Nokia Lumia 720
análisis

Nokia Lumia 720

Por 21/05/13 - 18:21

Ficha técnica

Nokia_Lumia_720_14

thumbnail

  • Pantalla de 4’3 pulgadas IPS LCD con una resolución de 480 x 800 píxeles (217ppp)
  • Procesador Qualcomm Dual-Core 1GHz
  • 512 MB de memoria RAM
  • 8 GB de memoria interna, ampliable mediante tarjeta SD
  • Batería de 2000mAh

Si estás buscando un gama media sin prescindir del diseño, fluidez y cámara de un gama alta, probablemente el Nokia Lumia 720 sea la mejor opción en el mercado actualmente para ti. Un Windows Phone con una de las cámaras más interesentes del mercado, un diseño robusto y atrevido y una fluidez a la hora de mover el sistema operativo que demuestra que la alternativa de Microsoft puede llegar a ser muy atractiva.

El mercado de la gama media es quizás uno de los más olvidados en el sector de la telefonía, aunque también uno de los más importantes. Son muchos los que o bien van al all-in y se decantan por el producto puntero del momento, otros los que prefieren ir a por viejas glorias con un precio ahora más interesante como el iPhone 4S o el Samsung Galaxy S3 o los que directamente necesitan un smartphone barato, resistente a golpes y que mueva de cualquier manera las aplicaciones más básicas. Pero para aquellos que opinen que gastarse $600 en un terminal sea una locura y en cambio sepan apreciar los buenos acabados, la calidad de una cámara o simplemente tener un smartphone que sea mejor que la media a un precio competitivo, probablemente encuentren en este Nokia Lumia 720 la mejor alternativa del mercado.

El Nokia Lumia 720 no tiene un procesador de cuatro núcleos ni 2GB de RAM, pero tampoco le hacen falta. Veamos sus características técnicas:

  • Pantalla de 4’3 pulgadas IPS LCD con una resolución de 480 x 800 píxeles (217ppp)
  • Procesador Qualcomm Dual-Core 1GHz
  • 512 MB de memoria RAM
  • 8 GB de memoria interna, ampliable mediante tarjeta SD
  • Batería de 2000mAh

Especificaciones técnicas que alejan mucho a este Nokia Lumia 720 de números como los del Samsung Galaxy S4 o el HTC One. Pero que sí son más que suficientes para que el teléfono funcione de manera precisa, fluída y sin mostrar el más mínimo lag, gracias a lo optimizado que está Windows 8 en los dispositivos Nokia. Si sobrepasas la barrera de las características técnicas y decides probarlo, enseguida comprobarás por qué el Nokia Lumia 720 no necesita ni 8 núcleos ni 2GB de memoria RAM: porque, sencillamente, todo lo que instales en este Lumia funcionará fluído, rápido y será capaz de mover airoso lo que le eches.

Diseño, materiales y acabados

El diseño del Nokia Lumia 720, en mi opinión, roza la perfección y calla las bocas de muchos (como yo) que reniegan del policarbonato. Porque sí, la carcasa del Nokia Lumia 720 es de policarbonato. Y Nokia ha hecho un tremendo trabajo con el diseño de este smartphone. Nada más tener el Nokia Lumia 720 en tu mano ya sabes que no estás ante un cheapphone: es robusto, elegante, muy estilizado y tiene un diseño muy atrevido, redondeado y disponible en varios colores. Me recuerda mucho a mi MacBook blanco del 2009.

nokia lumia 720

El Nokia Lumia 720 no es especialmente delgado, aunque su forma es muy estilizada. El panel frontal está enteramente cubierto de cristal y se funde con su pantalla de 4’3 pulgadas y los botones capacitivos. El resto, a excepción de los botones (de los que ahora hablaré), lo conforma la hermosa carcasa redondeada que se funde con los bordes de la pantalla.

Otro de los puntos a favor de este Nokia Lumia 720 son sus botones físicos: uno en el centro del lateral para bloquear y apagar, dos superiores unidos para controlar el volumen y el gran botón, ese botón del que casi todos los fabricantes se han olvidado, el botón dedicado a la cámara. Un botón secuencial de dos niveles para controlar el foco y tomar la foto. El botón es preciso, necesario y pone de manifiesto que aquellos que en su día lo retiraron de sus dispositivos estaban equivocados.

nokia lumia 720

Si hay algo que decepciona del diseño del Nokia Lumia 720 son las ranuras para la tarjeta microSim y microSD, una en el lateral derecho y la otra en el lateral superior. Afean mucho el diseño y creo que Nokia podría haberlos unido en un mismo espacio. Tampoco acaba de convencer de este smartphone el hecho de que el altavoz esté situado en la parte trasera del terminal. Sí, ayuda a conseguir ese diseño tan bonito y no estropea el panel frontal, pero acabas pagando una calidad de sonido más pobre, aunque debo reconocer que el altavoz es muy potente y es muy difícil que no te despierten sus notificaciones. Por lo demás, el Nokia Lumia 720 está por encima, con diferencia, de todos sus competidores en cuestión de diseño. Acabados de gama alta para un gama media.

Nokia_Lumia_720_15

Pantalla

nokia lumia 720
Como hemos comentado antes, las 4’3 pulgadas de la pantalla IPS LCD del Nokia Lumia 720 tienen una densidad de píxeles de 217 ppp, muy lejos de teléfonos que en la actualidad casi doblan esa cifra. Pero una vez más, que no nos engañen los números. La pixelación en aplicaciones y menús es imperceptible (gracias en parte a la interfaz gráfica de Windows Phone 8) y lo más importante: es muy luminosa. Una pantalla por mucha resolución increíble y profundidad de píxeles asombrosa que tenga debe verse a la luz de día. Y la del Nokia Lumia 720 se ve a la perfección.

Además, los colores de la pantalla del Nokia Lumia 720 son muy ricos y vibrantes, cosa que junto a unos negros muy negros (gracias a la tecnología ClearBlack de Nokia) consiguen que la pantalla de este terminal, aún sin tener unas características técnicas impresionantes, de un muy buen resultado. Además, la pantalla es hipersensitiva, es decir, se puede utilizar con guantes. Minipunto para Nokia.

nokia lumia 720

Otra de las grandes bazas de la pantalla del Nokia Lumia 720 es su tamaño: 4’3 pulgadas es un tamaño que roza la perfección para lo que yo considero que debe ser un smartphone. Es más grande que la del iPhone pero el terminal sigue siendo manejable con sólo una mano. Además, su relación de aspecto es muy agradable, tanto para jugar a juegos y ver videos, como para utilizarla en conversaciones en modo vertical. Si no necesitas una pantalla de 4’7 pulgadas o más grande, probablemente el tamaño de la pantalla del Nokia Lumia 720 se acomode mucho a lo que estás buscando.

Cámara

Volvemos a los números. La cámara trasera del Nokia Lumia 720 incorpora un sensor de 6’1 megapíxeles, una lente Carl Zeiss y lo más importante, una apertura de diafragma de f/1.9, uno de los sensores más luminosos del mercado de smartphones en la actualidad. Pocos megapíxeles, diréis algunos, pues sí y no. Lo cierto es que no hace imágenes muy grandes, pero las hace muy bien. Un diafragma tan abierto le permite a este Nokia distanciarse de la competencia por dos motivos: una profundidad de campo reducida, que se traduce en un acabado de la imagen mucho más llamativo y mayor luminosidad que repercute en tener que abusar menos con la ISO y el obturador (es decir, fotos menos movidas y con menos grano). Los colores que sacan la cámara son muy vívidos (en exceso, me atrevería a decir), pero como resultado obtienes fotografías muy llamativas y que, de nuevo, colocan la cámara del Nokia Lumia 720 muy por encima de las cámaras de los smartphones de gama media.

nokia lumia 720

El comportamiento de la cámara del Nokia Lumia 720 en escenarios con poca luz sí decepciona, aunque volvemos a lo mismo: es un gama media. De hecho, la sensación es frustrante porque al tomar fotografías en un escenario con una luminosidad adecuada nos olvidamos que estamos ante un gama media y es cuando cae la luz cuando se pone en evidencia que la cámara del Nokia Lumia 720 no es la misma que la del iPhone 5 o el HTC One.

