Según pasa el tiempo nos damos cuenta. Que Microsoft haya adquirido Nokia es en muchos casos una anécdota, ya que las decisiones siguen la misma dirección que llevaba por su cuenta la antigua empresa finlandesa. Como ya hemos repasado alguna vez, en 2013 el Lumia 520 lo cambió todo para la gama baja. Lo que generalmente hasta ese momento era un producto mediocre en todas las marcas, se mostró como una alternativa incluso para algunos flagships. Sin embargo, desde hace algún tiempo venimos pensando que Microsoft necesitaba un revulsivo aún mayor que el Lumia 530 o el Lumia 630 para los mercados emergentes. Y ha llegado, se llama Lumia 435, tiene una pantalla de 4″ y te lo contamos todo sobre él.

Aunque se suele mencionar al final, es importante hablar de su precio. Microsoft ha dado un precio oficial de 69€ antes de impuestos, lo que reduce el precio del Lumia 530 en 10€. Puede parecer poco, pero en economías donde los ingresos son ínfimos, 10€ marcan la diferencia. Y sobre todo, son un enorme rival para teléfonos con Android One, típicamente fijados en 100 dólares. Lo importante, es que en tan sólo dos años ya hay en el mercado un producto mejor que el Lumia 520, reduciendo su precio a la mitad, y con el gran rendimiento de Windows Phone 8.1 con la variante Denim de los Lumia.

Y es que hay que decir que el Lumia 435 no sólo es precio. Llega en cuatro colores (naranja, verde, blanco y negro) con un procesador Snapdragon 200, eso sí, en su versión dual core a 1.2 GHz, la misma que encontramos en el Moto E. Lo importante en este caso, es que frente al 530, llega con 1 GB de RAM, y ese es el verdadero punto importante para la plataforma, que necesita más de 512 MB para correr en paralelo muchas aplicaciones, y sobre todo poder ejecutar ciertos juegos no adaptados. Como cabía esperar, la resolución de su pantalla se mantiene baja, en 800×480, aunque gracias a tener una diagonal de tan sólo 4″, nos da una densidad nada desdeñable de 233 ppp, con una relación de pantalla sobre el frontal algo baja, del 59.6%. Su peso es de 131.85g y sus dimensiones de 118.1 x 64.7 x 11.7 mm.

Llega con dos cámaras, la trasera de 2 MP y la delantera VGA. Algo corto, pero no se puede pedir más por ese precio. En cuanto a batería, el Lumia 435 presenta algo parecido a a sus hermanos mayores, 1560 mAh, una cantidad con la que Microsoft afirma que podremos hablar en redes 2G durante 21 horas y casi 12 en 3G. Cuenta con 8 GB de memoria interna, ampliables con tarjeta microSD hasta 128 GB. Para los usuarios de dos SIM, hay buenas noticias, ya que el Lumia 435 llega con soporte dual SIM.

Microsoft también ha presentado el Lumia 532, algo que sorprende por la saturación que produce en su propia gama, ya que ya contamos con el Lumia 530 y el 535. Parece un producto encaminado, sobre todo a mejorar el primero trayendo también 1 GB de RAM. Desde mi punto de vista, es un producto que hace que el Lumia 530 deje de tener sentido, ya que tan sólo a costa de perder un poco de resolución (12 ppi), ganamos más memoria, un almacenamiento que pasa de 4 a 8 GB y ahora sí, cámara delantera, manteniendo 5MP en la trasera. También ganamos mucha autonomía, pasando de 13 horas de conversación del 530 a 21 del Lumia 532 gracias a sus 1560 mAh. Llega en febrero a un precio similar al que ahora tiene el Lumia 530 en España, 79€ antes de impuestos.