Huawei se ha distinguido este año 2014 por ser una de las compañías que más ha buscado establecer una estrategia firme y agresiva para penetrar en el mercado de smartphones dentro de los países más importantes de América Latina. El caso de México, con una inversión de más de 320 millones de dólares durante 2014, es uno de los ejemplos más claros, y todo apunta a que el próximo 2015 la compañía asiática buscará emular este movimiento pero ahora en territorio argentino para lograr impulsar y posicionar su línea de teléfonos inteligentes dentro del mercado nacional, una labor que podría parecer complicada, por el momento actual que vive la industria, con la transición hacia redes de cuarta generación, aunque en realidad la compañía tiene las cartas para lograr su meta.

portabilidad numérica

El Huawei Ascend P6 vendió 4 millones de unidades en el mundo. Hoy por hoy Huawei ocupa el tercer lugar a nivel mundial como proveedor de smartphones, gracias a su presencia en otros territorios distintos a América Latina, y en Argentina comienza a hacerse notar, de acuerdo con los chicos de Media Telecom, la empresa ha cerrado el 2014 con un crecimiento del 51% en la región, teniendo como modelo insignia el Ascend P6, a la par que ha firmado una alianza con Newsan, para la producción y distribución de terminales en el país, incluyendo proyectos de exportación a la región en el mediano plazo, con lo se fijan la meta de vender durante 2015 un millón de unidades, superando el récord de 320 mil equipo ensamblados y distribuidos en territorio nacional durante 2014.

George Zhang, gerente de Terminales de Huawei Argentina, confirmó al mismo medio que en el trayecto del próximo año impulsarán el logro de su meta con el lanzamiento al mercado del Huawei Ascend Mate 7, así como el P8 y el G620S, dispositivos diseñados para cada gama del sector de precios, y cuyas especificaciones ya han gozado de la aceptación de los usuarios en los territorios donde se ha comercializado.

Huavwei vive uno de sus mejores momentos dentro de la Argentina, tanto en el ramo de smartphones como servicios de infraestructura para telecomunicaciones, contando incluso con oficinas regionales en Buenos Aires, de modo que sus metas no suenan improbables.