píxeles. El objetivo es más luminoso en todas las focales. La pantalla tiene mejor resolución y reproducción de los colores. Y por supuesto tiene todos los modos posibles de exposición, formato RAW y un vídeo en alta definición (1080p) que cumple con buena nota.

Es una de las mejores compactas que hemos probado en ALTFoto. Tiene todos los adelantos de la actualidad, desde una excelente conexión wifi y NFC. El autoenfoque responde en todo tipo de situaciones, incluso de poco contraste. Podemos decir que Canon, en el mundo de las compactas, tiene grandes cosas que decir, y este modelo, es un duro contrincante en todos los sentidos.


Pros

  • Buena construcción.
  • Excelente calidad de imagen.
  • Buena respuesta con altas sensibilidades.

Contras

  • Falta de visor óptico o electrónico.
  • Precio alto.
  • Mala fijación de la rueda de modos de exposición.