Hace varios días Yandex lanzó una nueva versión de su navegador web. Sino estás familiarizado con esta empresa, Yandex es una compañía de Internet rusa, y es quien opera el buscador más grande de ese país. Yandex tiene el 60% del mercado ruso, y eso básicamente lo ha convertido en el cuarto motor de búsquedas más grande del mundo. Yandex es un monstruo en Rusia, pero también es una empresa enorme y que quiere acercarse cada vez más el resto del mercado mundial.

Yandex no solo tiene un buscador, sino que ofrece un mar de servicios a la Google: correo electrónico, mapas, almacenamiento en la nube, noticias, vídeos, música, servicios de pago electrónico, etc.

Yandex Browser

yandex browser alpha

Basado en el proyecto open source Chromium, Yandex es el navegador creado por la empresa, que además integra el antivirus Kapersky, y utiliza la tecnología turbo de Opera para poder navegar mejor con conexiones muy lentas. Yandex es muy joven, apenas fue lanzado en octubre de 2012, pero funciona en varias plataformas: Windows, OS X, Android, iOS, y una versión para Linux está en desarrollo.

Esta nueva versión de Yandex es un experimento interesante que busca cambiar el estilo ya regla en los navegadores web, y propone una interfaz bastante diferente y ultra minimalista. Estéticamente luce muy bien. No organiza las pestañas en la parte superior como nos tienen acostumbrados todos los demás, sino que las separa en una barra inferior como si se tratase de aplicaciones independientes, y es precisamente esto lo que hace el navegador en el fondo: tratar a cada web como un elemento individual, como una webapp separada.

yandex browser alpha

Esta alpha de Yandex también cuenta con muchas opciones de personalización, y una especie de dashboard (llamada smartbox) desde donde puedes hacer búsquedas, revisar los últimos sitios visitados, añadir favoritos, y mirar las URLs de las webs que miras. Para ahorrar espacio y ser lo más prolijo posible, Yandex tampoco muestra las direcciones en una barra, pero puedes mirarlas en cualquier momento presionando la barra superior. Yandex soporta extensiones de Chrome, que puedes instalar directamente desde la Chrome Web Store. El problema con esto es que no todas funcionan bien, o siquiera funcionan, y no hay manera de conseguirlas por ningún lado salvo que escribas el atajo desde el cajón inteligente. Y, la mayoría hacen al navegador dejar de funcionar por completo.

yandex dejó de funcionar

Lo malo

Para alguien que suele recomendar aplicaciones basándose en si lucen bien o no, aunque Yandex se ve muy, muy bonito y minimalista, simplemente no me inspira confianza como para usarlo por más tiempo del que requirió de investigación este post. Al igual que pasa con Google, usar el navegador de una empresa de estas, es poner tu información en sus manos. Además de esto, Yandex tiene un comportamiento que simplemente no me gusta.

Insiste en ser navegador por defecto, ya se que esto no es un pecado, todos los demás navegadores lo hacen, pero Yandex de una vez te pide que le dejemos analizar nuestro historial de navegación. Además de esto, sin que nadie le de permisos y sin siquiera una advertencia, Yandex analiza los datos de mis demás navegadores e importa los marcadores. Tal vez a algunos les parezca fabuloso y muy inteligente de parte del programa, pero es una clara violación a la privacidad del usuario.

También probé la versión estable de Yandex (sin interfaz minimalista ni nada) y cuando intenté desinstalarla terminé enterandome de que sigue ejecutándose en el fondo sin que el usuario tenga ni idea. Tuve que detener manualmente el programa desde el administrador de tareas incansablemente para lograr desinstalar esta cosa. Esto no paso con la nueva alpha, pero sigue siendo preocupante ya que simplemente son diferentes versiones de un mismo programa.

yandex come memoria

Además de todos estos detallitos, Yandex comete un pecado mortal de rendimiento: consume más memoria que Chrome, incluso con menos pestañas abiertas. No pude más que quedar sorprendida del mal rendimiento de Yandex, que con menos pestañas abiertas que Google Chrome (que todos sabemos come RAM como un monstruo) estaba gastando más memoria y ponía a trabajar más duro a mi procesador. Nada optimo.

En conclusión, Yandex es un navegador conceptual que lo único que tiene que ofrecer es una interfaz interesante a la que mucha gente no se acostumbraría fácilmente. Simplemente no me parece una buena opción, especialmente si nos interesa nuestra privacidad. Es un experimento más que interesante, sin contar que combina cosas buenas de Chromiun y de Opera en un mismo sitio, pero no es una alternativa que ofrezca ventajas sobre elegir el mismo Chrome. Y mucho menos si nos preocupan nuestros datos, para eso tenemos Firefox.