Odio Flash. Es lento hasta en los equipos más modernos e incluso en las webs más sencillas consume una cantidad exagerada de batería. Este es uno de los motivos por los que primero no tengo el software de Adobe instalado en el ordenador y segundo uso Safari en vez de Chrome. Para mi no es cuestión de cual es más rápido o avanzado, es cuestión de cual es el más eficiente y se integra mejor con el software de mi ordenador, y en eso Safari le da un buen repaso al navegador de Google.

Flash es lento y se «bebe» la batería de los portátilesSin embargo, pese a mi odio por está tecnología, hay webs y servicios que parece que no conocen el HTML5 y siguen usando Flash. Ante esta situación solo nos queda o bajarse los pantalones y pasar por el aro de usar Flash o quedarnos sin ver la web. Para no tener que andar instalando y desinstalando Flash cada vez que se presenta una situación del estilo acabo usando de forma momentantea Chrome. De manera que cuando se presenta una de estas webs jurásicas solo tengo que copiar la URL en Safari y pegarla en el otro navegador.

Pero son demasiados pasos para algo que idílicamente debería ser instantáneo (o directamente no suceder): Click en la barra de direcciones, click derecho > copiar, ir al Launchpad, abrir Chrome, click en la barra de direcciones, click derecho > pegar y abrir. Si tienes un día malo en el que das con demasiadas webs con Flash acabas totalmente aburrido. Para ello he recurrido a dos de mis aplicaciones de automatización preferidas y he creado un flujo de trabajo que se encarga de todo por mi.

Abrir en Chrome con Alfred

achrome-1
CMD+Espacio > AC. Esas son todas las teclas que tengo que pulsar para que Alfred ejecute este flujo de trabajo y abra inmediatamente en Chrome la pestaña que estoy viendo en Safari. El proceso no puede ser más sencillo, aunque los engranajes que lo hacen posible son algo complejos: está basado en Javascript.

Aún así, no es necesario que conozcáis el lenguaje para utilizarlo, puesto que desde el enlace del párrafo anterior lo podéis descargar e instalar sin tener que tocar una línea de código. Si no os sentís a gusto con la frase que lanza este pequeño truco; AC (diminutivo de A Chrome), podéis modificarlo y poner el que más os guste. Lo que si que vais a necesitar es haber adquirido el Powerpack de Alfred, puesto que sin él no podréis ejecutar este tipo de flujos de trabajo.

Abrir en Chrome con Keyboard Maestro

achrome-3
En el caso de Keyboard Maestro solo tenemos que pulsar una combinación de teclas para que esta macro se encargue de abrir en Chrome la web que nosotros queramos. En mi caso me he decantado por ctrl+alt+cmd+C aunque podemos modificarlo y elegir el que más nos convenga. Cómo podéis observar en la imagen este pequeño truco no requiere ningún tipo de código para su funcionamiento, con las opciones de KM nos basta.

achrome-2
La macro podría ser mucho más sencilla, pero siguiendo el ejemplo de Federico Viticci me he dado cuenta de que con un par de toques extra el resultado es más profesional. A diferencia del workflow de Alfred, esta macro no se ejecuta si Safari no es la ventana principal (y que está en uso). Además, cuando se da el caso nos envía una notificación para indicarnos porqué no se ha ejecutado dicha macro.

Este pequeño truco no va a cambiar de forma radical la forma en la que entendemos y usamos nuestro ordenador, pero si va a hacer más placenteras todas esas horas que pasamos delante de nuestro Mac navegando por la red. Si aun no contáis con una licencia de Keyboard Maestro podéis haceros con una por $29. En el caso de que no contéis con el PowerPack de Alfred podéis comprarlo en su web por £17.