Nokia Lumia 720

El software de Nokia también ayuda a que el resultado de las fotografías sea excelente: se puede controlar la ISO y la exposición, tiene 5 modos predefinidos (retroiluminación, deporte, retrato nocturno, noche y primer plano) y se puede ajustar el balance de blancos. Por no hablar de las aplicaciones exclusivas de Nokia dedicadas a la cámara como Disparo Inteligente, Fotos Animadas o Panorámica. Mucho trabajo en el Nokia Lumia 720 por parte de la compañía finlandesa para seguir argumentando que sus terminales son los que mejor cámara montan.

Windows Phone 8 y las aplicaciones de Nokia

El Nokia Lumia 720 ha sido mi primer cara a cara con Windows Phone 8. De hecho, las circunstancias han propiciado que el smartphone de Nokia se haya convertido en mi único smartphone durante casi dos semanas y me ha dejado un sentimiento agridulce: por una parte me ha maravillado lo optimizado que está, el mimo y cariño que ha tenido Microsoft a la hora de cuidar la interfaz gráfica para que sea muy atractiva visualmente y muy intuitiva. Por el otro, lo que todos ya sabemos, un sistema operativo móvil vive de las aplicaciones que tiene en su tienda y Windows Phone 8 todavía está muy lejos de suplir las necesidades de un gran número de usuarios en plataformas como Android o iOS.

Nokia Lumia 720

Que está muy optimizado para cada dispositivo ya lo sabíamos. El Nokia Lumia 720 mueve Windows Phone 8 sin pestañear ni tener que envidiarle mucho a su hermano mayor, el Lumia 920. Pero lo más interesante es ver cómo dispositivos de gama baja como el Nokia Lumia 520 también manejan con fluidez toda la interfaz Metro, dejando a los teléfonos Android de su segmento mordiendo el polvo en términos de rendimiento y velocidad. Tanto Windows Phone 8 como Nokia podrían hacer mucho daño en ambos segmentos porque a día de hoy no tienen rival y ganando usuarios y adeptos llamarían la atención de desarrolladores para nutrir su tienda de aplicaciones.

Respecto a las aplicaciones de Nokia, sólo se merecen cumplidos. El Nokia Lumia 720 ha hecho que me olvide de mi iPod Touch, su aplicación para música es sencillamente increíble, muy completa, con una interfaz gráfica superior, que está a años luz de sus rivales. También las aplicaciones enfocadas a la fotografía y el video son buenísimas y ayudan a añadir valor de marca a todos sus productos. Nokia está haciendo un gran esfuerzo por desarrollar aplicaciones para sus Lumia y francamente espero que se vea compensado. De hecho, me atrevería a decir sin tapujos que para tener la mejor experiencia con Windows Phone es imprescindible adquirir un teléfono de los finlandeses.

Mis conclusiones con respecto a Windows Phone 8 no son tan demoledoras como las de Javier Lacort, aunque sí coincido en muchos de los puntos que él señala: todavía falta mucho para que el software de Microsoft pueda competir contra Android y iOS y, aunque me ha dejado muy buenas sensaciones, en la actualidad todavía son muchos los servicios que echo de menos en un Windows Phone. Son muchas las aplicaciones las que no están disponibles para el Nokia Lumia 720 y para todos los terminales con Windows Phone en general y lo que es peor, hay algunas que mejor que no estuvieran. Es el caso de Line, por ejemplo, que se convierte en una aplicación totalmente inútil que tiene funcionalidad cero. Sencillamente no sirve de nada, la instalas para decir que puedes instalarla, pero ni de lejos funciona. Una lástima.

