Como todos sabemos, desde los inicios de Samsung en lo que podemos considerar su era de esplendor en smartphones ha habido varios puntos que siempre le han mantenido en los más alto, y en cierto modo, le ha dado personalidad como empresa. En su linea Galaxy S y Galaxy Note, resaltaría por encima de todo, el uso de pantallas SuperAMOLED. Lo cierto es que entre 2009 y 2010 la tecnología LCD en terminales móviles aún no había alcanzado ni siquiera un nivel aceptable, y Samsung dio algunas lecciones en aspectos como la perfección de los negros.

Pero la tecnología SuperAMOLED y su fabricante, la propia Samsung, también se caracterizaron desde el comienzo por la polémica. Y recientemente han recibido acusaciones de un empleado de la compañía de usar pantallas SuperAMOLED recicladas en algunos smartphones, según ha informado Phonearena. Y claro, en Corea se ha levantado un gran revuelo, hasta el punto de que la propia Samsung ha tenido que emitir un comunicado:

«Existe el rumor de que hemos usado pantallas SuperAMOLED recicladas en nuestros smartphones, pero eso no es para nada cierto. No hemos usado pantallas SuperAMOLED recicladas en procesos de producción, aunque algunos paneles reciclados sí han sido usados en servicios de garantía pagada»

Es decir, que según Samsung sí que se da un uso de pantallas SuperAMOLED recicladas, pero se trata de paneles destinados a la reparación de pantallas que hayan sufrido altercados, y según ellos el usuario siempre es conocedor de la circunstancia, pudiendo elegir entre paneles totalmente nuevos que son más caros, o rebajar un poco el precio de la reparación con pantallas SuperAMOLED recicladas. La acusación se hizo con el siguiente vídeo, pero Samsung ha afirmado que el empleado no pertenece a la empresa: