Este 2014 Tierra del Fuego ha sido una de las regiones más controvertidas para la industria de la manufactura de telefonía móvil, luego de un 2013 lleno de rumores, que llegaron incluso a asegurar la producción de nuevos terminales iPhone en esta zona, y un 2014 que se recibió con altas expectativas, tras la creación de los Joy Smartphone y la confirmación de grandes firmas como Samsung y Motorola, con sus planes para el desarrollo y producción de terminales de última generación en Tierra del Fuego, la realidad es que el cierre de año ha sido muy distante a lo proyectado, ya que las labores de producción y ensamblaje de teléfonos inteligentes en esta región han ido a la baja, presentando a su cierre anual una situación todavía más negativa que la del 2013.

De acuerdo con un reporte reciente de InfoBae, la producción de teléfonos inteligentes en Tierra del Fuego se ha visto mermada principalmente por las gestiones económicas regulatorias ejecutadas por el gobierno federal en la adquisición de dólares, situación que ha condicionado y fracturado la capacidad y flujos de producción de las empresas de la región, ya que no pueden obtener los dólares con los que deben pagar las piezas que se usan para producir los teléfonos en la isla, así lo confirma de manera anónima uno de los ejecutivos afectados:

Nosotros entendemos que el país necesita dólares; pero también necesitamos que el Gobierno nos entienda a nosotros. Para la producción general en la isla tenemos una línea de crédito con los fabricantes chinos y coreanos de $1.200 millones de dólares, pero si no pagamos y sumamos deuda, eso se cae.

70-por-ciento-Argentina-aún-es-territorio-2G-celulares-smartphones

Entre 2013 y 2014 la producción de smartphones ha caído un 43% Según señala el reporte, aunque los teléfonos inteligentes son vendidos localmente en pesos, los componentes con los que se producen se pagan en dólares, y ante la mesura del Gobierno en la adquisición de esta divisa, el ritmo de producción de las compañías en Tierra del Fuego se han visto seriamente afectadas. Esta situación, sumada a los demás factores nacionales, como el aumento de costos, salarios y alquileres, la falta de actualización de los ingresos y el bajo stock de smartphones, ha provocado que la industria de telefonía móvil en la Argentina caiga entre 20 y 25%. Tras su punto culmen en 2012, con la producción de 13,9 millones de unidades, Tierra del Fuego cerrará 2014 con un total de 2,3 millones de celulares, prácitamente la mitad de lo realizado durante el mismo periodo del año anterior, con 4,1 millones de unidades, un 43% menos, y la situación, de acuerdo con los propios ejecutivos de la región, no apunta para mejorar.

El escenario planteado urge a una intervención inmediata de las instancias gubernamentales, el mercado de la telefonía celular ha realizado avances importantes en otros aspectos, como la liberación de la Red 4G LTE, pero es necesario cuidar otros flancos que eviten el colapso de la industria móvil en la Argentina.