Recientemente hemos repasado ciertos detalles de lo que podría llegar con el nuevo Sony Xperia Z4, y como ocurre desde el Sony Xperia Z1, parece que la compañía asiática montaría lo último disponible en el mercado, ya que aunque al principio se rumoreó que el SoC del Xperia Z4 sería el Snapdragon 805 de Qualcomm, las últimas informaciones indican que el elegido finalmente sería el Snapdragon 810, que supone un gran salto a una nueva generación: 20 nm y 64-Bits.

Gracias a GSMArena hemos conocido que el «hackeo» de datos que ha sufrido Sony ha trascendido al terreno de su división de teléfonos móviles debido a que Sony quiere promocionarlo en la nueva película de James Bond. El resultado de todo ello es una serie de imágenes que muestran de manera esquemática y a modo de mockup cómo probablemente acabe siendo el Sony Xperia Z4:

Como vemos en el mockup, el diseño del Sony Xperia Z4 guarda relación con lo que hemos visto hasta ahora en la gama desde 2013 en Xperia Z, ZL, Z1, Z1 Compact, Z2, Z3 y Z3 Compact. Más allá de valorar su diseño, que aunque más redondeado empieza a resultar algo demasiado repetitivo, y hacer el típico repaso a modo de valoración de las especificaciones, me parece importante hacerlo de lo que creo que sería realmente importante que éste Sony Xperia Z4 incorporase.

2015, el año del producto redondo para Sony

Xperia Z3

Cuando pienso en la marca fabricante que ha experimentado más evolución desde los inicios de Android en 2008, mis sensaciones se encaminan hacia Sony. Y es que tras cambiar su nombre eliminando el apellido «Ericsson», la compañía alcanzó el fin de su adolescencia. Pero ello no supone haber alcanzado aún la excelencia. Desde mi punto de vista, a Sony ya no le hace falta incorporar un hardware superior al resto en números para ser mejor.

Cada semestre Sony se acerca a más a su objetivo, pero necesita ir un paso más alláLo que la compañía japonesa necesita con el Sony Xperia Z4 es refinar al máximo la calidad de sus componentes y el uso que el software hace de ellos. Por ejemplo, desde aquí aplaudimos la decisión de no incorporar un panel QHD en el Z3 y sí hacerlo de 1080p. Pero un panel no es sólo resolución, y el del Z3 sigue por detrás de las marcas referentes en IPS, Apple, HTC, y en menor medida LG. Esto no quiere decir que el panel sea malo, pero simplemente no está entre los mejores. Lo mismo ocurre con las cámaras. Sony lleva desde el Xperia Z1 anunciando su cámara como la mejor del mercado, y producto tras producto descubrimos que no es cierto, errando sobre todo por el procesado fotográfico.

Terminal tras terminal la mejora es evidente y palpable. Por ello el Sony Xperia Z4 debe ser el producto que consiga que Sony esté donde le corresponde como marca histórica. Pienso que se encuentran bastante cerca, y no es difícil que lleguen a enamorar, como de hecho hacen con su apuesta «Compact». Una vez Sony ofrezca una mejor calidad en software y hardware, el siguiente paso será rediseñar el aspecto externo. Yendo paso a paso. Esperamos ver lo último en el CES de Las Vegas. Esperamos encontrar allí, al fin, un producto redondo, y quien sabe si un cambio en el modelo de dos flagships por año.