Decir que iOS y Android son los dos sistemas operativos moviles más utilizados a nivel mundial no debería ser una sorpresa para nadie. Dependiendo del país en el que mires datos sobre estadísticas de uso en sistemas operativos, siempre encontrarás una constante: ya sea Android o iOS, uno de los dos se encontrará en primera posición mientras que el otro estará en una segunda posición o, en algunos casos, en una tercera posición (gracias a la existencia de Windows Phone en este caso). Y hoy vemos una prueba más, en forma de imagen, a la verdad incontestable de que, si bien no son invencibles, iOS y Android van a ser excepcionalmente difíciles de tumbar.

smartphone_market

Concretamente, se trata de una gráfica comparativa del portal Statista.com y que compara los sistemas operativos en dos gráficas: el porcentaje de mercado a nivel global durante 2014 basado en el número de envíos, y el mismo porcentaje en 2014 basado en la cantidad de beneficios obtenidos, y la verdad es arrolladora, aunque no sorprendente: Android domina el mercado mundial con un 82.3% de los envíos, mientras que iOS se queda solamente con un 13.8%, y dejando el resto de las migajas para el resto de sistemas operativos. Sin embargo, en términos de beneficios, iOS consigue un 30.4% de beneficios totales del mercado, mientras que Android se queda “sólo” con un 66.6% de los mismos.

Aquí hay varias ideas que me gustaría dejar plasmadas, por lo que iremos por partes. Empezaremos por Android. Su dominio del mercado es abismal, algo que tardaremos mucho en ver repetido y, sin embargo, gana en beneficios únicamente por puro músculo, y a pesar vender casi 8 veces más smartphones que dispositivos con iOS, solamente gana poco más del doble en beneficios. ¿Por qué? Una lectura simplista sería que Apple consigue sacar más provecho y más dinero por cada smartphone que vende, pero no nos quedemos ahí. También implica que la gama alta en Android, que es dónde se encuentra el mayor beneficio por smartphone, no es nada comparada con la gama media y baja.

Note 4

¿Es esto malo para Android? Depende del cristal con que se mire. Para Google no es malo desde luego, ya que lo único que le interesa es que su sistema operativo llegue al mayor número de usuarios posible, sin importar en qué clase de smartphone sea. Para los fabricantes evidentemente es más malo, ya que deben repartir ese 66.6% de beneficios entre todos los que fabrican con Android: Samsung, Sony, LG, HTC… y la lista sigue. Por tanto, la única alternativa que les queda es inundar el mercado (especialmente en gama media y baja) con smartphones, algo que ya hemos visto como una opción no válida.

Pasemos ahora a la situación de Apple. A pesar de que en numerosos mercados es superado en cuota de mercado por Windows Phone, España incluida, cuenta con 30.4% de beneficios para ella sola. Esto se debe principalmente a que sus smartphones actuales, el iPhone 6 y iPhone 6 Plus, cuentan con un precio que comienza en los 700, y que aumentará dependiendo del modelo y capacidad del almacenaje. Esto les asegura que, aunque menos smartphones sean vendidos comparando con Android, saquen mayor tajada por cada iPhone que vendan.

iPhone 6 26

A Apple, como empresa de hardware, esto es lo que más les interesa: sacar el máximo beneficio posible. Podrían buscar un aumento de smartphones totales vendidos bajando precios o licenciando a otros fabricantes, pero así no es cómo opera Apple. Con esto no estamos diciendo que el modelo de Apple sea el correcto, sino que es un modelo distinto al planteado por Google y Android, y de hecho éste último modelo sigue siendo rentable, tanto para fabricantes, como para la propia Google, que licencia Android de forma gratuita (bajo ciertas condiciones para los fabricantes implicados).

Y por último, comentaremos sobre el resto de fabricantes: Windows Phone, Firefox OS y BlackBerry, entre otros. Esta situación actual les perjudica sobremanera, principalmente porque no consiguen vender su producto. Ya lo dijo ayer Huawei: “Windows Phone no es rentable”, algo que tanto Microsoft como el resto de compañías deberían tomar en consideración. iOS y Android están una posición ventajosa, pero quizás esto no sea para siempre. Lo que está claro es que si no hacen nada, las cosas seguirán como están durante mucho tiempo.