Pese a ser una OMV de un tamaño relativamente reducido, todo lo que ocurre en España con respecto a Pepephone siempre es noticia. Con la persecución de poder ofrecer 4G a sus clientes protagonizó un auténtico culebrón dejando la red de Vodafone y aliándose con Yoigo. Como sabemos, aquello no acabó bien, y finalmente anunciaron que antes de final de año operarían bajo la red de Movistar, algo que revolucionó el mercado español de telecomunicaciones. Sin embargo, la bomba puede ser mucho mayor, ya que tal y como informa Expansión, Pepephone y Movistar se estarían planteando llegar al mercado latinoamericano como aliados, de la misma manera que han hecho en España.

Y es que como sabemos, América Latina aún es un mercado potencialmente poco desarrollado en lo que a telecomunicaciones se refiere, contando además con una presencia de OMVs bastante limitada, por lo que hay mucho espacio para que grandes compañías se hagan con un buen trozo del pastel. En el caso de Teléfonica, su expansión al modelo de bajo coste fuera de España comenzó con la exportación de su OMV, Tuenti, a México primero, y a Perú y Argentina más tarde.

Pepephone puede exportar lo mejor que tiene: su imagen Con esta alianza, Pepephone y Movistar se beneficiarían mutuamente. En primer lugar, el operador de los lunares llegaría al continente americano sin tener que hacer un gran desembolso y pudiendo ampliar enormemente su cuota, que en España se ha estancado debido a las medidas de convergencia de la propia Teléfonica, Ono o Jazztel. Movistar, por su parte vendería su red a un operador cuya imagen en España es inmejorable, y como sabemos, cuando el servicio es bueno y económico, las probabilidades de triunfan se incrementan. Lograr exportar eso sería el mayor activo de Pepephone.

Según cuentan en Expansión, el primer país al que llegaría esta alianza de Pepephone y Movistar sería México, siguiendo los pasos del camino de Tuenti MX. Y es que la nueva regulación que allí se aprobó hace que el mercado esté en un punto muy atractivo para el crecimiento, ya que las medidas de preponderancia del IFT harán disminuir el tamaño y la cuota de mercado de gigantes como Telcel.