Telefónica México está llamado a ocupar un papel protagónico dentro de la industria de telefonía móvil en México durante este 2015, luego de un año de bastantes éxitos, tras las reformas en el mercado impuestas por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), la operadora telefónica se vio beneficiada impulsando su crecimiento, a través del prestamo de su infraestructura para la generación de distintas Operadoras Móviles Virtuales (OMV), que han modificado la dinámica actual de la oferta en materia de prepago. Siendo América Móvil (Telcel) la principal afectada, ya que tras su decreto como agente económico preponderante por parte del IFT, la compañía se ha visto obligada a cumplir con una serie de regulaciones, incluyendo el deshacerse de cerca del 20% de sus activos, para poder librarse de esa imposición que merma sus operaciones.

Durante meses se ha especulado sobre quién se adueñaría de los activos “sobrantes” de Telcel, pasando los rumores por la recién llegada AT&T y también por la segunda operadora más importante del país: Telefónica México, pero ahora se confirma que la división mexicana de esta compañía no contempla la posibilidad de adueñarse de dichos activos. De acuerdo con un reporte de Reuters, la empresa ha negado encontrarse en conversaciones con América Móvil para comprar la porción señalado, aunque no se descartó la posibilidad de una eventual negociación por parte de la matriz de la firma, ubicada en España, así lo indica el actual Presidente de Telefónica México, Francisco Gil:

UNICA, la nueva solución de virtualización de Telefónica

Prevemos una baja demanda para esos activos, especialmente ahora que compradores potenciales como AT&T tienen opciones alternativas en México. México es un lugar en el que nuestra penetración, para la inversión que hemos hecho, es francamente muy insatisfactoria y al mismo tiempo tiene un potencial muy grande.

En el país existen hoy por hoy más de 100 millones de líneas móviles activas, de las cuales cerca del 70% corresponden a América Móvil (Telcel), lo que posiciona a Telefónica México en un remoto segundo lugar, aunque las finanza de la compañía han presentado un comportamiento ejemplo, cerrando el tercer trimestre del 2014 con más 20,6 millones de usuarios móviles en México, con un promedio de crecimiento del 7% anual. Lo que deja todo abierto para un escenario amplias posibilidades para la operadora.

Telefónica México seguirá con su estrategia de impulso de Operadoras Móviles Virtuales, en razón de los acuerdos comerciales concretados durante el 2014. Será interesante ver el nuevo rumbo que adopten tras la entrada formal al mercado de AT&T, una compañía llamada a ser la competencia directa de la española.