Android Samsung

Samsung frente a uno de sus grandes problemas: inconsistencia de precios

Por 12/01/15 - 16:38

Analizamos en Celularis la situación de Samsung a la hora de vender sus smartphones, concretamente en sus inconsistencias en el precio de los mismos. ¿Descontrol o estrategia oculta?

Samsung frente a uno de sus grandes problemas: inconsistencia de precios

Hoy hemos visto el nuevo Samsung Galaxy A7, un nuevo smartphone dentro del extenso portafolio de la compañía surcoreana y que destaca por un cuerpo metálico, algo bastante inusual de ver en un smartphone Samsung, pero que poco a poco parece que se está convirtiendo en una tendencia. Sin embargo, su precio (aún no oficial) de 500 euros es lo más sorprendente de este Galaxy A7, no ya porque parece ser un precio excesivo para un smartphone que ni siquiera es el gama alta de la compañía, sino por el hecho de que podemos encontrar alternativas más baratas dentro del propio ecosistema de Samsung.

¿Esta devaluación tan acentuada podría ser perjudicial para Samsung a largo plazo?Para ello, vamos a dar varios ejemplos: a día de hoy puedes encontrar el Galaxy S4 a un precio de 300 euros, un terminal que aún es muy válido para muchos usuarios. Su sucesor, el Galaxy S5 puede ser comprado por unos 450 euros dependiendo dónde busques, con una bajada de 250 euros en menos de un año y aún sin sucesor. Finalmente, el caso más flagrante es el Galaxy Note 3, con un precio rondando entre los 400 euros, siendo un terminal excelente para muchos y con una caída de 350 euros en su precio en el plazo de poco más de un año.

¿Ven a qué nos referimos? Los productos de Samsung se devalúan rápidamente y en un tiempo relativamente corto. O siendo más concretos, Samsung es la que está permitiendo estas bajadas de precios, haciendo la antítesis de lo que hace Apple: mantener los precios de sus productos intocables durante un año, hasta que la nueva iteración de su smartphone o tablet sale al mercado, en una especie de escalón de precios, dónde lo más caro siempre será lo mejor y más novedoso, y si no te lo puedes permitir, siempre puedes buscar algo del año anterior o el anterior a éste.

Samsung Galaxy Note 3 - Samsung Galaxy Note 3 - Samsung Galaxy Note 3
El Note 3, con su precio recortado en más de un 50% con respecto al precio original.

Este caso de “lo más caro es lo mejor” no parece aplicarse a Samsung, donde, a pesar de que el Galaxy S5 o el Note 3 supera en muchos aspectos al Galaxy A7, éste último cuesta más, siguiendo una estrategia de “lo último que he sacado será lo más caro”, y a medida que pasa el tiempo Samsung va bajando los precios, indpendientemente del tipo de producto. Por ejemplo, el Galaxy A3 y el A5 se encuentra actualmente a 300 y 400 euros, respectivamente. ¿Qué motivación pueden tener los usuarios de comprar estos smartphones, cuando los gamas altas de hace poco más de 12 meses están por el mismo precio?

Los early adopters de Samsung son los que peor parados salen con esta estrategia.Quizás todo esto esté calculado por Samsung, y esta estrategia le resulte beneficiosa en ámbitos económicos, bajando el precio para así dar salida a su antiguo stock. Pero la compañía surcoreana debería pensar en dos cosas las cuales no parecen importarles demasiado: los early adopters de sus productos y el prestigio de su marca. Los primeros me parecen los más preocupantes de todo, ya que a fin de cuentas, son los fans más acérrimos de Samsung y early adopters en general los que primeros que compran sus productos, los cuales pueden perder la motivación de comprarlo si saben que tarde o temprano va a bajar un 40% o un 50% de su valor original.

El asunto del prestigio también es muy importante si quieren seguir manteniendo su posición como OEM dominante en la mayoría de mercados. Una bajada drástica del precio de sus productos puede ser visto por los inversores como una mala situación en términos de ventas de dispositivos. De hecho, Samsung ya anunció unas ventas un 40% inferiores de Galaxy S5 a las expectativas esperadas, y que quizás haya provocado la decisión de reducir su portafolio de smartphones en un 30% para este año.

Evidentemente, si esto no ha cambiado hasta la fecha y Samsung sigue donde está, no esperamos un cambio en la estrategia de Samsung, al menos a corto plazo. Pero para aquellos que estamos pendientes del mercado de smartphones sin duda nos sorprende su estrategia, y sobre todo el hecho de cómo les puede funcionar esa estrategia, ya que ningún otro OEM hace esto, al menos en la escala en la que lo hace Samsung. Ya como consejo final, lo único que les puedo decir es que si buscan un smartphone Samsung, busquen a fondo en su catálogo, y quizás encuentren un smartphone mejor al mismo precio, sólo que no será un modelo tan nuevo.

Puedes comentar sobre este y otros temas en nuestra comunidad

comentar

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia. Si sigues navegando estás aceptando nuestra política de cookies