Nokia Lumia 720

Line no es la única. Facebook, con la mejor interfaz entre todos los ecosistemas móviles, falla mucho en el terreno de las notificaciones: muchas notificaciones se pierden en el camino y más veces de las que me gustaría me he encontrado con bugs de lo más molestos. De hecho, el Nokia Lumia 720 me despertó a mitad de la noche con un carrousel de notificaciones (70 notificaciones) sobre una publicación de hacía dos días.

Autonomía y almacenamiento

2000mAh de batería para alimentar a un Dual-Core. ¿El resultado? Lo cierto es que ni tan magnífico como pensaba pero aún así muy competitivo. Sólo en dos ocasiones el Nokia Lumia 720 no ha logrado acabar el día y en general he hecho un uso abusivo del terminal: juegos, videos de YouTube, navegación por internet, WhatsApp, Twitter y un largo etcétera no eran suficientes para acabar con la batería. Eso sí, al llegar al final del día tienes que pasar por el enchufe si quieres que al día siguiente aguante, lo que sitúa al Nokia Lumia 720 en un smartphone más, que no hace milagros ni mucho menos aguanta dos días de uso intensivo.

Los 8 GB de almacenamiento del Nokia Lumia 720 son uno de sus puntos más débiles, resultando más que escasos, principalmente porque de esos 8 GB, sólo poco más de 5GB son útiles para el usuario, dejando muy poco margen de maniobra a la hora de instalar aplicaciones o cargarlo de contenidos como música o películas. Para compensar esta carencia, el Nokia Lumia 720 tiene soporte para tarjetas microSD, aunque insisto, resulta muy decepcionante ver el poco margen de maniobra por parte del usuario en materia de almacenamiento.

Conclusión

8.5
10

Partimos de la base de que el Nexus 4 de Google no es un gama media, sino un gama alta subvencionado y a un precio muy competitivo. Por tanto, si excluimos al teléfono de Google del segmento de los gama media, probablemente el Nokia Lumia 720 sea el mejor terminal de su segmento. Una cámara muy competitiva, capaz de grabar en videos en alta definición, con autofocus y hacer unas fotografías con las que ningún otro gama media puede competir. Una fluidez incomparable, que podría competir con los gama alta de Android sin rasgarse las vestiduras y un diseño que está muy lejos de los cheapphones que nos encontramos más de una vez en este segmento.

Mi experiencia con el Nokia Lumia 720 ha ido de más a menos y desgraciadamente se ha visto empañada por Windows Phone 8. Aunque me ha dejado muy buenas impresiones, hay fallos que deben ser cortados por la tangente inmediatamente: se echa de menos un centro de notificaciones, muchas más aplicaciones y lo más importante, que las aplicaciones que estén disponibles funcionen a la perfección. No es de recibo que Line sea una aplicación inútil estorbando y consumiéndome espacio en mi Nokia Lumia 720.

Aún así, creo que apostar por un Nokia Lumia 720 es apostar por caballo ganador, por un producto diseñado por una de las compañías con más prestigio dentro de la industria móvil y el sistema operativo de una de las compañías de software más importantes del mundo. Tanto Nokia como Microsoft hacen muy buena pareja y auguro un matrimonio muy interesante. La industria móvil es una carrera de fondo y creo que ambas compañías están sentando las bases para hacer algo grande y el Nokia Lumia 720 es un ejemplo vivo de ello.


Pros

  • Cámara
  • Fluidez
  • Diseño robusto y bien acabado

Contras

  • Windows Phone 8
  • Algunos fallos de firmware provocaron algún reboot aislado
  • Altavoz en la parte trasera

Este artículo ha sido posible gracias a tu apoyo

Gracias a nuestros socios podremos hacer más investigaciones y exclusivas con un punto de vista independiente.

Tu membresía incluye:

  • Navegar sin publicidad
  • Newsletter exclusivo
  • Ofertas y promociones

…entre otras ventajas.

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia. Si sigues navegando estás aceptando nuestra política de cookies