Todos los que seáis usuarios de Windows Phone conoceréis la figura de Rudy Huyn, el desarrollador estrella de la plataforma y la persona que la ha dignificado en algunos de sus momentos más duro. Él fue quien, durante la época en la que Facebook e Instagram ninguneaban a la plataforma, trajo el mejor cliente de Instagram de cualquier plataforma, 6tag, desarrollada en tiempo récord. Tanto que, la propia Instagram le permitió seguir desarrollándola, frente a otros casos en los que hacían que las apps dejasen de funcionar. Ante la falta de un gran cliente de Dropbox, Rudy Huyn hizo lo mismo, lanzar CloudSix, que tampoco tenía nada que envidiar ya a los oficiales de Android e iOS.

En ese sentido, eran muchos los usuarios que demandaban en redes sociales que alguna empresa importante contratase a Huyn para desarrollar aplicaciones oficiales necesitadas de calidad o inexistentes. En Microsoft ya le publicitaron, y tras el acuerdo al que llegaron con Dropbox para soportar a fondo e integrarse con Office, lo cierto es que no había mejor elección. Él es un auténtico apasionado de la plataforma, y sobre todo, muy conocedor de Dropbox como plataforma por su experiencia con CloudSix. Una de las críticas a Rudy Huyn siempre había sido que abandonaba el soporte de algunas apps, lo que ahora seguramente no sucederá, pues ya tiene, a buen seguro, un fuerte apoyo económico, y sobre todo, el punto sobre el que crecer.

El caso me ha gustado especialmente, y creo que es otro claro ejemplo de que si las cosas se hacen con ilusión más allá del mero interés, se puede llegar donde se quiera. Lo que no me gustaría es que abandonara el desarrollo de las anteriores aplicaciones, o que tuviera exclusividad con Dropbox, ya que aún hay muchos servicios que necesitan desarrollos de calidad (ejem, Twitter), y él ha sido de los pocos que ha demostrado interés.